4 escandalosos divorcios de hombres rusos increíblemente ricos

Cuando el amor se vuelve amargo, el dinero habla...

1. Farjad Ajmédov. El mayor acuerdo de divorcio visto en el Reino Unido

El empresario ruso de origen azerí Farjad Ajmédov formó parte de uno de los más importantes (económicamente) casos de divorcio de la historia. Hace dos años, un tribunal británico concedió 453 millones de libras esterlinas (el 41,5% de la fortuna de Ajmédov) a su exesposa, Tatiana Ajmédova. Esta cantidad se dictaminó sobre la base de su “contribución igualitaria al bienestar de la familia”. El empresario comparó la sentencia británica con “papel higiénico” y apeló.

Hasta ahora los resultados han sido desiguales para el multimillonario. Se dirigió a los tribunales rusos en un intento de probar que se había divorciado de su esposa ya en el año 2000, pero el tribunal no falló a su favor. Por otro lado, un tribunal de Dubái (la batalla legal se está librando por todo el mundo) levantó recientemente una orden de inmovilización del superyate del acaudalado empresario, ejecutada por el tribunal del Reino Unido. Ajmédov puede navegar de nuevo en Luna, que supuestamente compró por 360 millones de dólares a otro magnate ruso, Román Abramóvich.

Según Forbes, Ajmédov (con una fortuna de 1.300 millones de dólares) es el 67º empresario ruso más rico.

2. Dmitri Ribolóvlev. Una suma gigantesca concedida por un tribunal suizo

El oligarca ruso Dmitri Ribolóvlev, la decimoctava persona más rica de Rusia, también estuvo a punto de perder al menos la mitad de su fortuna mientras se enfrentaba a su divorcio. Famoso por su fichaje por el club de fútbol de Mónaco y de infausta memoria por haber sido acusado de corrupción, el proceso legal de su ruptura duró siete años. Su exesposa Elena solicitó el divorcio en 2008. Dos años más tarde, un tribunal suizo congeló los activos de Ribolóvlev y en 2014 le asestó un duro golpe al otorgar a Elena la mitad de la fortuna de su exmarido, que ascendía a 4.500 millones de dólares. Como era de esperar, esta se habría convertido en la riña de amantes más cara del mundo.

Sin embargo, los suizos recapacitaron y sólo condenaron al oligarca que pagara a su antigua amante 604 millones de dólares. En 2015 llegaron a un acuerdo extrajudicial, cuyos detalles no se hicieron públicos. Al año siguiente, la edición rusa de Forbes incluyó a Elena Ribolóvleva entre los 200 empresarios rusos más ricos, ocupando el puesto 142 con 600 millones de dólares.

3. Vladislav Doronin. Naomi Campbell se plató en su camino

El matrimonio del magnate inmobiliario Vladislav Doronin y Ekaterina duró 21 años. Se divorciaron en 2009 cuando el hombre de negocios, cuya fortuna se estimó en 2011 en 6.700 millones de dólares, comenzó a salir con la supermodelo Naomi Campbell. Llegó a un acuerdo con Ekaterina y, según los informes de los medios de comunicación, esta recibió 10 millones de dólares.

El romance con Campbell duró cinco años. Después de separarse de la supermodelo, Doronin le dejó una mansión en los suburbios de élite de Moscú. Parece una nave espacial y tiene una torre de 22 metros de altura. Más tarde, salió con la modelo rusa Kristina Románova, a la que supuestamente regaló un enorme anillo de compromiso.

4. Rustam Tariko. Sorprendente veredicto de un tribunal

El segundo mayor productor de vodka del mundo, Rustam Tariko, tuvo más suerte en la corte que el anterior. Tatiana Ósipova no estaba casada con el empresario, pero la pareja tuvo dos hijos en los seis años que pasaron juntos. Cuando Ósipova y Tariko se separaron, ella presentó una demanda judicial exigiendo una pensión alimenticia equivalente a un tercio de la fortuna estimada de su pareja, 1.800 millones de dólares.

Tariko desafió a Ósipova y el tribunal ruso se puso del lado del padre. Dictaminó que los niños debían quedarse con el hombre de negocios. También estipuló que es Ósipova quien debe pagar la pensión alimenticia. Sin embargo, al final Ósipova y Tariko llegaron a un acuerdo, cuyos detalles siguen sin conocerse.

Pincha aquí para leer sobre otros divorcios controvertidos de oligarcas rusos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies