¿Cuánto dinero ganan los oligarcas rusos con los clubes de fútbol occidentales?

Reuters
El multimillonario ruso Alisher Usmánov vende su participación en el Arsenal, aunque sus inversiones le han reportado grandes beneficios. Repasamos los oligarcas rusos que más invierten en las ligas de fútbol.

Alisher Usmánov y el Arsenal

El Arsenal es uno de los clubes de fútbol, de propiedad rusa, más rentables. Sus recientes resultados financieros son impresionantes. En la temporada 2016-2017 los ingresos ascendieron a 558 millones de dólares (casi 23 millones de dólares más que el año anterior). Las ganancias brutas fueron de 57 millones de dólares, según los datos financieros del club. Actualmente ocupa el 6º lugar en la “Deloitte's Football Money League” (Liga de Fútbol Monetaria de Deloitte).

Quizá no fue una decisión fácil para Usmánov vender su participación en el club, sobre todo teniendo en cuenta que hace tan sólo dos años la había duplicado, hasta adquirir el 30,04% de la propiedad. Aunque tampoco es que haya compadecerse mucho, y es que está a punto de ganar 703 millones de dólares con la venta de sus acciones. Según Bloomberg, con esta venta Usmánov pone fin a una disputa sobre la gestión del club con otro magnate, el estadounidense Stan Kroenke, el mayor accionista del Arsenal. En los últimos años, Kroenke había rechazado varias ofertas de Usmánov para hacerse con su participación, que era del 67%. Ahora será dueño de casi el 100% de las acciones de Arsenal.

Dmitri Ribolóvlev y el AS Monaco

El oligarca ruso Dmitri Ribolóvlev es propietario del AS Monaco, club que parece estar funcionando bastante bien tanto financiera como deportivamente. Ribolóvlev hizo su fortuna vendiendo fertilizantes de potasio y compró el AS Monaco hace unos años. Lo hizo campeón de la liga francesa. Un logro notable, sobre todo debido a los infortunios por los que pasaba el club.

Además, como decíamos, las cosas han ido bien en el aspecto financiero. Aunque no haya muchos datos públicos sobre los beneficios y las pérdidas del club, es bien sabido que en los últimos años el club ha ganado mucho con la venta de jugadores. El propio Ribolóvlev admitió: “El AS Monaco vive de la venta de jugadores”.

Ahí está el ejemplo de Anthony Martial. El AS Monaco lo fichó del Olympique de Lyon por 2,5 millones de dólares. Lo vendieron al Manchester United por 70 millones de dólares. El club sacó aún más dinero con Kylian Mbappe, que pasó del AS Monaco al PSG por 206 millones de dólares, lo que lo convierte en el segundo jugador más caro del mundo.

Se ha dicho que en la temporada 2016-17 el club podría haber ganado hasta 400 millones de dólares con la venta de jugadores. La estrategia de Ribolóvlev parece funcionar: el equipo está jugando bien y, al mismo tiempo, obteniendo enormes beneficios.

Román Abramóvich y el Chelsea

El Chelsea de Abramóvich no puede presumir de los mismos resultados financieros que los dos equipos anteriores. En la temporada 2016-2017 el equipo londinense tuvo 18 millones de dólares en pérdidas. Sin embargo, parece que el club ha logrado sobreponerse a estas pérdidas operativas, ya que anunció ganancias de 19,5 millones de dólares. El dinero proviene de la venta de jugadores. La facturación del Chelsea asciende a 493 millones de dólares.

Si nos fijamos estrictamente en los resultados en el campo, el Chelsea es bastante fuerte. Fue campeón de la Premier League inglesa en la temporada 2016-2017. Se calcula que, desde que lo adquirió en 2003,  Abramóvich ha invertido 1.500 millones de dólares en el club. Debido a la escala de las inversiones, resulta difícil juzgar lo rentables que han sido estas inversiones.

Maxim Diomin y el Bournemouth

Este equipo de la Premier League no está entre los 20 clubes más ricos, según la clasificación de Deloitte. Sin embargo, en la temporada 2016-2017 obtuvo unos beneficios de 19 millones de dólares, lo que supone el triple que el año anterior. Estos beneficios igualan a los del Chelsea. Gracias a sus 139 millones de dólares de ingresos, es el 11º equipo de la liga inglesa en lo que a facturación se refiere.

El Bournemouth es otro equipo con notables inversiones rusas. El empresario Maxim Diomin, un magnate de las industrias petrolera y bancaria, posee el 75% de las acciones. Diomin se mudó al Reino Unido hace varios años, compró el Bournemouth y vio su  exitoso ascenso, en pocos años, desde lo más bajo del fútbol británico hasta la Premier League.

Si quieres saber quiénes son los empresarios más ricos de Rusia, lee este artículo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies