¿Estás preparado físicamente para convertirte en cosmonauta?

I. Snegiriov/Sputnik
Las condiciones extremas requieren una preparación extrema. Hemos hablamos con el instructor sénior que prepara a los cosmonautas para sus vuelos. Nos ha contado qué se necesita para estar en forma para el espacio.

La historia de los primeros procesos de selección de cosmonautas demostró que los superhombres existen (y no sólo en las películas). En los años 50 y 60 el espacio era una zona peligrosa y desconocida para los humanos. Los pilotos de prueba soviéticos tuvieron que pasar por un infierno para demostrar que los humanos pueden sobrevivir en condiciones extremas.

Hoy sabemos más sobre los efectos de los vuelos espaciales en el cuerpo humano y las exigencias no son tan altas como en el pasado. Los principales requisitos para la salud física de los candidatos son los mismos que para los deportistas olímpicos: resistencia, fuerza, velocidad y agilidad.

El cuerpo de los cosmonautas modernos debe ser resistente a los factores adversos en vuelos espaciales, como la sobrecarga, la ingravidez, la hipoxia o los desórdenes vestibulares (como el vértigo). También deben ser capaces de mantener una buena forma física mientras flotan, para prevenir los aspectos negativos de los factores de la larga estancia condiciones de ingravidez (hipokinesia, hipodinamia, microgravedad). Y existen máquinas especiales de ejercicios en vuelo diseñadas especialmente para esto.

Pero, ¿qué repercusión tiene todo esto para la gente común? ¿Puede cualquier persona prepararse para el espacio?

A continuación, Alexánder Serdiuk, el profesor-entrenador sénior del departamento de preparación física de cosmonautas, enumera los ejercicios a superar con éxito para pasar la primera fase de selección.

Nota: las normas que se indican a continuación se aplican a candidatos con edades comprendidas entre los 30 y los 35 años.

1. La prueba de Romberg muestra la capacidad neurológica de un individuo para mantener el equilibrio. Se pide a los candidatos que se pongan de pie con los pies juntos, con los ojos cerrados durante 40 segundos. El equilibrio proviene de la combinación de varios sistemas neurológicos, a saber, propiocepción, entrada vestibular y visión. Si dos de estos sistemas funcionan, la persona ya debe ser capaz de mostrar un buen grado de equilibrio. La clave del examen es que se le priva de la visión. Esto deja sólo dos de los tres sistemas en funcionamiento, por lo que, si hay un trastorno vestibular o un trastorno sensorial, el candidato perderá el equilibrio mucho más rápido.

2. Dominadas. 10 veces

3. Ejercicios en el trampolín. 90, 180 y 360 grados de giro

4. Prueba de 20 metros ida y vuelta. Correr 10 metros 10 veces en 27 segundos

5. Ergometría en bicicleta manual (la misma que en la Estación Espacial Internacional). Esto ayuda a evaluar cómo funciona tu sistema cardiorrespiratorio. Acelera o propulsa las ruedas con las manos en lugar de con las piernas.

6. Correr 1 km en 3 minutos y 30 segundos

7. Permanecer en la postura del ángel sobre una barra durante 25 segundos

8. Saltos de longitud de 2,10 metros

9. Correr en la cinta BD-2 (la misma que en la Estación Espacial Internacional). Al hacer este ejercicio, se probará cómo funciona tu sistema cardiorrespiratorio

10. Tirarse en picado desde 3 metros de altura. La prueba sirve para comprobar el control total de cuerpo y mente. El candidato se pone de pie en el borde del trampolín y tiene que caer sin doblar ninguna parte del cuerpo para entrar en el agua de cabeza. Si se dobla un poco, otra parte del cuerpo podrá entrar en contacto antes con el agua.

11. Bucear a pulmón 20 metros

12. Nadar 800 metros en 21 minutos

Si tienes dificultades para cumplir con estos estándares, no te asustes. La próxima ronda de selección para el equipo de cosmonautas será en 2-3 años, así que tienes tiempo suficiente para mejorar tu condición física.

¿Quieres saber por qué todos los astronautas estudian ruso? Pincha aquí y te lo contaremos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies