Cómo sobrevivir el invierno de Rusia (y no morir congelado)

Reuters
El invierno del país puede ser increíblemente duro, especialmente en lugares como Siberia. Incluso el verano de este año fue eclipsado por la lluvia (y algo de nieve), por lo que debe estar preparado. Russia Beyond te ayuda con algunos consejos vitales para sobrellevar los meses fríos y oscuros. No te preocupes, no es todo una condena a la oscuridad

Una broma popular sobre la actitud de los extranjeros hacia el clima de Rusia es la siguiente: un estudiante en Rusia escribe una carta a sus parientes: "Durante el 'invierno verde' todo fue más o menos bien, pero cuando comenzó el blanco, las cosas se pusieron realmente difíciles…"

Por supuesto, eso no significa que en Rusia te mueres de frío los 365 días del año. El clima depende en gran medida de la región en la que te encuentres. Por ejemplo, en Sochi (1.600 km al sur de Moscú), incluso en febrero, la temperatura promedio rara vez desciende por debajo de los -6°C.

Sin embargo, si te encuentras en un lugar como Yakutsk (8.300 km al este de Moscú), donde el clima es mucho más severo, espera enfrentarte a temperaturas tan bajas como -33°C en el mes de febrero. Pero no te preocupes, incluso los lugares donde hace frío para congelar el infierno pueden ser divertidos de visitar. Solo necesitas estar preparado.

1. Vístete con ropa calentita

"Vaya, gracias, Sherlock - no hubiera pensado jamás en eso". Bueno, no es ciencia espacial, pero lo primero es lo primero: para combatir el frío debes mantenerte caliente, especialmente si vienes de un país donde la gente no está acostumbrada al Padre de las Nieves.

Si hace frío afuera, considera usar varias capas de ropa: una camiseta, una camisa, un suéter y, finalmente, una chamarra de invierno. Y no te olvides de un sombrero, bufanda y guantes.

Al mismo tiempo, vístete siempre de acuerdo a tus planes. Si solo vas al teatro y no planeas quedarte afuera más de cinco minutos, la ropa interior térmica probablemente no sea la mejor idea: sudarás como un cerdo. Usa tus sentidos.

2. Compra botas con una buena banda de rodadura

Obviamente, necesitarás zapatos cálidos e impermeables si vas a desafiar el invierno de Rusia. La suela también debe tener un buen agarre, ya que resbalar sobre el hielo es algo que ocurre con demasiada frecuencia en el país: puedes hacerse daño, y no es broma. ¡Ve con cuidado!

3. Usa crema para la piel

Si te encuentras a -30°C en el exterior y te vistes correctamente, es probable que tu cara sea la única parte de tu cuerpo expuesta al frío, por lo que necesitarás protección. Los afilados vientos pueden dañar tu piel, por lo que deberías comprar crema especial para que actúe como una barrera contra los elementos. Aquellas con una base aceitosa son las mejores para el invierno; si eliges una crema a base de agua, ¡solo pueden empeorar las cosas!

4. Cuidado con los carámbanos

El sol de primavera siempre es bienvenido en Rusia. A medida que el entorno comienza a descongelarse, el estado de ánimo general se despeja, pero ten cuidado: a medida que el hielo comienza a derretirse, los famosos carámbanos pueden caer de los techos, por lo que siempre observe e intente no acercarse demasiado a los edificios.

5. Come bien

Cuando menos luz solar llega a tu cuerpo, se hace más difícil mantener el equilibrio y la quema más calorías: "El invierno es un mal momento para las dietas estrictas", declaró Marina Démina, nutricionista rusa, al periódico Argumenti I Fakti.

No comer lo suficiente puede ser una mala idea durante el invierno. Al mismo tiempo, eso no significa que debas comer dulces, carne grasienta y otros tipos de alimentos no saludables. La mejor decisión, según Démina, es comer sopas de verduras (mejor calientes), frutos secos y miel (en caso de que sea difícil encontrar verduras y frutas frescas) y tomar aceite de hígado de bacalao de vez en cuando.

6. Bebe té (no vodka)

Incluso si algunos rusos te aconsejan que tomes de vez en cuando algunos tragos de vodka para mantenerte caliente, están equivocados. El alcohol te proporciona una sensación de calor pero puede ser peligroso: cuando se enrojecen con el alcohol, las personas pueden dejar de notar el frío, lo que puede provocar congelación. Las personas sin hogar a veces a mueren a causa de esto, por lo que es mucho mejor beber té u otras bebidas calientes sin alcohol.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies