La vida cotidiana en Yakutsk, a -40 grados

Instagram / maxavdeev
Maxim Avdéiev muestra fotografías de Yakutsk, uno de los lugares habitados más fríos del planeta.

Junto al río Lena, uno de los más largos del mundo, Yakutsk tiene una temperatura media en invierno de -40ºC, lo que crea un manto de niebla que cubre la ciudad.

 

Una foto publicada por Max Avdeev (@maxavdeev) el


El fotógrafo Maxim Avdéiev visitó la ciudad. Durante su estancia tomó instantáneas poco habituales de la vida cotidiana en este lugar, caracterizado por unas duras condiciones climáticas.

 

Una foto publicada por Max Avdeev (@maxavdeev) el


El fotógrafo ha colaborado con Forbes, Financial Times, Le Monde y gran cantidad de medios rusos. El autor puede participar en un proyecto de moda para una revista y al día siguiente partir al este de Ucrania, donde captura las consecuencias del conflicto en Donbass.

 

Una foto publicada por Max Avdeev (@maxavdeev) el


Serguéi Vorobiev, de 53 años, corta hielo bajo un barco en el helado río Lena, cerca del astillero Zharai. Una vez que se libera el camino los trabajadores llevan los barcos a reparar a este lugar. Es el 17º invierno en el que Serguéi trabaja en el deshielo. El proceso dura entre 2 y 2,5 meses.


En esta época del año la temperatura suele bajar hasta -50ºC. Además de la ropa interior térmica, un gorro, una parka y los guantes son los instrumentos que permiten a la gente local sobrevivir. En cualquier caso, vestirse para salir a la calle es como hacerlo para dar un paseo espacial. El frío puede incluso hasta quemar la cara.

 

Una foto publicada por Max Avdeev (@maxavdeev) el


A pesar de ello, los festivales callejeros son habituales, por no hablar de lo que les encanta a los locales pasar el tiempo de ocio al aire libre. La caza o la pesca son actividades habituales.

 

Una foto publicada por Max Avdeev (@maxavdeev) el


A pesar de todas las desventajas, uno puede estar seguro de que la carne que se compra en un mercado callejero ha estado congelada. Aunque apenas haya neveras durante más de siete meses las temperaturas están por debajo de cero, así que no son tan necesarias.

 

Una foto publicada por Max Avdeev (@maxavdeev) el


Si planea un viaje a Yakutsk tiene que tener en cuenta que la ciudad es muy remota y que las carreteras y las estaciones meteorológicas más cercanas están abandonadas. Si quiere ir a algún lado se necesita ayuda de la gente local. Cuando viajan, los locales llevan comida extra, una lamparilla y unas ruedas de repuesto. Llevan esta cosas porque si el automóvil tiene algún problema no tienen que pasar la noche en la calle.

 

Una foto publicada por Max Avdeev (@maxavdeev) el

 

 

Una foto publicada por Max Avdeev (@maxavdeev) el


La cría de renos en habitual aquí, sobre todo entre los nénets, un pequeño grupo étnico del norte de Rusia. El reno es una fuente de alimentación, un medio de transporte y de material para ropa. El gobierno cuenta con varios programas para tratar de mantener estas actividades tradicionales. A finales de marzo hay una gran celebración conocida como el “día de los criadores de renos”.