Rusia vuelve a los mercados internacionales de capital

Los eurobonos rusos a diez años, a una rentabilidad del 4,75%

Los eurobonos rusos a diez años, a una rentabilidad del 4,75%

Vostock-Photo
El Ministerio de Finanzas de Rusia colocó a finales de mayo 1.750 millones de dólares en eurobonos a 10 años con un rendimiento anual del 4,75%. Se trata de la primera salida a los mercados extranjeros desde la implementación de sanciones contra Rusia en 2014.

El ministro  Antón Siluánov declaró que casi el 70% había sido adquirido por inversores extranjeros, sobre todo del Reino Unido, países asiáticos y EE UU, según informa la agencia Sputnik.

El presupuesto ruso se elabora en base a un barril de Brent a 50 dólares, pero durante la mayor parte de los meses de este año el precio de los hidrocarburos ha estado por debajo de esa cifra. Con un precio medio por barril de 40 dólares, el Ministerio de Desarrollo Económico estimó que el déficit presupuestario alcanzaría el 4% del PIB. El Ministerio pretende reducirlo hasta el 3%, un objetivo alcanzable también con la venta de acciones de la petrolera estatal Rosneft.

Esto provocó que los mandatarios comenzaran a hablar de la necesidad de atraer dinero en el mercado internacional.

Aunque el viceministro Sergúei Storchak explica que la emisión de eurobonos no solo pretende reducir el déficit, sino que tiene como principal objetivo que Rusia "muestre su bandera", es decir, que se note que está presente en el mercado internacional de capitales.

¿Impedirán las sanciones la compra de bonos?

La última vez que Rusia entró en este mercado fue antes de que se le aplicaran sanciones derivadas de la crisis en Ucrania. En septiembre de 2013 el Ministerio de Finanzas colocó títulos de deuda pública por 6.000 millones de dólares, que vencerán en 2019, 2023 y 2043.

Para blindar a los potenciales compradores de las sanciones contra Rusia, el único organizador de la operación fue el banco VTB Capital, la rama inversora del Grupo VTB. En caso de que el gobierno de EE UU bloquee los pagos en dólares, Rusia utilizará otras monedas alternativas.

Al contrario que en 2013, en esta ocasión la emisión de los bonos ha sido rápida. Se recogieron las solicitudes durante dos días y el trato quedó cerrado en una semana. El país no ha realizado acciones llamativas sobre el proceso.

"La emisión de eurobonos soberanos rusos tuvo lugar de una manera acelerada para evitar posibles medidas negativas de instituciones internacionales", explicó Antón Soloviov, director del mercados de capital de VTB Capital.

¿Quién va a prestar el dinero?

Se colocaron 1.750 millones de dólares en eurobonos y la demanda total fue de 7.000 millones. Los inversores extranjeros adquirieron 1.200 millones (el 70%), mientras que los bancos privados rusos se hicieron con el resto (550 millones de dólares). VTB informó a RBTH que la mayoría de los inversores extranjeros proceden del Reino Unido, seguidos de los de Europa continental, los asíáticos y los estadounidenses.

El Ministerio de Finanzas limitó a propósito el número de compradores rusos. Desde el principio el gobierno tuvo la intención de que los inversores rusos no superaran el 30% de la compra y se concentraron en atraer actores extranjeros.

Según las leyes presupuestarias, el Ministerio de Finanzas puede recibir hasta 3.000 millones de dólares de los mercados extranjeros durante este año. Aunque el Ministerio decidió no llegar hasta este volumen a causa del alto rendimiento. El director del departamento de deudas del Ministerio de Finanzas, Konstantín Vishkovski, declaró que Rusia puede realizar otra colocación de eurobonos por valor de 1.250 millones de dólares en lo que resta del año, informa Sputnik.

El rendimiento de los bonos a diez años es del 4,75% anual, lo que es bastante alto.

"Lanzamos los bonos es una situación de inestabilidad geopolítica, lo que significa que los inversores quieren unos dividendos altos por tomar ese riesgo. También hay que tener en cuenta que en los últimos meses se ha reducido la rentabilidad de los eurobonos rusos y actualmente se encuentran a niveles del 2013. Para poder atraer inversores a la nueva oferta, teníamos que dar beneficios altos", explica Soloviov.

¿Devuelve Rusia sus deudas?

Rusia, al igual que la URSS, siempre se ha distinguido por la disciplina a la hora de devolver los pagos. A principios de los años 90 la Federación de Rusia asumió las deudas de la URSS a cambio de que las antiguas repúblicas soviéticas renunciasen a los activos extranjeros del recién desaparecido Estado. Para la década del 2000 ya se habían pagado casi todas las deudas.

En el año 2000 la deuda ascendía a 158.700 millones de dólares y en 2004 pasó a 121.700 millones. En el 2008 se redujo hasta los 44.900 millones. Esto significa que el país pagó más de 100.000 millones de dólares en este periodo. Por ejemplo, en 2006 el país pagó antes de tiempo todas las deudas adquiridas con el Club de París, un total de 21.600 millones de dólares.

En enero la deuda total, tanto nacional como privada ascendía a 515.000 millones de dóares, de los que 31.000 millones corresponden al Ministerio de Finanzas. Por su parte, la deuda pública supone el 17,71% del PIB, muy por debajo de países como España, que este año alcanza el 100% de deuda pública.

Lea más:

¿Puede quedar aislada Rusia en una economía global?

Rusia está hoy mucho más integrada en la economía mundial de lo que lo estaba su predecesor soviético, por lo que las sanciones constituyen un desafío mayor que cuando la Unión Soviética se enfrentó a ellas en los años 80.

 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies