Rusia corre el riesgo de hiperinflación, según expertos de Davos

Andy Mettler/swiss-image.ch/World Economic Forum
En 2016 los principales riesgos para Rusia y sus vecinos serán el déficit presupuestario, la hiperinflación y el desempleo

Rusia, una potencia energética que posee el segundo mayor arsenal nuclear del mundo, sigue desempeñando un papel muy activo en el orden mundial desde el punto de vista geopolítico, según opinan los expertos en un informe basado en una encuesta a 750 miembros del Foro Económico Mundial y publicado una semana antes de la inauguración oficial de esta superficie en Davos, que se celebra el próximo 20 de enero.

“Tras la anexión de Crimea, próximamente no se prevé una clara resolución política del conflicto actual en el este de Ucrania. Las sanciones europeas y estadounidenses, junto con los bajos precios del petróleo, han perjudicado a la economía rusa, pero por ahora no han motivado un cambio radical en la política de Moscú” , se comenta en el informe.

La estrategia de contención de Rusia de las grandes potencias entra en conflicto con el deseo de colaborar en la lucha contra la amenaza del Estado Islámico.

El futuro de Rusia depende del equilibrio entre la modernización y el apoyo en la exportación de materias primas, por un lado, y el hecho de que el actual gobierno cada vez mira más hacia el Este con la esperanza de reforzar sus vínculos políticos y económicos, por otro.

Los países occidentales, que han reducido su inversión en defensa y están ocupados en la resolución de sus problemas internos, podrían encontrarse con una escasez de recursos y con la necesidad de perseguir sus objetivos estratégicos a largo plazo.

No obstante, los desafíos a los que se enfrenta Rusia no son de naturaleza geopolítica. Moscú y sus socios de Asia Central (en el informe aparecen unidos en una sola región) tienen un 100 % de probabilidades de enfrentarse en 2016 a un déficit presupuestario debido a la caída de los precios del petróleo y de la demanda interna.

Ni siquiera el relativo abaratamiento de los productos de esta región en el mercado mundial ayudará a reabastecer las arcas del Estado. “En vista de la perspectiva de crecimiento económico únicamente a medio plazo, es posible que se produzca en la región un aumento del desempleo, que se ha convertido en uno de los cinco riesgos más importantes”, comenta el estudio.

Rusia y sus vecinos se enfrentan con un 86 % de probabilidades a una inflación que los gobiernos se verán incapaces de resolver, según prevén los analistas. En esto influye la depreciación de las divisas nacionales respecto al dólar, la reducción de las reservas estatales, que ya cuentan con la experiencia de la hiperinflación de los años 90, así como la probable incapacidad por parte del gobierno de llevar a cabo reformas estructurales y presupuestarias para apoyar el crecimiento económico, aseguran en Davos.

Artículo publicado originalmente en ruso en RBC Daily.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.