Pastel ruso, filete ruso y ensaladilla rusa: ¿3 platos típicos españoles?

Anna Jarzéieva
¿Qué tienen que ver estas recetas con el país eslavo?

Un postre para Alejandro II

El pastel ruso es un dulce tradicional de almendras relleno de crema, pero ¿tiene algo que ver con el país eslavo? La leyenda vincula la aparición de este postre con la granadina Eugenia de Montijo, la emperatriz de Francia y esposa de Napoleón III.

En 1855, con motivo de la Exposición Universal de París, la Casa Real francesa ofreció un banquete a su invitado de honor, el zar Alejandro II. Para el postre la emperatriz eligió un bizcocho de almendras relleno de crema de mantequilla. El pastel fascinó al zar y a toda su familia ,que pidieron que les pasaran la receta a sus cocineros. Desde entonces el dulce se llama pastel imperial ruso.

Yoshki-matrioshki o el filete ruso

Lo que se conoce en España como el filete ruso, en EE UU se llama Salisbury steak y es una preparación a base de carne picada de vacuno (a veces carne de cerdo o una mezcla de ambas), huevo y pan rallado. A principios del siglo XX este plato se conocía como el filete de Hamburgo debido a los inmigrantes alemanes que viajaban a través de la HAPAG (Hamburg Amerikanische Packetfahrt Actien Gesellschaft) y transportaban las costumbres culinarias del continente a sus puertos de destino. Poco a poco, el filete de Hamburgo se convirtió en la hamburguesa.

Sin embargo, España cuenta con su propia “versión de la hamburguesa” conocida como el filete ruso. ¿Por qué se llama así?

Existen versiones inverosímiles que afirman que cuando el plato se sirvió a unos extranjeros con aspecto eslavo, al probarlo, exclamaron: “¡Yoshki-matrioshki!” (¡Madre mía!).

Está claro que no se trata de un genuino filete ruso, ya que estos, tal y como los conocen en España, no existen en el país eslavo. Probablemente el nombre fue inventado por los españoles debido al origen de este tipo de carne picada. Su preparación es muy parecida al steak tartar, y este sí que es de origen ruso. Los tártaros disfrutaban de este delicioso plato ya en la Edad Media.

Curiosamente, en Rusia el filete ruso se conoce como “kotleta” (de “côtelette” en francés, que significa “chuleta”).

La ensaladilla rusa, nacional u Olivier

Fotoimedia

Fotoimedia

Este plato, conocido en España y en muchos países de América Latina, en Rusia se llama ensalada “Olivier”, en honor a su creador, Lucien Olivier, un chef francés que fundó un restaurante de cocina francesa en el centro de Moscú en la década de 1860. 

Elaborada en un local de lujo, en principio la ensaladilla llevaba ingredientes muy caros y solo era accesible para la clase alta. En la época soviética el restaurante se cerró y la receta de la ensalada empezó a adaptarse a los bolsillos y a los gustos de la población. Cambiaron algunos ingredientes, pero se conservó el nombre “Olivier” y se convirtió en uno de los platos estrella de la Noche Vieja.

Cabe recordar que en la época de Franco la ensaladilla rusa pasó a llamarse la “ensalada nacional”.