12 escritoras rusas contemporáneas que tienes que conocer

AFP; Stanislav Krasilnikov, Viacheslav Prokofiev / TASS; Evgueni Odinokov, Kirill Kallinikov / Sputnik
Durante el siglo XIX y gran parte del XX las mujeres que escribían estuvieron a la sombra de los hombres. Actualmente hay muchas autoras muy reconocidas.

1. Liudmila Ulítskaia

Se trata de una de las escritoras contemporáneas rusas mejor valoradas. Es una continuadora de la tradición de la novela decimonónica rusa. En sus obras narra la vida de varias generaciones de la misma familia, con los acontecimientos históricos como telón de fondo. Además le interesa cómo influye la política en el destino y la vida de las personas.

Recomendamos leer Daniel Stein, intérprete, ya que está traducida al español.

Aquí contamos por qué Ulítskaia se merece el Premio Nobel de literatura. 

2. Liudmila Petrsushévskaia

Se trata de una mujer orquesta. Petrushévskaia, que tiene casi 80 años, canta y organiza su propio espectáculo de cabaret. Además le encanta llevar excéntricos sombreros, escribe guiones de cuentos y de espectáculos.

Una de sus obras más famosas es Tiempo de noche. Se trata de una sincera muestra sobre la vida de las mujeres al final de la época soviética: un periodo lleno de horrores domésticos, recuerdos sobre la vergüenza que producían las primeras experiencias sexuales y en la que no había espacios propios.

Además, Petrushévskaia cuenta con varios volúmenes de cuentos llenos de horror y diversión sobre la familia y una divertida autobiografía sobre su infancia en la URSS, titulada Pequeña chica del Metropol.

En español destaca el libros de relato Érase una vez una mujer que quería matar al bebé de su vecina(Atalanta), traducido por Fernando Otero.

3. Guzel Yájina

Zuleijá abre los ojos, la novela con la que debutó en 2015 esta autora con raíces tártaras, fue todo un acontecimiento en el panorama literario ruso. Recibió varios premios y tuvo una gran tirada. Narra la cruda historia de una chica musulmana cuya familia es “deskulakizada” y enviada a un campo de trabajo estalinista. Se ha grabado una serie basada en la novela. Está publicada en España por Acantilado y traducida por Jorge Ferrer.

Hace no mucho se publicó en Rusia su segunda novela Mis niños, acerca de los alemanes del Volga y también se desarrolla durante la época de Stalin. Antes de la publicación en Rusia, varias editoriales extranjeras se pusieron a la cola para comprar los derechos de la traducción. Si lo que quieres es una trama conmovedora con un marcado acento étnico, las novelas de Yájina son para ti.

4. Alisa Ganíeva

La joven escritora de Daguestán escribe con madurez sobre cómo se compagina la contemporaneidad con las tradiciones caucásicas. El modo de vida de los jóvenes, las bodas y los arreglos matrimoniales, sobre estas cuestiones escribe la autora con un marcado colorido.

Ganíeva debutó con el pseudónimo masculino de Gulla Jirachiov con la historia Salam, Dalmat, que describe un día en la vida de un joven de Majachkalá. Nadie podía imaginar que una chica podía escribir un relato tan potente y veraz sobre el mundo masculino. Desde entonces ya se han traducido varias obras suyas a otras lenguas y es una invitada habitual a las ferias literarias en todo el mundo.

Su novela La montaña festiva (Turner libros) ha sido traducida por Marta Rebón.

5. Anna Starobinets

La llaman “el Stephen King ruso” y “la reina del horror”. Su mezcla de historias para adolescentes y de miedo es poco habitual para la literatura rusa contemporánea.

En Una edad difícil (Nevsky, traducido por Raquel Marqués García) trata sobre un chico al que la reina de las hormigas le ha secuestrado el cerebro y el cuerpo esclaviza la reina de las hormigas y quiere conquistar el mundo con su ayuda. Para Starobinets el horror tiene un aire de mística, de fantasía, incluso de fantasía antiutópica, como por ejemplo, en la novela Los vivos, que entró en la short-list del premio Bestseller Nacional.

6. Tatiana Tólstoi

La primera novela de este lejana descendiente de Lev Tolstói fue un auténtico éxito. La antiutopía Kis muestra un mundo tras el apocalipsis lleno de gente deforme y criaturas extrañas. Pareciera incluso que casi han olvidado el habla.

Y aunque tras esta obra Tolstói no ha publicado grandes novelas sí que han salido ensayos y libros de relatos, que han tenido mucho éxito y se han traducido a muchas lenguas. Cada relato cubre una vida entera y tratan de recuerdos de la guerra y amor, con un lenguaje muy expresivo, lleno de metáforas.

En español se han publicado Sonámbulo en la niebla y Fuego y polvo

7. Mariam Petrosián

Netflix o HBO podría hacer una serie de éxito con el libro La casa de los otros, que se desarrolla en un internado para niños inválidos en el que se han borrado las fronteras entre el mundo real y el de fantasía. ¡Como si fuera un nuevo Hogwarts!

La historia surgió de los cuentos de ciencia ficción que la autora escribió en sus cuadernos de escuela. La casa de los otros es un best-seller que se ha sido traducido a diez idiomas y ha ganado varios premios literarios.

El escritor y comediante británico Stephen Fry dijo de ella que es uno de los escritores más interesantes de la “era Putin”.

En España ha sido traducido publicado por Edhasa y traducido por Xenia Dyakonova.

8. Dina Rúbina

En sus novelas te puedes sumergir en el colorido mundo oriental de Taskhent y Jerusalem, trasladarte a la calurosa España, caminar por San Petersburgo y Moscú y en ocasiones encontrarte en medio de un lugar judío ucraniano de la posguerra.

Los protagonistas de las novelas de Rúbina siempre son siempre personas poco convencionales: espías, artistas y embaucadores. Sus tramas son siempre intrincadas y su lenguaje, musical, lleno de exuberantes descripciones. Todavía no ha sido traducida el español, aunque recomendamos las siguientes obras: En el lado soleado de la calle (На солнечной стороне улицы), En la calle Vérjiaia Maslovka (На Верхней Масловке), Ahí va el Mesías (Вот идет Мессия), La paloma blanca de Córdoba (Белая Голубка Кордовы) y El Canario ruso (Русская Канарейка).

9. Olga Slavinikova

Todas las novelas de esta escritora son diferentes, incluso en género. Por ejemplo, 2017, es una antiutopía con una catástrofe ecológica, un género tan querido por los autores rusos, en la que hay una sangrienta guerra civil con paisajes postapocalípticos. En otras obras aparecen claros trazos de realismo mágico. En el libro Inmortales, la mujer y la hija de un hombre paralizado crean para él una nueva realidad y le esconden que la URSS se ha desmoronado. En su última novela El largo salto trata de un atleta, que tiene la capacidad para desaparecer y puede ascender por el aire.

10. Elena Chizhova

La traducción alemana de El tiempo sin ventanas ( De libros, Yulia Dobrovolskaia y José María Muñoz) se titula La silenciosa fuerza de las mujeres, y recoge con más claridad la  esencia de la novela. Las mujeres (incluso las enclenques bábushkas ) son capaces de soportar muchas cosas, y cuando coinciden, resulta que han vivido y sobrevivido a tantas  cosas, es poco probable que la mayoría de los hombres lo podrían soportar. Pero callan y llevan su cruz en silencio.

El carácter de las mujeres está muy bien descrito en las novelas de Chizova. La autora presta especial atención a la época soviética: la vida durante la Revolución, la guerra civil y la Segunda Guerra Mundial, los años de la posguerra, como por ejemplo El pequeño Chajes. En sus obras se “pinta” con detalle su Leningrado natal. Su trabajo más reciente, Ciudad escrita de memoria es un homenaje a la ciudad, en el que cuenta la historia de su familia y recuerda su infancia.

11. Marina Stepnova

Filóloga de formación, Stepnova creció en una familia de médicos y ella fue cuidadora de enfermos. Quizá por eso disecciona el alma humana de manera quirúrgica, al igual que sus ilustres predecesores, Antón Chéjov y Mijaíl Bulgákov. Su primera novela, acertadamente titulada El cirujano, ha sido comparada con El perfume de Patrick Suskind.

La obra más conocida de Stepnova, Las mujeres de Lázaro, detalla el amor de un hombre por tres mujeres de diferentes generaciones y destinos, y lo lejos que está dispuesto a llegar por este amor que todo lo abarca.

Sus obras no han sido publicadas todavía en español.

12. Ksenia Buksha

La novela más famosa de Buska Fábrica: ‘Libertad’ se desarrolla en la URSS, al igual que ocurre con muchos autores jóvenes. En 2014, nada más cumplir los 30, obtuvo el prestigioso galardón Bestseller Nacional y recientemente se ha traducido al inglés.

En la novela, Buksha aborda los primeros años de formación del poder soviético a través de una serie de monólogos de trabajadores de una fábrica de Petrogrado. La autora mezcla con maestría una fina prosa con la forma de hablar de la época y crea un libro que podría decirse que es una “novela "industrial”.

Buksha también escribe poemas y cuentos. Además, ha publicado una biografía del artista Kazimir Malévich en la popular serie rusa Vida de personas extraordinarias.

La literatura rusa del siglo XXI: temas, tendencias y libros. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies