Las pinturas rusas más famosas explicadas: ‘Niña con melocotones’, de Valentín Serov

El cuadro lo pintó Valentín Serov en 1887. A pesar de la sensación soleada y edificante de esta pintura, esconde algo siniestro.
‘Niña con melocotones’, de Valentín Serov

La chica del cuadro se llama Vera Mamóntova. Está sentada en el comedor de la casa de campo de su padre, sosteniendo unos melocotones. Se trata de un escena aparentemente normal, pero hay algo especial en los melocotones, que se cultivaban en el pueblo de Abrámtsevo, en la región de Moscú. Abrámtsevo era una residencia de arte desde 1870, cuando la adquirió Savva Mámontov, un rico comerciante y hombre de negocios de una familia de antiguos creyentes. Era un famoso patrocinador de las artes. Invitó a muchos artistas a Abrámtsevo para que pasaran el rato, disfrutaran de la naturaleza y pintaran. Una mañana, Valentín Serov, que entonces tenía 22 años, era un amigo de la familia y un artista de renombre, vio a Vera, la hija de Savva, de 11 años. La niña iba corriendo al comedor para tomar unos melocotones. La pobre Vera tuvo que posar durante un mes para el cuadro.

“Me esforcé mucho en lograr la frescura, esa peculiar frescura que siempre se siente en la naturaleza y no se ve en las pinturas. Pinté durante más de un mes y la torturé, pobrecita, casi hasta la muerte. Traté de conservar la frescura de la pintura hasta el final, como lo hacían los viejos grandes”, escribió Serov.

‘Chica con una rama de arce’ de Víktor Vasnetsov

Más tarde, en 1896, Viktor Vasnetsov también pintaría a la hija de Mámontov en un cuadro titulado: Chica con una rama de arce, pero no es, ni mucho menos, tan famoso. Vera finalmente se casó con Alexánder Samarin, un rico e influyente funcionario y un firme creyente ortodoxo. Murió en 1907, a los 32 años, de neumonía y fue enterrada en Abrámtsevo. El hijo de Vera y Alexánder, el filólogo Yuri Samarin (1904-1965), se convirtió en informante de los servicios secretos soviéticos y proporcionó información que llevó a muchos artistas a ser encarcelados y ejecutados en la década de 1930.

Una foto de Vera Mámontova de 1888

El granadero de juguete hecho de madera, que se ve en el alféizar de la ventana en la obra de arte, sigue en el mismo lugar y no se ha movido.

La Galería Tretiakov, un viaje por la historia de Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies