La Galería Tretiakov, un viaje por la historia de Rusia

La apoteosis de la guerra. Fuente: wikipedia

La apoteosis de la guerra. Fuente: wikipedia

La gran galería de Moscú muestra la Rusia de antaño de una forma en que ningún manual de historia habría podido. Alberga diversas pinturas que representan la vida en la Rusia zarista, desde retratos de la élite hasta escenas de peregrinaje y la tranquilidad del campo.

Es difícil permanecer impasible, después de ver la espeluznante obra maestra de Vasili Vereschaguin  La apoteosis de la guerra. El lienzo al óleo, de una extensión de 127 X 197 cm y que probablemente sea la pintura más famosa de Vereschaguin, se remonta a 1871. Aquella fue la época en que el Imperio ruso se encontraba en su punto de máxima expansión e iba camino de extenderse desde Escandinavia por el Oeste, hasta el Océano Pacífico en el Este, hasta las mismas puertas de la India en el Sur. La Galería Estatal Tretiakov de Moscú muestra la historia rusa de una manera que no habría podido ningún manual de historia.

 Las puertas de Tamerlán y El triunfo. Fuente: wikipedia

Vereschagin viajaba por Asia Central cuando el Imperio ruso empezó a anexionarse un territorio tras otro, y se pueden trazar los viajes del artista a través de obras suyas como Las puertas de Tamerlán y El triunfo, otra gigantesca obra de arte que mide 195,5 X 257cm y muestra una mezquita azul en lo que actualmente es Uzbekistán.  El artista puso rumbo a la India y sus pinturas de aquel país son anteriores a las de la familia Roerich.

Los bogatyres de Víctor Vaznetsov es otra pintura enorme. Los tres grandes caballeros montados sobre sus caballos quedan aún más magnificados por los 295,3 X 446cm de lienzo. Dada la violenta historia de Rusia y su turbulento pasado, un considerable número de artistas representaron escenas bélicas. También hay diversas pinturas que muestran la vida de la Rusia zarista, desde retratos de la élite hasta escenas de peregrinaje y la tranquilidad del campo.

 

Los bogatyres. Fuente: wikipedia

En 1862 Vasili Púkirev pintó Matrimonio desigual, que representa la boda de un hombre de unos 60 años con una mujer que ni siquiera parece tener la mitad de años que su novio. La boda se celebra en una iglesia ortodoxa y el hombre parece pertenecer claramente a la élite de la época.

 Matrimonio desigual. Fuente: wikipedia

Púkirev estaba adelantado a su generación en lo que se refiere a su visión sobre los derechos de las mujeres. Otros artistas, como Illarión Pryánishnikov, nos muestran la vida durante los años 60 del siglo XIX tanto en el campo como en las ciudades.

En el cuadro Vacíos de Pryánishnikov, que muestra a un hombre de media edad en un trineo, tratando de mantener el calor en una fría tarde de invierno, es posible admirar lo escrito Dostoievski sobre los humildes campesinos rusos.

La galería también cuenta con una excelente colección de retratos: Vasili Perov pintó a dos de los más grandes escritores de Rusia, Alexander Ostrovski y Fiódor Dostoievski, mientras que la cartera de Iván Kramskói incluye a Lev Tolstói , el propio Pável Tretiakov y el artista Iván Shishkin, cuyo trabajo también es uno de los destacados en este museo.

Algunas de las imágenes más nítidas, que prácticamente parecen fotografías, fueron pintadas por otro de los grandes artistas del siglo. XIX, Iliá Repin. En la sala donde se expone su obra, los ojos furiosos de la princesa Sofía Alexéievna dan la bienvenida al visitante.

El artista pinta a una princesa enfadada, un año después de su clausura en el Monasterio de Novodévichi durante la ejecución de los Streltsí en 1698.

En otra de sus obras maestras Repin muestra los ojos horrorizados de Nikolái Mirlikiyski cuando está salvando a tres hombres inocentes que habían sido condenados a muerte. Repin también pintaba retratos, incluyendo uno de Lev Tolstói y del compositor Alexander Glazunov, pero el artista es más conocido por sus grandiosas imágenes de acontecimientos de la vida real, como La procesión en la provincia de Kursk, presuntamente pintada en 1891.

Otra pintura icónica en la Galería Tretiakov es El demonio de Mijaíl Vrúbel.

 

El demonioFuente: wikipedia

La imagen del oscuro y apuesto demonio siempre ha provocado respuestas encontradas entre los visitantes.

La historia de la Galería Estatal Tretiakov se remonta a 1856 cuando el marchante moscovita Pável Mijáilovich Tretiakov compró obras de artistas rusos de su tiempo con el objetivo de crear una colección que algún día pudiera crecer hasta convertirse en un museo de arte nacional. En 1892, Tretiakov donó su colección, que contaba con cerca de 2000 obras, a la nación rusa.

Lo más interesante que he oído nunca sobre esa pintura proviene de una profesora rusa de arte que reside actualmente en Italia. Dice que el demonio se ve triste porque carga sobre sus hombros todo el peso y la carga de la tierra.

Las obras de Vrúbel han sido calificadas como simbolistas, pero tampoco se encasilló y  su mensaje queda al margen de las tendencias del arte moderno, de modo que sus obras ocupan un lugar destacado en la galería.

Todos los grandes artistas y escritores de Rusia han rendido un tributo especial a las gloriosas estaciones del año y a la espectacular naturaleza del país. El Otoño dorado de Isaac Levitán captura la belleza del otoño ruso, donde el color dominante del follaje es el amarillo dorado.

 

El Otoño dorado. Fuente: wikipedia

La galería también alberga otras obras maestras de este pintor que fue conocido por sus ‘paisajes del estado de ánimo’, incluyendo Atardecer, curso dorado, pintado desde una colina una tarde de verano y que muestra una iglesia ortodoxa blanca desde la orilla de un río.

Pocos trabajos artísticos captan la esencia, la espiritualidad y la simplicidad de la vida estival en la Rusia rural de las postrimerías del siglo XIX como esta obra de Levitán.

La Galería Tretiakov siempre tiene algo que ofrecer a los apasionados del arte, la historia y la cultura rusa. Uno puede fácilmente perderse por el gran museo y por las obras maestras de los artistas.