Cómo disfrutar de un día perfecto en Moscú

Guía de viaje para aprovechar al máximo la capital de Rusia en vacaciones. Fuente: Lori / Legion Media

Guía de viaje para aprovechar al máximo la capital de Rusia en vacaciones. Fuente: Lori / Legion Media

Muy pocas ciudades del mundo tienen una oferta tan variada como la capital rusa en cuanto a arte, arquitectura, belleza natural y música. He aquí alguna que otra pista de las magníficas actividades que se pueden realizar un día cualquiera en la urbe rusa.

7:00. Salir a correr: desde el Parque Gorki hasta la Universidad Estatal de Moscú

Los moscovitas son gente ocupada y trabajadora y la metrópolis se caracteriza por su gran bullicio, pero a primera hora de la mañana se puede disfrutar de una maravillosa tranquilidad.

Una estupenda manera de empezar el día es saliendo a correr e ir desde el Parque Gorki hasta la Universidad Estatal de Moscú, situada en las Colinas de los gorriones (Vorobióvi Gori). Corre a lo largo del río y deja que te inspire el edificio universitario de la era estalinista, uno de los rascacielos más famosos de las Siete Hermanas. En esta estación del año en que las lilas están en flor, la experiencia de correr por esta zona es también aromáticamente refrescante. 

9:00. Felicidad espiritual en el monasterio Novodévichi.

 

Fuente: Ajay Kamalakaran

Llega a la calma que se respira en el complejo del monasterio Novodévichi antes de que lo hagan los autobuses atiborrados de turistas. Al margen de que uno sea creyente o no, vale la pena asistir a los servicios de oración que se celebran en el interior de la catedral de Smolensk. Es uno de los pocos sitios de la capital donde se conservan excepcionalmente algunas de las tradiciones anteriores a la Revolución. Da un paseo alrededor del complejo: hay un jardín de tulipanes y una colección de bonitas iglesias y monumentos. También hay un agradable dique, muy popular entre los paseantes, los pescadores y los poetas desde el cual se puede disfrutar de unas preciosas vistas. Es un entorno tranquilo en una ajetreada ciudad donde uno puede leer un rato, siempre que haga buen tiempo.

10:30. Desayuno tardío en GUM

 

Fuente: Ajay Kamalakaran

Es posible que GUM, el mayor centro comercial del centro de la ciudad, cuya fachada está situada en uno de los laterales de la Plaza Roja, aloje muchas tiendas con precios desorbitados, pero en la zona de restaurantes de la última planta se encuentran opciones de desayuno a un coste asequible. Ve a la stolovaya de estilo soviético (comedores), escoge crepes rusas, fruta y té, toma asiento debajo del techo diseñado por el arquitecto Vladímir Shújov y entretente viendo a la gente pasar mientras desayunas.

Disfruta de la particular arquitectura de este edificio que posee elementos de la Rusia medieval combinados con un armazón de hierro y un techo acristalado. GUM no es, ni mucho menos, un centro comercial cualquiera.

13:00. Naturaleza y picnic en Tsarítsino.

 

Fuente: archivo

Cuando llega el verano en Moscú, la antigua finca de Catalina la Grande muestra todo su esplendor. El agua de las fuentes se eleva al cielo y, por la tarde, el sol brilla intensamente sobre los lagos y las colinas boscosas de la finca. En el complejo hay castillos góticos en ruinas y un par de museos, pero el verdadero encanto del lugar es el vasto espacio para pasear y perderse en la naturaleza. El ajetreo de Moscú parece quedar lejos, como en otro planeta, pero el parque está bastante cerca de una estación de metro y es fácilmente accesible desde el centro de la ciudad.

3:00 PM. Tesoros del arte ruso en la Galería Tretiakov.

Para los amantes del arte las posibilidades de elección en la capital rusa son infinitas. Por ejemplo, está el Museo Estatal de Bellas Artes Pushkin , con una gran colección de obras de arte europeo, y el Museo Roerich, visita obligada para los indólogos, pero para los apasionados del gran arte ruso, el lugar imprescindible es la Galería Tretiakov.

Las grandes obras de arte de Vasili Vereschaguin e Isaak Levitán son las preferidas de quien escribe este artículo. El enorme tamaño de La apoteosis de la guerra, cuadro de Vereschaguin en que se representa una pirámide gigante de calaveras, consigue que hasta los seres más impasibles sientan un repentino sudor frío. Los cuadros del campo ruso y de los atardeceres veraniegos de Levitán harán que te remontes a tiempos donde todo era más sencillo. La galería también expone obras de Andréi Rubliov, Iliá Repin, Iván Shishkin y Alekséi Savrasov, entre otros importantes pintores rusos.

17:00. La hora del té en el centro de la ciudad.

El centro de Moscú brinda una gran oferta de cafés y restaurantes. A los rusos les fascina el té y les encanta probar todo tipo de combinaciones en que esté presente esta infusión. Prueba un té de hierbas con flores y bayas o atrévete con uno norteafricano a la menta. Si lo que buscas es regar una tarta dulce con un buen té Assam o Darjeeling, también resulta fácil encontrarlos.

19:00. Ópera o ballet en el Teatro Bolshói.

 

Haz click en la imagen para más fotos. Fuente: AP, ITAR-TASS

Una velada en el Teatro Bolshói es, sin lugar a dudas, uno de los puntos culminantes de la visita a Rusia. Asegúrate de comprar con antelación entradas para un ballet como El lago de los cisnes o una ópera como la adaptación de Borís Godúnov de Alexander Pushkin. Los interiores del teatro, exuberantes y restaurados con buen gusto, te transportarán a otro siglo.

22:30. Cena tardía.

Cuando llega el verano, con las puestas de sol cada vez más tarde, la noche parece aún joven incluso a las diez y media. Saborea todo lo que has hecho durante el día mientras disfrutas de una buena cena caucásica o georgiana. Moscú goza de una excelente oferta de espléndidos restaurantes georgianos, muchos de ellos a precios asequibles. Paladea panes georgianos, kebabs y sopas y acompáñalos con una buena copa de vino: la guinda perfecta para un día en una de las mejores ciudades del mundo.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.