Yúrievets: salvada de las aguas del Volga

Yúrievets. Vista desde la colina de la fortaleza hacia el norte a lo largo de la calle Soviétskaia. A la izquierda: catedral de la Entrada de Cristo en Jerusalén, Campanario de San Jorge. A la derecha (cerca del río Volga): iglesia de la Purificación. 15 de julio de 2012.

William Brumfield
Una ciudad fluvial coronada de cúpulas.

A principios del siglo XX, el químico y fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un complejo proceso para obtener fotografías en color vivas y detalladas. Su visión de la fotografía como una forma de educación e iluminación fue mostrada con especial claridad a través de sus fotografías de monumentos arquitectónicos en lugares históricos del corazón de Rusia.

El apoyo logístico para su proyecto le llegó del Ministerio de Transporte, que facilitó su labor fotográfica a lo largo de las vías navegables de Rusia y la red ferroviaria del país. Sus viajes por el Volga, el río más grande del país, resultaron especialmente productivos. La parte media del Volga une algunas de las ciudades históricas más conocidas de Rusia, desde Úglich en el norte hasta Yaroslavl y Kostromá al noreste de Moscú.

De izq. a dcha.: campanario y catedral de la Entrada de Cristo en Jerusalén; iglesia de la Transfiguración (arrasada en los años 30); iglesia de la Anunciación (demolida en los años 50); iglesia de la Purificación. Dcha.: iglesia de la Ascensión (demolida en 1955). Verano de 1910.

Sin embargo, los gigantescos proyectos hidroeléctricos que lograron ser finalizados en la década siguiente a la Segunda Guerra Mundial condujeron a un aumento significativo del nivel del agua. Aunque esto era algo beneficioso para la navegación y el suministro de energía, este aumento amenazó la existencia de ciertas áreas que Prokudin-Gorski fotografió en su momento.          

Entre ellos se encontraba el pequeño pueblo de Yúrievets, cuya población se redujo en el último medio siglo a poco más de 8.000 habitantes. Con la finalización del vasto embalse de Górkovskoie en 1957, algunas partes del Volga cerca de Yúrievets cubrieron un ancho de 9 millas. Afortunadamente, gran parte de la zona histórica a orillas del río se salvó gracias a la construcción de un gran dique.

Belleza dramática   

Catedral de la Entrada de Cristo en Jerusalén. Vista noroeste. 14 de julio de 2012.

Yúrievets se encuentra debajo de Kostromá, en una zona donde el Volga fluye hacia el este, antes de girar bruscamente hacia el sur en dirección a Nizhni Nóvgorod. Esta pronunciada curva, en la zona alta del margen derecho, constituía un punto ideal para estudiar el río a gran distancia. También explica la dramática imagen de la ciudad, marcada por sus acantilados boscosos y los barrancos que descienden hacia la parte principal de Yúrievets, a lo largo del río.

Escuela secundaria prerrevolucionaria, Calle Soviétskaia, 97. 15 de julio de 2012.

Sin duda, esta belleza quedo impresa en la imaginación del hijo más famoso de la ciudad, el cineasta Andréi Tarkovski. También impresionó a Prokudin-Gorski, que tomó unas vistas impresionantes de la ciudad en el verano de 1910. Aunque sus negativos de vidrio originales de Yúrievets no están en la colección de la Biblioteca del Congreso, sus impresiones de contacto dan mucha información sobre la ciudad y su relación con el río. Mis fotografías de Yúrievets fueron tomadas poco más de un siglo después, en julio de 2012.

Vista del río Volga desde el este. De izquierda a derecha: campanario de San Jorge; catedral de la Entrada de Cristo en Jerusalén; catedral de la Dormición; iglesia de la Natividad de Cristo. Verano de 1910.

La fecha generalmente aceptada de la fundación de la ciudad es 1225. Era conocida formalmente como Yúrievets Povolzhski (“en el Volga”) para distinguirla de otras poblaciones con el mismo nombre. Según antiguos relatos, fue fundada por el príncipe Yuri (una forma eslava de Jorge), hijo del príncipe Vsévolod el Gran Nido, el último gran gobernante de Vladímir antes de la invasión mongola de 1237.

Cuenta la leyenda que durante un recorrido fluvial desde Yaroslavl a Vladímir, Yuri acampó en el lugar y tuvo una visión milagrosa de un icono de San Jorge. En respuesta a la señal celestial, Yuri construyó allí una fortaleza de troncos y una iglesia de madera dedicada a San Jorge. Tales leyendas eran típicas para santificar lo que era simplemente una decisión pragmática, en este caso la necesidad de fortificar un recodo estratégico del río.

Historia turbulenta    

Catedral de la Dormición. Vista noroeste. 14 de julio de 2012.

Poco más de una década después de la visión del príncipe Yuri, el asentamiento sufrió la invasión mongola del invierno de 1237-38, la misma catástrofe que llevó a la muerte de Yuri durante la batalla en el río Sit (4 de marzo de 1238). La ciudad revivió bajo la autoridad de los príncipes regionales, y en 1452 fue integrada en las propiedades de Basilio II (el ciego), gran príncipe de Moscú. Durante este período, Yúrievets fue atacada con frecuencia por los invasores tártaros del sur, una amenaza eliminada en 1552 con la conquista de Kazán por Iván el Terrible. Como privilegio, Iván cedió brevemente la ciudad a un príncipe tártaro llamado Kaibul de Astracán.          

Casa, Calle Lénina 55 (similar a las casas fotografiadas por Prokudin-Gorski). 15 de julio de 2012.

A principios del siglo XVII, un interregno dinástico conocido como el Periodo Tumultuoso condujo a un desorden generalizado en la región. Yúrievets alistó un ejército popular dirigido por el noble local Fiódor Grigórievich Krasni, quien en 1613 fue testigo de la entronización de Miguel Romanov, primer zar de la dinastía Romanov.

A mediados del siglo XVII, Yúrievets, como muchas otras ciudades del Volga, sufrió debido a un cisma dentro de la Iglesia ortodoxa. Durante un breve período en 1651, el principal sacerdote de la ciudad fue Avakum Petrov (1620-82), quien más tarde adquirió fama como el líder espiritual de los cismáticos llamados viejos creyentes. (Se negaron a aceptar las reformas litúrgicas promulgadas por el patriarca Nikon en la década de 1650.) Avakum fue inflexible en su interpretación de las conductas apropiadas y (después de varias semanas de confrontación con los feligreses) abandonó a Yúrievets por Moscú.

Paz y prosperidad

Iglesia de la Natividad de Cristo. Vista suroeste. 14 de julio de 2012.

A pesar de su posición geográfica, frente a la desembocadura del río Unzha, Yúrievets fue eclipsada en el siglo XIX por otras ciudades fluviales como Nizhni Nóvgorod, a unos 189 kilómetros al sur. Sin embargo, el Volga proporcionó una arteria de transporte que fue utilizada por empresarios locales como Alexánder Mindovski, un campesino que compró su libertad en 1820 y se convirtió en un magnate textil. En la década de 1870, estableció la Fábrica de Lino de Yúrievets, cuyos edificios de ladrillo aparecen algo visibles en una fotografía de Prokudin-Gorski. La familia Mindovski adquirió importancia en Moscú y construyó imponentes mansiones que perduran hasta nuestros días.

Plaza de la Catedral, con el campanario de San Jorge y la catedral de la Entrada de Cristo en Jerusalén. Vista norte desde la colina de la fortaleza. 15 de julio de 2012.

La prosperidad de Yúrievets se reflejó en la construcción de la iglesia, que incluía un complejo central formado por las catedrales de la Entrada en Jerusalén (principios del siglo XVIII) y la Dormición, terminada a mediados del siglo XIX. La catedral de Jerusalén es especialmente pintoresca, con su corona de cúpulas en alto al estilo de Yaroslavl. Cerca se encuentra uno de los campanarios más altos del río Volga. La estructura de cinco niveles fue construida a mediados del siglo XIX y contiene una pequeña iglesia dedicada a San Jorge, evocación del primer santuario de la ciudad, fundado por el príncipe Yuri.

Prokudin-Gorski fotografió el conjunto de la catedral desde el este, cerca de la orilla del río, con pilas de leña a lo largo de la ribera. Aunque las catedrales fueron gravemente dañadas durante el período soviético, el campanario ha seguido siendo el punto de referencia dominante de la ciudad, como muestran dramáticamente mis fotografías de julio de 2012.

Campanario de San Jorge y catedral de la Entrada de Cristo en Jerusalén. Vista este desde el río Volga. Primer plano: leña apilada. Verano de 1910.

La foto más amplia de Prokudin-Gorski desde un acantilado justo al sur de la ciudad muestra la zona baja, que resultó sumergida por la transformación del Volga durante la posguerra. Mis fotografías, desde el mismo punto de vista revelan lo que se ha perdido, pero también mucho de lo que se ha conservado. La perspectiva de Prokudin-Gorski transmite la sensación de una era más tranquila, antes de la guerra y el cambio revolucionario.

Campanario de San Jorge. Vista sudeste. 15 de julio de 2012.

A principios del siglo XX, el fotógrafo ruso Serguéi Prokudin-Gorski ideó un proceso complejo para realizar fotografías a color. Entre 1903 y 1916 viajó a través del Imperio ruso y tomó más de 2.000 fotografías con este proceso, que implicaba realizar tres exposiciones en una placa de vidrio. En agosto de 1918, abandonó Rusia y finalmente se instaló en Francia con gran parte de su colección de negativos de vidrio. Tras su muerte en París en 1944, sus herederos vendieron la colección a la Biblioteca del Congreso. A principios del siglo XXI, la Biblioteca digitalizó la Colección Prokudin-Gorski y la puso gratuitamente a disposición del público mundial. Muchas web rusas tienen ahora versiones de la colección. En 1986 el historiador arquitectónico y fotógrafo William Brumfield organizó la primera exposición de fotografías de Prokudin-Gorski en la Biblioteca del Congreso. Durante un período de trabajo en Rusia, a partir de 1970, Brumfield ha fotografiado la mayoría de los sitios visitados por Prokudin-Gorski. Esta serie de artículos comparará las vistas de Prokudin-Gorski de los monumentos arquitectónicos con fotografías tomadas por Brumfield décadas más tarde.

Si te gustó este texto, pincha aquí apra leer sobre la iglesia de San Juan Crisóstomo en Yaroslavl: obra maestra de las artes dramáticas.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies