¿Cuál es la estación de metro más bonita en toda Rusia?

Además de Moscú y San Petersburgo hay otras ciudades rusas con sistemas de metro y la mayoría de las estaciones son auténticas obras de arte y de arquitectura. Hemos preguntado a los locales que nos digan cuáles son sus estaciones de metro favoritas

Solo hay siete ciudades rusas con metro. No solo es la manera más rápida y eficiente de viajar por la ciudad, también es una manera magnífica de conocer los tesoros culturales que hay bajo tierra. ¿Qué estaciones son las más queridas por los locales?

Arbátskaia, Moscú

El metropolitano de Moscú es el sistema de trenes subterráneo más grande y antiguo del país. Las primeras estaciones (línea roja) se abrieron en 1935. Actualmente, el enorme sistema incluye 12 líneas con 203 estaciones. Cada día 10.000 trenes llevan a más de siete millones de pasajeros. Las estaciones centrales son como palacios subterráneos, decoradas con mármol, mosaicos y esculturas de bronce.

“La estación más bonita de Moscú es Arbátskaia (línea azul oscuro), decorada de manera exuberante con mármol y estuco”, comenta María Zagriádskaia, manager de recursos humanos. “La estación la diseñaron los mejores arquitectos de la época en un estilo conocido como barroco de Moscú”.

Turguénievskaia, Moscú

“Mi estación favorita es Turguénievskaia (línea naranja) y sus túneles a Chístie Prudí y el bulevar Srétenski. Esta estación es muy acogedora y cómoda”, comenta Olga Ruzánova, que trabaja en marketing. “Me encanta el área alrededor de esta estación: la Biblioteca Turguéniev, la Casa de Té, la calle Miasnítskaia, mi vida en Moscú empezó aquí. Cuando venía como turista me instalaba

en un hostal que hay cerca, una casa del siglo XIX con puertas de hierro. Solía caminar por la calle Miasnitskaia por las mañanas, comprar unas galletas en la Casa de Té y a menudo veía ahí estrellas de la televisión. Así que decidí mudarme de Novosibirsk a Moscú”.

Ruzanova también recomienda, entre otras estaciones, Novoslobódskaia, con sus bellas vidrieras y la plataforma de observación en Vorobiovi Gori.

Admiraltéiskaia, San Petersburgo

El metro de San Petersburgo tanto el segundo más antiguo como el segundo más largo del país. Se inauguró en 1955 y cuenta con cinco líneas y 67 estaciones. Es el sistema de metro más profundo del mundo y algunas de las estaciones están a una profundidad de 100 metros. Hay ocho estaciones consideradas patrimonio cultural.

Muchas son bellas, incluso opulentas, comenta Irina Efros, fundadora de una compañía de eventos. “Algunas de las estaciones de la época de Stalin tienen incluso decoraciones de palacio. Por ejemplo, Ávtovo tiene 16 columnas cubiertas de paneles de cristal. Antes este tipo de columnas se instalaban solamente en el Palacio de Invierno y en el Palacio de Catalina en la ciudad de Pushkin, no lejos de San Petersburgo”.

La estación Admiraltéiskaia (línea violeta) es la favorita de Efros.

“Es la estación más profunda de Rusia y una de las más profundas del mundo. Tiene unas decoraciones increíblemente bellas dedicadas a temas navales”, dice Efros. “Te puedes pasar media hora mirando los mosaicos: 'La fundación del Almirantazgo', 'El río Nevá' y 'Neptuno'. También hay columnas decoradas con bajorrelieves de famosos almirantes rusos y comandantes navales como Ushákov, Makárov, Apraksin, Grigórovich, Najímov y Bellingshausen; así como celosías con anclas doradas y diagramas de la rosa de los vientos en suelo, etc”.

Se abrió en diciembre de 2011 y los constructores no consiguieron acabarla en el plazo oficial, establecido para 1997. Entre 1997 y 2011 esta estación se llamaba 'estación fantasma', ya que los trenes pasaban sin parar. “Durante años parecía un feo pedazo de tierra abandonada en medio de la ciudad. Ahora estamos contentos de tener esta bonita estación, que hace que sea más conveniente viajar por esta zona”, comenta Efros.

Gueologuícheskaia, Ekaterimburgo

El primer metro de la región de los Urales se abrió en 1991 en Ekaterimburgo. Solamente tiene una línea y nueve estaciones y transporta a unas 200.000 personas al día.

“Una de mis favoritas en Gueologuícheskaia”, afirma la periodista Yulia Shevélkina. “Las paredes de la estación están llenas de ventanas, detrás de las cuales se pueden ver diferentes capas de la Tierra, en diferentes colores hechos a base de piedras semipreciosas encontradas en los Urales. Este tipo de decoración transmite la singularidad de los Urales, porque la región es rica en malaquita y otras piedras preciosas”.

Chkálovskaia, Ekaterimburgo

Otra estación destacada es Chkálovskaia. “Decorada en memoria del vuelo de Chkálov a América, el interior parece un avión y las paredes recuerdan al fuselaje”, explica Yulia. “Hay retratos de la tripulación y recortes del Pravda hechos de mármol”.

Dvigátel Revolutsii, Nizhni Nóvgorod

El metro de Nizhni Nóvgorod es el menos profundo de Rusia, con estaciones situadas a no más de 20 metros. Las primeras abrieron en 1985 y actualmente cuenta con dos líneas y 14 estaciones.

“Mi favorita en Dvigátel Revolutsii (“Motor de la revolución”) en la línea roja”, comenta Yulia Petuhskova, que trabaja como administradora. “A los locales les gusta especialmente debido a su admirable nombre, en honor de una fábrica de motores diesel”.

Kremlióvskaia, Kazán

El metro de Kazán es el más nuevo de Rusia y el único inaugurado en el país desde la caída de la URSS. Los primeros pasajeros se subieron a los vagones en 2005, cuando se celebró el primer milenio de la ciudad. Actualmente el metro cuenta con una línea con diez estaciones. Kremlióvskaia es una de las más famosas.

“Es una bella estación y aunque esté en el corazón mismo de Kazán, no suele estar muy llena”, comenta la periodista Elena Vavílova. “Siempre puedes encontrar un sitio y disfrutar de los rasgos nacionales representados en los diseños de las paredes y el techo”.

Otra estación destacable del metro de Kazán es Ploshchad Tukaia, cuyas paredes están decoradas con mosaicos que muestran escenas de cuentos tártaros, comenta Vavílova.

Si quieres descubrir cómo es realmente el metro de Moscú, haz click aquí

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies