48 horas para enamorarse de los Urales

7 de agosto de 2017 Anna Sorókina
Situada a casi 900 millas al noreste de Moscú, en el río Kama, Perm es a la vez una potencia industrial y uno de los principales centros culturales de Rusia. El territorio alrededor de la ciudad, conocido como el Gran Perm, conserva un gran patrimonio histórico.

Día 1: Paseo por Perm

Caminar a lo largo de las líneas verdes y rojas

La Opera Estatal y Teatro del Ballet en Perm. Fuente: Oleg VorobiovLa Opera Estatal y Teatro del Ballet en Perm. Fuente: Oleg Vorobiov

La ruta turística de la "línea verde" apareció en 2010, comenzando cerca del monumento Granos Salados de Perryak y finalizando con la escultura El Oso Andante. Siga la línea, y verá un total de 40 lugares de interés, incluyendo la famosa Opera Estatal y Teatro del Ballet, donde el notable director de orquesta Teodor Currentzis celebra actuaciones aclamadas por el público. Caminar por esta ruta dura aproximadamente dos horas.

La escultura El Oso Andante. Fuente: Oleg VorobiovLa escultura El Oso Andante. Fuente: Oleg Vorobiov

En 2012, se añadió una ruta más - la romántica "línea roja". Siguiendo esta ruta, un viajero conoce la ciudad a través de los ojos de gente famosa que vivió allí, entre ellos el escritor Arkadi Gaidar, el Gran Duque Mijaíl Románov, el impresionista Serguéi Diáguilev y muchos más. El recorrido, de una hora de duración, cubre un total de 20 sitios.

Se pueden descargar mapas y guías de audio en el sitio web oficial. Por desgracia, sólo están disponibles en ruso.

Prueba platos tradicionales de los Urales

¿Qué comen en Perm para el almuerzo después de un largo paseo? Se pueden encontrar un montón de lugares diferentes, que van desde los quioscos de comida rápida a restaurantes elegantes. Pero para sentir mejor el ambiente local, pruebe algo autóctono.

Uno de esos platos tradicionales de los Urales es el posikunchiki, un pequeño pastel fritos con carne picada condimentada y relleno de cebolla. Parecen una versión más pequeña del chebureki, (una especie de empanadilla rellena de carne). Estos deliciosos aperitivos se pueden encontrar por todas partes en la región de Perm.

Posikunchiki. Fuente: Anna SorókinaPosikunchiki. Fuente: Anna Sorókina

Los shangui (o shanezhki) parecen una mezcla de pirozhkí y vatrushki: bollos de masa con abundantes ingredientes como papas, requesón, pescado, mazorca, etc. Es comida muy sencilla, sabrosa y sin pretensiones.

Por cierto, la familia más famosa de entre todos los comerciantes e industriales de los Urales dio su nombre a la que quizás se la más famosa comida rusa: carne de vaca. Según cuenta la historia, el conde Alexánder Stróganov ordenó a sus sirvientes que alimentaran a cualquiera que pisara su territorio. Frente a la necesidad de un plato que pudiera prepararse rápidamente, sabroso y que llenase, los chefs del conde pusieron sus cabezas a trabajar y crearon lo que eventualmente se conoció como carne de vaca stroganoff.

Haga un viaje por el río Kama

Un crucero de 1,5 horas de duraciónle llevará por el río. Los ferrys funcionan cada hora desde la estación de Perm 1, y los boletos se pueden comprar en la estación fluvial.

El malecón del río Kama. Fuente: Oleg VorobiovEl malecón del río Kama. Fuente: Oleg Vorobiov

El barco recorre el río Kama desde principios de mayo hasta finales de septiembre. Por la noche podrá pasear por el hermoso nuevo malecón del Kama, que ofrece unas vistas impresionantes.

Día 2: Descubra los Urales del norte

Toque el musgo blanco de la taiga

El musgo blanco de la taiga. Fuente: Oleg VorobiovEl musgo blanco de la taiga. Fuente: Oleg Vorobiov

El camino hacia el norte del territorio de Perm se extiende a través de los bosques de la taiga. Extraordinarias combinaciones de colores le esperan en el camino. Tomemos, por ejemplo, los arbustos de arándanos con follaje de todos los tonos de rojo. Pero lo más llamativo es un musgo verde claro, casi blanco. A veces puede cubrir completamente el camino.

El musgo blanco. Fuente: Oleg VorobiovEl musgo blanco. Fuente: Oleg Vorobiov

Usted encontrará una experiencia muy extraña caminar sobre la esta capa suave y ver como sus pies se hunden en el musgo por encima del tobillo. Le instamos a no internarse demasiado en el bosque porque es fácil perderse.

Vea los edificios hundidos de Usolie

Usolie. Fuente: Oleg VorobiovUsolie. Fuente: Oleg Vorobiov

La pequeña ciudad del siglo XVII de Usolie (126 millas al norte de Perm) se convirtió en una isla después de la construcción de la estación hidroeléctrica Kama a finales de 1950. Los residentes fueron reubicados, pero la isla ha conservado algunas estructuras históricas interesantes, incluyendo algunas estancias de Stróganov y la iglesia barroca de la transfiguración.

Usolie. Fuente: Oleg VorobiovUsolie. Fuente: Oleg Vorobiov

La mayoría de los edificios son efectivamente ruinas pintorescas entre malas hierbas. A poca distancia se encuentra la Iglesia restaurada de San Nicolás, cuya construcción se atribuye a su hijo Andréi Voronijin, el arquitecto de la Catedral de Kazán en San Petersburgo.

Usolie. Fuente: Oleg VorobiovUsolie. Fuente: Oleg Vorobiov

Visite la antigua capital del Gran Perm

La pequeña ciudad de Cherdyn (190 millas al norte de Perm) fue la capital del Gran Perm en la Rusia Medieval (siglos X a XV, antes de que fuera parte del estado ruso y en los siglos XV a XVIII). No era sólo el centro del comercio con las regiones orientales, sino que también era un núcleo de cultura religiosa. Hoy en día, sus iglesias de madera, verdaderamente únicas,  y sus pintorescos convierten a este lugar en algo así como un museo al aire libre.

Cherdyn. Fuente: Oleg VorobiovCherdyn. Fuente: Oleg Vorobiov

"Las viejas formas arquitectónicas se conservan aquí, sin cambios durante siglos", escribió el historiador Mijaíl Necháiev.

Cherdyn. Fuente: Oleg VorobiovCherdyn. Fuente: Oleg Vorobiov

El centro está situado en la Colina Troitski, donde en 2003 se descubrieron unas muy raras placas medievales persas. El trabajo arqueológico continúa, y el objetivo es encontrar la fundación del primer kremlin en los Urales.

Cherdyn. Fuente: Oleg VorobiovCherdyn. Fuente: Oleg Vorobiov

En 1933, Cherdyn se hizo famosa como el lugar de deportación del poeta Ósip Mandelstam. Después de sólo dos semanas aquí, intentó suicidarse.

"Mandelstam estaba obsesionado con la idea de ser detenido por el NKVD a las 6:30 de la mañana, por lo que su esposa ponía a esa hora el reloj en la casa todos los días", nos contó Ekaterina Shishígina, experta del Museo de Cherdyn. “Sólo cuando se daba cuenta de que nadie había venido, se calmaba. Una vez, harto, se tiró por la ventana, pero sobrevivió”. Después de aquello acabó siendo desterrado Vorónezh y muriendo en un campo de tránsito, de camino al gulag.

Cherdyn. Fuente: Oleg VorobiovCherdyn. Fuente: Oleg Vorobiov

Aunque era su lugar de exilio, Mandelstam aseguraba estar impresionado por la naturaleza local y las gentes de la antigua capital del Gran Perm. Muchas otras familias víctimas de la represión estalinista se quedaron en Cherdyn, incluso después de su rehabilitación por parte del gobierno. Sus pertenencias e historias se exhiben en el museo local gracias a sus descendientes y a las personas que todavía están buscando respuestas.

Lea más:

Turismo alternativo en los Urales

15 impresionantes enclaves naturales en Rusia

+
Síguenos en nuestra página de Facebook