4 obras maestras en forma de estación en la línea verde del metro de Moscú

Mayakovskaya Metro Station

Mayakovskaya Metro Station

Vostock-Photo
Columnas de mármol y elaborados mosaicos obra de los arquitectos más famosos de la primera mitad del siglo XX.

En la línea verde del metro de Moscú hay muchos ejemplos de impresionantes ejemplos de diseño en estilo imperial estalinista. Mosaicos, medallones de bronce, columnas de mármol y decoraciones con hojas de oro, muchas de ellas son el orgullo del metro de Moscú. El subterráneo de la capital rusa es una auténtico museo bajo tierra.

La línea verde, también conocida como Zamoskvoretskaia, tiene 22 estaciones, con salidas al Kremlin, la Plaza Roja, el edificio principal de la Galería Tretiakov y la estación Belarrusski. Las estaciones más llamativas se construyeron a mediados de los años 30 o principios de los 40. Representan el poderío del pueblo soviético y glorifican el trabajo de obreros y campesinos. RBTH te descubre cuatro estaciones que se merecen una visita.

Dinamo

Dinamo. Fuente: Nikolái Galkin/TASSDinamo. Fuente: Nikolái Galkin/TASS

Uno de los objetivos de la URSS fue crear una nación sana de ciudadanos capaces de reconstruir las fábricas y reactivar la agricultura. Ese énfasis en la salud hizo que el deporte adquiriera importancia y fuese uno de los motivos utilizados para decorar la estación de Dinamo. Construida en estilo constructivista en 1928 el nombre proviene de uno de los mayores estadios de la ciudad.

Dinamo. Fuente: Nikolái Galkin/TASSDinamo. Fuente: Nikolái Galkin/TASS

El diseño de la estación en la calle es de estilo neoclásico, como un homenaje a la antigua Grecia, donde surgieron los juegos olímpicos. Las corintias columnas de mármol están decoradas con frisos y bajorrelieves con escenas de deportes.

Medallón de porcelana en la estación de metro Dinamo. Fuente: Nikolái Galkin/TASSMedallón de porcelana en la estación de metro Dinamo. Fuente: Nikolái Galkin/TASS

Bajo tierra la decoración es más comedida e incluye siete tipos de mármol diferente. Los medallones de porcelana muestras escenas de atletas. Se realizaron siguiendo los bocetos del la escultora Elena Janson-Manizer.

Maiakóvskaia

Maiakóvskaia. Fuente: Nikolái Galkin/TASSMaiakóvskaia. Fuente: Nikolái Galkin/TASS

Para muchos es la estación más bonita, no solo de Moscú, sino del mundo. Se trata de una obra maestra del estilo art déco.

Mosaicos en el atrio de la estación. Fuente: Nikolái Galkin/TASSMosaicos en el atrio de la estación. Fuente: Nikolái Galkin/TASS

Se abrió en 1938 y está diseñada por el arquitecto Alexéi Dushkin. En la construcción se utilizaron las técnicas más modernas de su época. En vez de pilares pesados hay altas y esbeltas columnas hechas a base de acero, que dan la impresión de un amplio atrio. Además cuenta con numerosos mosaicos, basados en los bocetos del pintor Alexánder Deineka, que surgen ante la iluminación de los focos.

Maiakóvskaia. Fuente: Nikolái Galkin/TASSMaiakóvskaia. Fuente: Nikolái Galkin/TASS

En total hay 34 mosaicos en el techo abovedado de la estación. Se organizan bajo el tema: '24 horas en la tierra de los sóviets' y muestra el imaginario soviético, con obras como 'Dos aeroplanos', 'Cosecha de grano', 'Dirigible en la torre Spasski', entre otros. El diseño de la estación fue muy aclamado en su época y en la Exposición Universal de 1939 el proyecto de la estación recibió el mayor premio.

Novokuznétskaia

Pasajeros en la estación Novokuznétskaia Fuente: Nikolái Galkin/TASSPasajeros en la estación Novokuznétskaia Fuente: Nikolái Galkin/TASS

Esta estación es una de las más lujosamente decoradas entre las construidas durante la Segunda Guerra Mundial. En la plataforma hay  enormes bancos de mármol con reposabrazos en estilo renacentista. Encima de ellos hay decorativos medallones de bronce con imágenes de banderas, escudos y pistolas así como retratos de comandantes rusos que van desde Alexánder Nevski hasta Alexánder Suvórov y Mijaíl Kutúzov.

 Retrato de Alexánder Nevski en la estación de metro Novokuznétskaia. Fuente: Konstantín Kokoshkin/Global Look Press Retrato de Alexánder Nevski en la estación de metro Novokuznétskaia. Fuente: Konstantín Kokoshkin/Global Look Press

El techo del atrio central está decorado con gigantescos candelabros y seis mosaicos que muestran la vida en la URSS. Se realizaron durante el sitio de Leningrado y están diseñados por Alexánder Deineka. El color predominante es el azul oscuro, que imita el cielo, a pesar de encontrarse bajo tierra.

Novokuznétskaia. Fuente: Nikolái Galkin/TASSNovokuznétskaia. Fuente: Nikolái Galkin/TASS

Tras la guerra se añadió un friso de escayola al ya lujoso decorado en el que se muestran escenas militares y patrióticas intercaladas con decoraciones militares.

Teatrálnaia

Estación de metro Teatrálnaia. Fuente: Vostock-PhotoEstación de metro Teatrálnaia. Fuente: Vostock-Photo

Junto con la estación Maiakóvskaia es uno de los orgullos de esta museo subterráneo. Las salidas dan a los teatros Bolshói y Mali así como a la Plaza Roja y el Kremlin, de modo que la riqueza de la ornamentación estaba diseñada para impresionar tanto a los extranjeros como a los rusos. El diseño es obra de Iván Fomin, que se refirió a la zona de los billetes como la antesala. Fue su última obra.

Pasillo entre las estaciones Teatrálnaia y Ploshchad Revoliutsii Station. Fuente: Nikolái Galkin/TASSPasillo entre las estaciones Teatrálnaia y Ploshchad Revoliutsii Station. Fuente: Nikolái Galkin/TASS

Los pilares y la cámara central, como los techos con casetones en forma de diamante están cubiertos de mármol y el suelo tiene granito amarillo y negro.

Esculturas de porcelana en la estación de metro Teatrálnaia. Fuente: Nikolái Galkin/TASSEsculturas de porcelana en la estación de metro Teatrálnaia. Fuente: Nikolái Galkin/TASS

El espacio está diseñado con gigantescos relieves de porcelana que muestras danzas y músicas de los pueblos de la URSS. Estas figuras de músicos y figuras danzantes con vestidos tradicionales representan a siete repúblicas soviéticas: Georgia, Armenia, Kazajistán, Uzbekistán, Ucrania, Belarús y Rusia.