10 platos fáciles de preparar que los rusos adoran

Estos platos de cocina rusa te calentarán durante el una fría tarde de invierno y te alegrarán.

Los platos que fueron tan amados por los niños en el pasado, aún hoy en día calientan los corazones y los estómagos. Son abundantes, sencillos y muy satisfactorios, como si estuvieras de nuevo en casa de tus padres. Entonces, ¿qué comida de consuelo prefieren los rusos? 

Grenki o pan con huevos

Tomar dos rebanadas de pan de trigo, colocar mermelada entre ellas y luego freírlas en huevos: esta receta puede parecer extraña, pero eran adorados por casi todos los niños soviéticos y quienes crecieron en la década de 1990, cuando no había tantos dulces como hoy en día. Además, era muy fácil de preparar y los niños podían incluso hacerlo ellos mismos. Algunos adultos siguen haciéndolo.

Revisa aquí la receta (en inglés).

Pasta al estilo de la Marina 

Un verdadero plato popular que bien merece una medalla. La pasta al estilo de la Marina se servía realmente a los marineros en la Unión Soviética y luego pasó a la “cocina civil”. Simplemente se trata de pasta frita con carne picada y cubierta de huevo (si se quiere). Este plato fue una salvación para muchas familias, ya que les permitía preparar la cena muy rápidamente con los productos disponibles.

Patatas fritas con salchichas o setas

¿Qué puede ser más delicioso que llegar a casa después del trabajo y freír patatas con cebollas y salchichas o champiñones? A diferencia de los estadounidenses y europeos, los rusos prefieren cortar las patatas en pequeñas rodajas y freírlas en una sartén, no en una freidora. Así se hace este plato muy simple, pero muy sabroso. Una cosa, trata de no comer este plato muy a menudo si no quieres despedirte de la forma de tu cuerpo.

Pelmeni (bolas de masa)

Muchas familias rusas todavía tienen la tradición de reunirse en la cocina en las tardes de invierno y hacer pelmeni. Normalmente hacen muchos y las congelan para el futuro y cuando necesitas una cena rápida puedes hervirlas durante unos minutos. Hoy en día, los rusos suelen comprar pelmeni congelados en el supermercado. Es mejor comerlas con crema agria (para los pelmeni dulces) o mayonesa (para los pelmeni salados). Y a algunos incluso les gusta freírlas!

Sírniki (tortitas de requesón)

Uno de los platos favoritos de los rusos a base de requesón son los sírniki. Estos gruesos panqueques se hacen con requesón, huevos, harina y azúcar y se preparan en tan sólo 15 minutos. La perfecta comida reconfortante para un ruso, que siempre le recuerda a la infancia. De nuevo, ¡no te olvides de añadir crema agria! 

Tubo de gofre con leche condensada hervida

Un postre para aquellos que tenían una antigua máquina de hacer waffles soviéticos en casa. La masa era lo más fácil de hacer mientras que enrollar los gofres en un tubo era lo que más costaba. Es imposible imaginar esta delicia sin leche condensada hervida en su interior.

Aquí hay una receta de gofres.

Rebanada de pan con pan de centeno, mantequilla y sal

El pan siempre ha tenido un lugar especial en el corazón ruso y el pan de centeno, especialmente el Borodinski, sigue siendo muy popular. Se considera más saludable que el pan de trigo blanco. Una simple rebanada de pan, mantequilla y sal causará ataques de nostalgia en cualquier persona rusa.

Oladi (panqueques fritos)

Exuberantes y apetitosos panqueques hechos con masa de kéfir (leche agria) se preparan en pocos minutos y le recordarán los desayunos de los domingos en casa de una abuela rusa.

Sopa de queso procesado

En los años soviéticos, había un popular queso procesado llamado Druzhba (Amistad) y muchos platos se preparaban con este producto, incluyendo esta sopa vegetariana. Para cocinar, sólo se necesitaban algunas verduras, queso procesado y pan seco (crotones). La gente todavía hace esta sopa hoy en día, por un poco de nostalgia. 

Panqueques de calabaza

Los panqueques con calabaza fresca rallada o calabacín recuerdan los días de verano en una dacha rusa. Si hubiera una gran cosecha de calabaza cerca, este plato sería muy popular para el almuerzo. La receta es fácil: calabaza, cebolla, harina y huevos… y claro, no te olvides de añadir crema agria

LEE MÁS: Aquí encontrarás la receta (en inglés)

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies