'Coteletas' de Pozharski, la receta de carne picada más tierna y sabrosa

Victoria Drey
Se hace con picatostes y se fríen en mantequilla. Prueba este delicioso plato, que es tan popular en Rusia.

Las 'coteletas' (bolas fritas de carne picada) son uno de los platos principales más queridos en la tradición culinaria rusa. Hay muchas variaciones de este plato. Una de las más populares es la 'coteleta' “Pozharski” que se hace con carne picada de pollo. El plato se conoce desde la primera mitad del siglo XIX, después de que el emperador Nicolás I lo probara en la taberna de la familia Pozharski en su camino de Moscú a San Petersburgo.

Se trata de un plato con algunas características únicas. Primero, en lugar de cubrir las hamburguesas con pan rallado, antes de freírlas, las 'coteletas' Pozharski se cubren con pequeños picatostes o crotones. Esto le da al plato una textura crujiente por fuera y tierna por dentro.

Además, no lleva ni cebolla ni ajo. Sin embargo, las 'coteletas' Pozharski siguen siendo muy jugosas porque se les añade mantequilla y pan de leche empapado en la base de carne picada. Por cierto, son aptas para los niños.

Es importante no solo picar la carne, sino también mezclarla correctamente con mantequilla y otros ingredientes a mano o con un procesador de alimentos. También requieren de una cocción en dos pasos: primero freírlas en una sartén y luego hornearlas. Y aunque toma algo de tiempo, el resultado vale la pena.

Ingredientes:

  • 500 g de pechuga de pollo
  • 100 g de pan blanco + 100 g para cubrir
  • 70 ml de crema (20-35%)
  • 50 ml de leche
  • 50 g de mantequilla + 20 g para freír
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite vegetal para freír

Elaboración:

Empieza con la base de carne picada. Toma la mitad del pan blanco, corta la corteza y mezcla el pan con leche. Déjalo a un lado por un minuto.

Pasa la pechuga de pollo por la trituradora, luego añade el pan remojado y pásala también por la trituradora.

A continuación, añade a la mezcla de carne mantequilla blanda, una pizca generosa de sal, pimienta molida y azúcar. Mézclalo con las manos durante al menos 5 minutos, luego cubre con una envoltura de plástico y deja en la nevera durante media hora para que se enfríe y cuaje.

Mientras tanto, prepara la cobertura. Corta la corteza de la segunda mitad del pan en pequeños cubos. Colócalo sobre papel de horno y mete en el horno durante 10 minutos a 150°C, el punto es secar estos cubos de pan para hacer pequeños picatostes. Cuando estén listos, deja que se enfríen completamente.

Ahora pasamos a dar forma a las 'coteletas': mójate las manos con agua fría, toma un puñado de la mezcla de carne y dale forma de óvalo con bordes ligeramente puntiagudos. Repite hasta que te quedes sin carne picada.

Fríe las chuletas en una mezcla de aceite vegetal y mantequilla durante 3-4 minutos por cada lado hasta que logren una superficie dorada y crujiente. La capa de picatostes se quema rápido, así que asegúrate de freírlos a fuego medio.

Luego, pasa la carne a una bandeja de hornea 15-20 minutos a 180°C.

Sirve inmediatamente y priatnogo appetita!

LEE MÁS: Cómo organizar una parrilla al estilo ruso para celebrar una fiesta brutal al aire libre

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies