Los mejores restaurantes de Sochi: dónde comer después de esquiar

Foto de prensa
Si no has ido a esquiar en los Alpes, pero has elegido en su lugar las pistas del Krásnaia Poliana, lee aquí donde puedes comer o cenar... o simplemente tomar fuerzas con un poco de vino caliente

Restaurante Red Fox

Malecón Lavanda, 3. Estación de esquí Roza Jútor. Krásnaia Poliana, Sochi

Factura media: a partir de 3.000 rublos

Este es uno de los restaurantes más famosos de Krásnaia Poliana. A los políticos y celebridades rusas les encanta comer aquí. La cocina de autor de uno de los mejores chefs de Rusia, Vladímir Mujin, no le dejará indiferente.

El menú de Red Fox consiste en los éxitos del White Rabbit de Moscú, un restaurante que aparece en la lista 23 de los 50 mejores restaurantes del mundo. Los platos se basan en productos locales de temporada: pescado del Mar Negro, queso de granja, carne de caza, hierbas y bayas de los bosques de la Reserva del Cáucaso. También se pueden pedir mariscos vivos, sacados directamente de un acuario con agua de mar.

Al caer la noche es encendida una chimenea en el restaurante y los huéspedes están obligados a observar un código de vestuario nocturno. Es mejor reservar con antelación.

Restaurante Jmeli Ice Suneli

JSC Gazprom, altura: 1.660 metros, Priut Pijtovi. Krásnaia Poliana, Sochi

Factura media: 1.500 rublos

El Jmeli Ice Suneli está situado en la cima de una montaña, entre abetos y pinos. Aquí los comensales pueden degustar la verdadera cocina de Sochi: el jachapuri de Ayaria, el suluguni con piña y confitura de mandarina de Abjasia y el kebab de pollo circasiano. Todo esto es una mezcla de cocina caucásica y rusa, interpretada por un joven chef ruso, Timur Agzámov. El restaurante cuenta con un acogedor comedor decorado en estilo alpino y realizado en madera natural, así como una terraza exterior.

"Un bonito lugar en una ladera. Me encantaron los techos altos del restaurante y la hermosa vista desde la terraza", nos contó Marina.

Restaurante Visotá 2320 (Altura 2320)

Vershina Roza Pik, visota 2320,3ª estación del Expreso Caucásico. Estación de esquí Roza Jútor. Krásnaia Poliana, Sochi

Factura media: a partir de 1.000 rublos

Del nombre ya transmite que el restaurante está situado en el punto más alto del complejo Roza Jútor, en la estación a mayor altura de todas las del teleférico Caucasian Express. Las ventanas del restaurante le ofrecen la mejor vista de la cima principal de la montaña caucásica.

Pruebe el caviar de lucio con tostadas y la mousse de crema agria con rábano picante, así como el queso suluguni frito con mermelada de feijoa. Y no dejes de probar el vino caliente. Se dice que el propio chef va a las montañas para recoger las hierbas que hay en este brebaje.

Restaurante-bar Grusha (Pera)

Calle Medóvaia, 8/1, Gornaia Olimpíiskaia derevnia. Roza Plato, Sochi

Factura media: a partir de 1.500 rublos

La pera circasiana es la tarjeta de presentación de la región, como indica el nombre del restaurante. El chef usa la pera en muchos de los platos, así que si quieres probar combinaciones de sabores poco habituales, este es sin duda tu lugar. Pizza con pera, albóndigas con pera, sidra de pera, salsas de pera y postre con pera guisada. Sin duda este restaurante es la pera.

“Un buen sitio para beber cerveza, un licor o algo original antes o después de asaltar las pistas¡”, certifica Alexéi.

“¿Che? ¡Jarcho!” restaurante

Mzimta Dvor, Roza Plato. Górnaia Olimpóiskaia derevnia, Sochi

Factura media: a partir de 1.500 rublos

¿Es mejor ir al “¿Che? ¡Jarcho!” con un grupo grande de gente bullanguera. Prueba los platos a la parrilla con cordero y ternera de las granjas locales de Krasnodar, o los pescados y mariscos del Mar Negro, todos preparados con condimentos aromáticos. Recomendamos el jinkali y el jachapuri hecho según las recetas caseras, muy populares aquí. Los precios son muy razonables.

Taberna Trikoni

Calle Michurina, 1. Krásnaia Poliana, Sochi

Factura media: 1.000 rublos

En la pequeña taberna Trikoni, junto a la cocina europea, se puede probar también el salmón silvestre en los entrantes de pan de pueblo, la ensalada caliente Jitri Lis, que los lugareños elogian, y el borsch Krásnaia Poliana. La carta de pescados consiste en productos locales: el pez cabra, la rapana, o los mejillones son todos del Mar Negro.

“Disfrutamos allí de una acogedora cena familiar, con música de piano como fondo”, compartío Victoria sus impresiones del Trikoni.

Restaurante Sajalín

Malecón Lavanda, 3. Estación de esquí Roza Jútor. Krásnaia Poliana, Sochi

Factura media: a partir de 2.000 rublos

En Roza Jútor puedes hacer un viaje gastronómico al otro lado de Rusia y probar los mariscos de la isla de Sajalín: el cangrejo de Kamchatka, vieiras, trompeteros, el salmón, los camarones de Sajalin, la escofinas...

“Lo primero en lo que reparamos al llegar al restaurante fue una gran nevera con mariscos”, dice Natalia. Este refrigerador contiene un montón de camarones, ostras de Sajalín, vieiras del Lejano Oriente, caracoles y erizos de mar.

Los huéspedes pueden disfrutar de las exquisiteces del Raw Bar y probar el menú característico del chef Vladímir Mujin y el chef Alexánder Viájerev. El restaurante cuenta con una bodega de vinos bien surtida, para acompañar la comida.

Restaurante Luciano

Calle Olimpíiskaia, 35. Plaza Rátusha. Estación de esquí Roza Jútor. Krásnaia Poliana, Sochi

Factura media: 2.000 rublos

Cuando estás en este restaurante te sientes italiano. Luciano está situado casi en el mismo ayuntamiento, en la plaza central de Roza Jútor. Pizza, bruschetta, pasta... encontrarás todos sus platos italianos favoritos en el menú. Y excelentes café y postre, por supuesto.

Durante la temporada de esquí la gente suele beber aquí vino caliente mientras esperan el telesilla. Muchos almuerzan en él cuando bajan.

Endemic Mountain Brewery

Calle Medoveevskaia, 17. Vecindario de Krasnopolyanski. Pueblo de Medovéievka, Sochi

Factura media: 1.500 rublos

Se visita a la Endemic Mountain Brewery para hacer un recorrido por ella o simplemente para tomar su rica cerveza casera. Esta cervecería artesanal está situada en un pueblo montañoso llamado Medovéievka, a 700 metros de altitud, entre la estación de esquí Krásnaia Poliana y la costa oriental del Mar Negro. Una de las cosas a probar es la cerveza Mountain Ale, similar a la American Pale Ale, con retrogusto y notas de té verde, o la cerveza Red Polyana IPA, de color rojo amargo con notas cítricas y un toque a agujas de abeto.

Para llegar hasta este lugar, tendrás que coger un autobúsdes de Chvizhels que va por la carretera de montaña. El viaje dura 15 minutos.

¡Si vas a hacer noche en Sochi, puedes dormir en una cama usada por Stalin! Si quieres saber cómo, pincha aquí.

Haz click si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies