5 restaurantes con increíbles vistas de Moscú

Sixty
Algunos restaurantes de Moscú atraen visitantes no solo con chefs carismáticos, sino también con la sensación de que todo el mundo, o al menos la capital de Rusia, está a sus pies. Aquí está nuestra lista de los mejores 5 restaurantes de Moscú, con impresionantes vistas de la ciudad que te harán sentir como si estuvieras en el séptimo cielo

Sixty

Dique Présnenskaia, 12, Centro Internacional de Negocios, Torre Federación, Piso 62

El restaurante Sixty está ubicado en el piso 62 de la Torre Federación, uno de los rascacielos más altos de Moscú. A 225 metros sobre el suelo, su altura no es una broma. Casi puedes tocar las nubes durante el día o contar las estrellas y las luces de los rascacielos de la ciudad de Moscú por la noche.

Al entrar en el restaurante, inmediatamente notarás sus enormes ventanas panorámicas y unos abedules (que, desafortunadamente, no son reales). Y si no te convence el visitar este restaurante por el solo hecho de que posea estos ventanales, entonces la presencia de su talentoso chef francés, Regis Trigel, debería ser más que suficiente para convencerte.

Un comensal llamado Alexánder comparte sus impresiones: "El punto fuerte del restaurante es el momento en que las ventanas se abren, la gente se levanta de sus asientos para acercarse a ellas y admirar Moscú al aire libre. De hecho, del procedimiento habitual de al airear las salas, se convierte en un espectáculo completo, ¡es genial! Se dice que este es el único lugar en toda la ciudad de Moscú donde las partes superiores de las ventanas están completamente abiertas".

Tenga en cuenta que es mejor hacer una reserva por adelantado para obtener una mesa junto a una de las famosas ventanas.

White Rabbit

Plaza Smolénskaia, 3, piso 16

White Rabbit  ocupó recientemente el lugar 23 en el listado de los 50 mejores restaurantes del mundo. Esto ya es bastante impresionante, pero sus fantásticas vistas son otro elemento a destacar. White Rabbit se encuentra debajo de una cúpula de cristal en el piso 16 del Pasaje Smolenski. Por la noche, esto garantiza a sus clientes el disfrutar de una vista impresionante de la ciudad, pero asegúrate de reservar con suficiente antelación para obtener una mesa cerca de los ventanales.

Vladímir Mújin, chef de White Rabbit, hace que la cocina rusa esté en línea con las últimas tendencias y el uso de productos locales. Los huéspedes suelen deleitarse con las cenas de Mújin cuando este, u otros chefs del restaurante, presentan sus menús especiales. Si quieres probar combinaciones originales como la borshch con carpa o el helado hecho con pan negro tradicional, este lugar es perfecto para ti.

Karlsson

Dique Ovchínnikovskaia, 20/1, Central City Tower

El Karlsson asombra a los visitantes con una impactante panorámica del Kremlin y del centro histórico de Moscú. El restaurante es especialmente agradable en verano, cuando la terraza está abierta. El chef del restaurante, Carlo Grecu (de Italia), prepara cocina mediterránea en este establecimiento. Prueba el risotto con cangrejo rey y mousse de aguacate.

Buono

Avenida Kutuzovski, 2/1, Hotel Radisson Royal

El restaurante Buono se encuentra en las plantas 29 y 30 del renovado Hotel Ucrania, el nuevo Radisson Royal, que se encuentra en uno de los siete famosos rascacielos de Moscú. La mayoría de las mesas están alineadas a lo largo de ventanas panorámicas en una terraza cubierta, proporcionando una vista impresionante de la ciudad. Otra cosa que llama la atención de los huéspedes es el horno de pizza de madera. Como ya habrás adivinado, el chef de Buono, Christian Lorenzini, está especializado en cocina italiana clásica. Prueba las vieiras con espinacas frescas, espárragos verdes, morillas y salsa de trufa.

También es posible que desees visitar un restaurante más en el mismo edificio, el Mercedes Bar con un ambiente bastante más salvaje y ubicado en el piso 31. En el Mercedes Bar, Christian Lorenzini prepara platos basados ​​en los mejores éxitos de la cocina europea moderna.

Seventh Heaven

Calle Académico Koroliov, 15, edificio 2

Este restaurante se encuentra a unos 330 metros sobre el nivel del suelo en la torre de televisión Ostánkino. Fue inaugurado en 1967, pero se cerró para su reconstrucción después de un incendio en el año 2000. Finalmente se volvió a abrir en 2016.

Este complejo de restaurantes tiene tres plantas. Para acceder a ellos, debes comprar un boleto especial para el punto de observación. Luego, elije dónde comer: en un restaurante o cafetería. Las mesas se colocan sobre una plataforma que rota en intervalos de 40 minutos, mostrándote Moscú a vista de pájaro. Las diferentes opciones de comida varían en términos de menú, precio y decoración de interiores. El chef Andréi Gurkó garantiza que las experiencias gastronómicas ofrecidas impresionan tanto como las vistas.

Si te gustó este texto y quieres saber en qué consiste de verdad la cocina rusa, te recomendamos que mires este texto.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más