7 desayunos rusos para comenzar cada día de la mejor manera

Legion Media
¿Qué comen los rusos en el desayuno? Aquí están nuestras recomendaciones para una serie de comidas rápidas que le ayudarán a tener una mañana perfecta al estilo ruso. Todos estos platos son también perfectos para almuerzos sobre la marcha.

Lunes: huevos fritos

La forma más popular de preparar huevos por la mañana es freírlos. A los rusos les gustan las tortillas, pero les lleva un tiempo batir los huevos y es posible que no tengan leche en la nevera. La manera más fácil y rápida de preparar sus huevos, por lo tanto, es freírlos. Asegúrese de dejar las yemas intactas. De esta manera, parecerá que los huevos tienen ojos. Los rusos llaman a esta comida glazunya, de la palabra glaz, que significa ojo.

Ingredientes: 1 cucharadita de aceite (o mantequilla), 2 huevos por persona, coberturas al gusto (queso rallado, salchichas en rodajas o verduras), tostadas.

Cómo hacerlo: rompa los huevos en un sartén caliente, cubierta con aceite o mantequilla, y cocínelos durante aproximadamente 7 minutos hasta que las claras de huevo se vuelvan sólidas. Sirva caliente con pan tostado, para sumergirlos en las yemas.

Martes: gachas de sémola

Desde los primeros días de la niñez, los rusos comen muchas gachas de diferentes tipos: alforfón, avena, mijo e incluso una con fideos llamada "sopa de leche". Pero la papilla que es tanto la más amada como la más odiada es la papilla de sémola. Lo más aterrador de este potaje para todo niño ruso (y también para los adultos) es que el plato contenga komochki o terrones. Para evitarlos, siga nuestras instrucciones cuidadosamente.

Ingredientes: 1 litro de leche (o 2 partes de leche y 1 parte de agua), 6 cucharadas de sémola, sal y azúcar al gusto.

Cómo hacerlo: Enjuague una olla con agua fría para que no se queme la leche. Ponga la leche (o la leche con agua) a punto de ebullición, y rocíe lentamente la sémola en ella, mezclándola constantemente. La papilla debe cocinarse durante 5-7 minutos, mezclando de vez en cuando. Retire del fuego, agregue la mantequilla y vuelva a mezclar. Sazone al gusto con sal y azúcar. Las frutas y las bayas son un complemento perfecto para esta comida.

Miércoles: sírniki

Los extranjeros a menudo dicen que este es uno de sus postres rusos favoritos, ¡y es muy rápido y fácil de hacer! En realidad, el ingrediente principal es el requesón ruso, algo que puede que le cueste encontrar, así que puede seguir nuestra guía para aprender cómo hacer su propio tvorog ruso casero, o simplemente puede usar queso crema. La mejor manera de servirlos es desde la sartén, pero siguen siendo deliciosos incluso después de un par de días en la nevera… ¡Y se re-calientan muy bien!

Ingredientes: 400 gramos de queso cottage, 2 huevos, 3 cucharadas de harina, 1/2 cucharadita de sal, 2 cucharadas de azúcar.

Cómo hacerlos: Divida el queso con un tenedor hasta que tenga una consistencia bastante suave. Agregue los huevos y mezcle con un tenedor o una cuchara. A continuación, agregue la sal, el azúcar y la harina y mezcle de nuevo con la mano (si utiliza una batidora, la masa adelgazará).

Hay dos formas de cocinarlos:

  1. Para aquellos que no están a dieta y tienen algo de tiempo: extender la mezcla, agregar más harina y luego cortar en rodajas de aproximadamente 1 centímetro de grosor. Ruede las rebanadas en sus manos para hacerlas ovaladas y póngalas a freír hasta que estén doradas.
  2. Solo tome un poco de la mezcla en una sartén con una cuchara y ponga a freír a fuego lento hasta que ambos lados estén bien dorados.

Servir inmediatamente. También pueden recalentarse en un horno a 180 grados Celsius (350 grados Fahrenheit) durante 10 minutos.

Jueves: bliní

¿No conoce la palabra “bliní”? Es uno de los postres tradicionales más antiguos de Rusia y es increíblemente sabroso. Incluso hay una semana llamada Máslenitsa donde la gente celebra con estos panqueques rusos una serie de raíces que se remontan a los tiempos paganos antiguos y al culto al sol (estas tortitas tienen la misma forma que el sol). Hay docenas de recetas de panqueques, y en Rusia, casi todos los fans tienen su propia variante. Aquí, compartimos la receta de la esposa de Lev Tolstói, que creemos que debería ser lo suficientemente confiable.

Ingredientes: 2 tazas de kéfir, 2 tazas de harina, 2 huevos, 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio, 2 cucharadas de aceite, azúcar y sal al gusto.

Cómo hacerlos: mezcle el kéfir, la harina, los huevos, el azúcar y la sal en un tazón hondo. Agregue el bicarbonato de sodio a una taza de agua hirviendo y mezcle bien. Vierta el bicarbonato de sodio y el agua en la mezcla lentamente. Mezcle hasta que quede suave, y deje reposar durante 5 minutos. Luego, agregue el aceite directamente en el recipiente. Vierta 1 cucharada de rebozado (por cada bliny) en una sartén y fría hasta que estén ligeramente dorados por ambos lados. Es una buena idea engrasar los bordes de los panqueques con mantequilla para que no se vuelvan demasiado crujientes.

Viernes: grenki

Otra receta útil y rápida de nuestras babushkas soviéticas. No solo son sabrosos, sino que esta receta es una gran manera de darle uso al pan duro.

Ingredientes: 1 baguette dura, 2 huevos, 1 cucharada de azúcar.

Cómo hacerlos: corte la baguette en pedazos de 1 a 1,5 centímetros de grosor. En un tazón, mezcle los huevos y el azúcar, batiendo ligeramente con un tenedor, hasta que se mezclen. Sumerja ambos lados del pan en la mezcla de huevo y colóquelo en una sartén caliente. Para obtener una buena corteza, agregue un par de cucharaditas de aceite vegetal o mantequilla a la sartén.

Sábado: varéniki perezosas

¡Qué gran invención son estas albóndigas sin relleno! Es una idea genial y justo lo que uno necesita el típico sábado de holgazanería. Puede servir estos varéniki con el relleno de su elección: mermelada, crema agria, miel o cualquier otro tipo de salsa dulce. Y puedes congelar cualquier varéniki sobrante y así no tener que ponerse a  cocer la próxima vez. 

Ingredientes: 400 gramos de queso cottage, 2 huevos, 4 cucharadas de harina, 1/2 cucharadita de sal, 2 cucharadas de azúcar.

Cómo hacerlos: Divida el requesón con un tenedor y colóquelo en un bol. Agregue los huevos y el azúcar y combine. Luego, añada la harina y mezcle todo junto con un tenedor hasta que esté bien mezclado. Para hacer que la masa sea menos pegajosa, espolvoréela con harina e incorpórela hasta que la masa no se pegue a sus manos. Separe la masa en varias partes. Enrolle cada pedazo de masa en una tira gruesa y corte cada una en trozos pequeños para formar trozos de 1 pulgada. Deje caer los varéniki en una olla de agua hirviendo (ligeramente salada) y cocine durante 3-4 minutos hasta que los varéniki floten hacia la parte superior. Sáquelos con una espumadera y colóquelos en un plato para servir. Mezcle con un poco de mantequilla y sus ingredientes favoritos. Si se siente ambicioso y le gustaría intentar hacer varéniki con relleno puedes encontrar una receta aquí.

Domingo: sharlotka

Esta es una comida perfecta para la mañana de los domingos otoñales cuando se tienen muchas manzanas y poca prisa. Este postre se viene haciendo desde principios del siglo XIX.

Ingredientes: 4 huevos, 4 manzanas, 250 gramos (1 taza) de azúcar, 250 gramos (2 tazas) de harina, 1/2 cucharadita de polvo para hornear, 3 cucharadas de especias (clavo molido, ralladura de naranja rallada, nuez moscada y canela).

Cómo hacerlo: Batir los huevos con el azúcar hasta que estén suaves y esponjosos. Ponga la harina y el polvo de hornear en la mezcla de huevo y azúcar y mézclelos. Pele las manzanas, córtelas en rodajas finas y mezclelas con las especias. Extienda las rodajas de manzana en una capa en el fondo de una bandeja para hornear, y vierta la masa en la parte superior. Hornee a 180 grados Celsius (350 grados Fahrenheit) durante 30-40 minutos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más