Los lugares más extremos de Rusia, geográficamente hablando

Legion Media
Al llegar a Rusia, pronto te das cuenta de que es un poco más extrema de lo que esperabas. Esto es especialmente cierto en su geografía: justo cuando crees que el país ha llegado a sus límites, siempre va un poco más allá.

Más septentrional: Dikson

En el borde de la península de Taimir, en el extremo norte de Rusia, se encuentra el pueblo portuario de Dikson, en el mar de Kara.

Aunque el observatorio geofísico que sirvió a la Unión Soviética ya no existe, unas 600 personas siguen ocupando uno de los asentamientos más remotos de la Tierra, donde el sol cae por debajo del horizonte durante 82 días cada invierno. Dikson sigue siendo un pueblo cerrado: no se puede visitar sin obtener el permiso del Ministerio de Defensa.

Sin embargo, el pueblo más septentrional al que se puede viajar libremente es Sindassko, también en la región de Krasnoyarsk, más al oeste de la península de Taimir.

LEE MÁS: Así es una visita al asentamiento más septentrional de Rusia

Más al sur: Kurush

Si se menciona el sur de Rusia, es posible que se piense en el corazón de los cosacos en torno a Rostov del Don, o en las salvajes extensiones de Jakasia, Altái o Tuvá. Pero Rusia llega mucho más al sur, hasta la soleada república de Daguestán.

En el mismo sur de la república, en lo alto del monte Bazardyuzyu, se encuentra el pueblo de Kurush, el último lugar ruso antes de que empiece Azerbaiyán al otro lado de la montaña.

Kurush no solo es famoso por ser el asentamiento más meridional de Rusia: a más de 2.500 metros de altitud, sus habitantes, una comunidad de 800 lezguinos daguestaníes (históricamente también conocidos como albaneses caucásicos, que son predominantemente musulmanes suníes y hablan la lengua lezgi), forman el pueblo habitado más alto de toda Europa.

Más oriental: Uelen

Puede que los relatos del Transiberiano le digan lo contrario, pero queda Rusia para ratos después de Vladivostok. Hay una enorme extensión de territorio aún más al este, que incluye la isla volcánica de Sajalín y la península nororiental de Chukotka.

En el mismo borde del Distrito Autónomo de Chukotka (por mencionar su nombre oficial), más allá incluso de la ciudad de Anadir, a orillas del mar de Bering, se encuentra el lugar más oriental de Rusia: un asentamiento llamado Uelen. El pueblo de Uelen está a menos de 100 km de EE UU: el asentamiento de Wales, en Alaska, está justo al otro lado del estrecho de Bering.

La ubicación es tan extrema que sus 700 habitantes, de los pueblos siberianos chukchi y yupik, viven en realidad en el hemisferio occidental. La línea internacional de la fecha tiene que girar a su alrededor para mantenerlos en el huso horario ruso.

La más occidental: Baltiisk

El punto más occidental de Rusia está en el enclave báltico de Kaliningrado. Este territorio ruso se extiende más al oeste que Varsovia o Atenas. El puerto marítimo de Baltiisk, antigua ciudad prusiana de Pillau, fue arrebatado a Alemania tras la Segunda Guerra Mundial. Se ha convertido en una importante base para la flota rusa del Báltico y es un punto de parada para los transbordadores que viajan entre San Petersburgo y otras ciudades europeas.

Lugar más alto: el monte Elbrús

En la república de Kabardino-Balkaria, en el Cáucaso Norte, el pico occidental del monte Elbrús es el lugar más alto de Rusia. Además, con 5.642 metros, es la montaña más alta de Europa, con 850 metros más que el Mont Blanc de Francia.

Tan alto es el Elbrús que desde su cima se puede contemplar la vecina Georgia, a pocos kilómetros al sur. No es fácil subir a la cima, aunque hay varios manantiales minerales repartidos por sus laderas, habrá que esquivar las nubes de gases sulfurosos que emite su cara oriental, un recordatorio de que el Elbrús es un volcán extinguido.

LEE MÁS: Escalando el monte Elbrús 

El punto más bajo: el mar Caspio

Rusia siempre te juega malas pasadas con su geografía. ¿Cómo es posible que, estando a orillas del mar Caspio -por ejemplo, en las ciudades daguestaníes de Derbent o Majachkalá- se esté en realidad a casi 30 metros por debajo del nivel del mar? La respuesta es que el mar Caspio no es un mar, sino el mayor lago del mundo. Como tal, sus niveles son mucho más bajos que los del océano. 

La parte del mar Caspio que se encuentra en el sur de Rusia es en realidad uno de sus puntos más altos: al otro lado del agua, en Kazajistán, la tierra cae aún más bajo el nivel del mar.

El lugar más caliente: Yashkul

Puede que Yashkul disfrute de las temperaturas más cálidas de Rusia, pero no hay mucho comercio de sandías, toallas de playa o cócteles y siempre hay muchas habitaciones disponibles en agosto. Esto se debe a que Yashkul no es un glamuroso centro turístico cerca de Sochi, sino una ciudad tranquila en la república de Kalmykia.

El intenso calor se debe a las corrientes de aire caliente que llegan a esta región cada verano desde las estepas del sur de Rusia. Yashkul ha registrado la temperatura más alta de Rusia (44,4°C), además de tener la temperatura media más alta del país en julio (26°C).

LEE MÁS: Las 10 ciudades rusas más calurosas

El lugar más frío: Oimiakón

No extraña a nadie que la ciudad más fría de Rusia sea también la más fría del mundo. El distrito de Oimiakón, a dos días en coche al este de Yakutsk, en la vasta República de Sajá, es famoso como el lugar habitado más gélido del planeta.

La temperatura media de este lugar es de -58 °C en invierno, lo que no es nada comparado con los -90 °C que se registraron un día de febrero de 1933.

Hace tanto frío que los 800 habitantes de la ciudad mantienen sus coches en marcha las 24 horas del día para evitar que se congelen. Sin posibilidad de cultivar, los habitantes sobreviven con carne de reno y un plato de pescado crudo congelado llamado stroganina.

LEE MÁS: ¿Cómo se vive en el lugar más frío de Rusia?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies