Los 20 edificios más bellos de Moscú

Getty Images
Estas son las joyas arquitectónicas de la capital rusa.

1. Kremlin 

Tal vez sea el edificio más reconocible de todo Rusia. ¿Sabías que fueron italianos los responsables de crear este símbolo del país eslavo? Su talento arquitectónico se conocía en los días de la Rus de Moscú, allá por el siglo IX. En el siglo XV, Iván III invitó a varios arquitectos de Italia a reconstruir la fortaleza de la capital: Aristóteles Fioravanti, Aloisio da Milano, Antonio Gilardi, Pietro Antonio Solari. Fueron ellos los que diseñaron las primeras torres del Kremlin, así como las iglesias y los palacios dentro de sus muros.

Manézhnaya plóshchad, 2-10

2. Museo Estatal de Historia

El museo, dedicado a la antigua Rus y la era imperial, parece tan antiguo como el Kremlin, situado a su lado. En realidad se construyó a finales del siglo XIX, pero en el llamado estilo neorruso, lo que hace que no parezca un alienígena en la Plaza Roja. Cuenta con una colección de más de 5 millones de objetos expuestos.

Plaza Roja, 1

3. Palacio del Gran Kremlin

Fue construido en el territorio del Kremlin a mediados del siglo XIX por orden de Nicolás I y utilizado para la coronación de emperadores y reuniones con monarcas extranjeros. Hoy en día es la residencia de gala del presidente ruso (que trabaja en el cercano Palacio del Senado). Cualquiera puede entrar en el Palacio del Gran Kremlin, pero solo como parte de un grupo de turistas (aquí explican cómo hacerlo).

Kremlin

4. Catedral de la Asunción

El edificio más antiguo de los que se han conservado completamente de Moscú y la bóveda funeraria de casi todos los patriarcas de Moscú también se encuentra dentro del Kremlin. La catedral fue construida en el siglo XV. Se consideraba la principal catedral del Estado ruso, donde se llevaban las reliquias bizantinas. Por cierto, aquí se conserva, entre otras cosas, el acto del emperador Pablo I, hijo de Catalina la Grande, según el cual ninguna mujer podía dirigir el Imperio. Desde entonces, ninguna mujer se ha sentado en el trono de Rusia.

Sobórnaia plóshchad, Kremlin

5. GUM

Los Grandes Almacenes Estatales no solo son un centro comercial con gran cantidad de artículos de famosas marcas de lujo sino también un monumento arquitectónico de 1893. La fachada principal del GUM da a la Plaza Roja y por estilo recuerda al Museo Estatal de Historia, que está al lado.

Plaza Roja, 3

6. Catedral de San Basilio

La iglesia rusa más famosa se levantó en este lugar en 1555-1561 por orden del zar Iván el Terrible. En realidad son nueve iglesias en una. Esta idea de una catedral con múltiples cúpulas simbolizaba la imagen del Reino de los Cielos (o la Jerusalén Celestial), así es como, en forma de varios templos sobre una base, los arquitectos representaron la “ciudad sagrada”.

Plaza Roja, 2

7. Catedral de Cristo Salvador

Lo que vemos hoy es una copia del templo que se construyó aquí en honor a la victoria en la Guerra Patria de 1812 contra el ejército de Napoleón. El edificio original no sobrevivió a los bolcheviques: en 1931 decidieron volarlo por los aires para poner en su lugar el Palacio de los Sóviets. El plan no se llegó a completar del todo: el templo fue demolido, pero en su lugar se erigió la piscina más grande de la URSS. A finales del siglo XX se produjo el nuevo cambio: demolieron la piscina y construyeron el templo de nuevo.

Voljonka, 15

8. Edificio de la compañía de seguros Rossíya

Una rentable casa de una compañía de seguros, construida a principios del siglo XX, atrajo rápidamente a la intelectualidad. En época soviética albergaba varias organizaciones literarias, musicales y cinematográficas, así como talleres de arte. Estos talleres fueron uno de los centros de la cultura underground de Moscú, donde, entre otros, trabajó Iliá Kabakov, uno de los artistas rusos contemporáneos cuyas obras se consideran de las más caras.

Srétenski bulevar, 6/1

9. Casa del comerciante Igúmnov

La Casa de los comerciantes de Yaroslavl, después de la revolución de 1917, ha visto muchas cosas. El propio comerciante Igúmnov entregó la casa a las autoridades soviéticas y desde entonces este fue el Instituto Soviético de Transfusión de Sangre, el Instituto del Cerebro y, finalmente, la residencia del embajador francés en Rusia.

Bolsháia Yakimanka, 43

10. La finca de Bíkovo

Esta casa situada en la región de Moscú se asemeja a un castillo mágico con el logo de Disneylandia. En realidad se trata de una iglesia ortodoxa dentro del complejo de la hacienda, que en diferentes épocas fue propiedad de varias familias famosas cercanas a la corte imperial. Uno de los propietarios fue, por ejemplo, Mijaíl Izmailov, que participó en el golpe que llevó a Catalina II al trono.

Parque Vorontsovski, Bíkovo, región de Moscú

11. Torre de la Federación

Es el rascacielos más alto del distrito comercial Moscow City y el segundo más alto de Europa. Tiene 374 metros de altura y 96 pisos. Serguéi Tchoban y Peter Schweger fueron los encargados del proyecto arquitectónico. Hoy en día tiene muchos restaurantes, tiendas y apartamentos de primera clase, además de oficinas.

Présnenkaia náberezhnaia, 12

12. Palacio de Tsarítsino

El lujoso palacio situado en una colina no empezó a ser apreciado hasta hace poco. Concebido como la residencia en Moscú de Catalina II, nunca llegó a serlo. Es más, nadie llegó a vivir en este palacio, por los cual hasta finales del siglo XX estuvo abandonado y en un terrible estado. El palacio fue restaurado por completo en la década de 2000.

Dólskaia, 1

13. Teatro Bolshói

El Bolshói es uno de los teatros de ópera y ballet más famosos del mundo. Su imagen es conocida por su majestuosa columnata coronada por la cuadriga de Apolo. Sin embargo, lo que vemos hoy es el cuarto edificio del Bolshói, que fue levantado en 1835. Los tres edificios anteriores se quemaron.

Teatrálnaia plóshchad, 1

14. Casa de Mélnikov

Esta casa, una obra maestra del constructivismo soviético de los años 20, fue concebida como un experimento arquitectónico. El arquitecto Konstantín Mélnikov quería llenar toda la ciudad de casas redondas, creyendo que la forma cilíndrica permitiría ahorrar mucho dinero en materiales. Sin embargo, los contemporáneos subestimaron esta solución arquitectónica y la casa sigue siendo la única de este tipo.

Kriboarbatski pereúlok, 10

15. Edificio principal de la Universidad Estatal de Moscú 

En 1947 la ciudad de Moscú celebró su 800º aniversario y con este motivo el gobierno decidió erigir ocho edificios de gran altura. Iban a representar el poder de un gran país, a la ciudad y al pueblo. Al parecer se inspiraron en los rascacielos norteamericanos. El octavo rascacielos nunca llegó a construirse se quedaron siete. Uno de los más famosos es el edificio principal de la Universidad Estatal de Moscú Lomonósov.

Léninskiye gori, 1

16. Dominion Tower

El centro de oficinas de la estrella de la arquitectura mundial Zaha Hadid recuerda a una montaña de libros o a un pastel con capas que han sido movidas. Al describir el edificio Zaha Hadid Architects se refirió a la “idea del vuelo en el espacio”. En la práctica, el proyecto resultó ser un poco más modesto que la mayoría de sus otras obras y fue adaptado ligeramente a las duras realidades rusas. 

Shirokopodshípnikovskaia, 5 ed. 1

17. Campus de la escuela de Skólkovo

Este edificio en el oeste de Moscú parece ser un monumento al suprematismo y a las obras de Malévich. En realidad es una escuela de negocios construida en 2006 y diseñada por el británico David Ajaye. Este arquitecto diseñó también el Museo Nacional de Historia y Cultura Africana en Washington y el Museo de Arte Moderno en Denver.

Nóvaia úlitsa, 100, región de Moscú

18. Casa de Pashkov

Hay una leyenda que dice que el arquitecto Vasili Bazhénov se enfadó con Catalina II (que no le permitió rehacer el Kremlin) y diseñó un edificio como reproche: una lujosa mansión justo en frente del Kremlin. Sin embargo, no hay pruebas de estos hechos. Este no es el único secreto de la casa. Según dicen, la biblioteca perdida de Iván el Terrible, con valiosos libros antiguos, podría haber estado escondida bajo esta casa.

Vozdvízhenka, 3/5, ed. 1

19. Palacio Petrovski

Fue construido en honor a la victoria en la guerra ruso-turca (1768-1774) por orden de la emperatriz y se usó como residencia de los nobles que se encontraban de camino entre San Petersburgo y Moscú. Cuando Napoleón se encontró Moscú en llamas en 1812, se detuvo aquí con su guardia. Ahora cualquiera puede quedarse en este palacio, que tiene un hotel boutique.

Leningradski Prospekt, 40

20. Museo de Arte Contemporáneo Garage

Se trata de un excepcional ejemplo del elegante minimalismo del arquitecto holandés Rem Koolhaas. Un viejo pabellón de 1968 situado en el Parque Gorki y construido al estilo del modernismo soviético tardío sirvió de base para el edificio del museo. Después de cerrar el restaurante, el edificio permaneció abandonado durante 20 años y hace diez comenzó a cobrar nueva vida. En el interior del museo se conserva parcialmente un mosaico único de la época soviética y algunos elementos arquitectónicos.

Parque Gorki

LEE MÁS: ¿Cómo era Moscú hace 50 años? (Fotos)

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies