Ivánovo: Qué ver en la ‘ciudad de las novias’

Legion Media
Este eslabón de la cadena del Anillo de oro te deslumbrará con su constructivismo soviético y su colección de arte de vanguardia ruso.

Cómo llegar desde Moscú: en el tren de alta velocidad Lástochka (duración: 3h 41m)

Cómo llegar desde Kostromá: en autobús (duración: 2h 40m) 

Lista de cosas que debes hacer:

  • Encontrar Shchudróvskaia Palatka (cabaña de Shchúdrov), el edificio más antiguo de Ivánovo.
  • Hacerse un selfie con una casa-barco.
  • Descubrir por qué Ivánovo es conocida como la ciudad de las novias
  • Visitar uno de los museos
  • Comprar un suvenir del estilo de arte folklórico pálej.

Ivánovo es el la incorporación más tardía al Anillo de oro, así que no esperes encontrar te allí una iglesia encantadora en cada esquina. Fue mencionada por primera vez en laa crónicas historias del siglo XVII, y se convirtió en una ciudad sólo en 1871 (antes era considerada un pueblo).

Ivánovo (o Ivánov-Voznesensk como se llamaba antes de la Revolución) se enriqueció con la producción de chintz (tela que se utiliza en tapicería, cortinas, para el recubrimiento de paredes, etc.). Como resultado de esto, miles de tejedoras (todas mujeres) acudieron a la ciudad, ganándole el apodo de “ciudad de las novias”.

Shchudróvskaia Palatka, el edificio más antiguo de Ivánovo

Shchudróvskaia Palatka

El edificio de ladrillo más antiguo de la ciudad también está inextricablemente ligado a la historia del chintz. Construido a finales del siglo XVII, sirvió inicialmente como “oficina” para los “gestores” locales encargados de cobrar los alquileres de los campesinos.

En el siglo XIX, el acaudalado campesino Ósip Shchúdrov adquirió el edificio original y le añadió tres pisos más para alojar un taller de estampación, donde se aplicaban patrones a las telas y se secaban en el último piso.

Posteriormente, el edificio se convirtió en un almacén para el almacenamiento de estos tejidos. En el siglo XX, cuando los edificios industriales se multiplicaban por doquier, se decidió restaurar el aspecto histórico de la casita: se desmantelaron las plantas superiores y se reconstruyó el antiguo tejado.

Iglesia de Kazán

Iglesia de Kazán

¡La iglesia más rara de Ivánovo también está relacionada con el chintz! La estructura fue construida originalmente como fábrica en el siglo XVIII por otro rico campesino llamado Ósip Sókov. Otra vez para estampar patrones en telas.

En el siglo XIX, el edificio de la fábrica tuvo un nuevo propietario, que lo utilizó para albergar los servicios secretos de los Viejos Creyentes (cuyas costumbres estaban prohibidas desde el siglo XVII). Las cúpulas y otros elementos de la iglesia fueron construidos a principios del siglo XX, y la misa comenzó a celebrarse abiertamente. Es cierto que no funcionó como iglesia por mucho tiempo (en la época soviética, el edificio fue transformado en un edificio residencial) pero después de la perestroika, se reanudaron en ella los servicios religiosos.

Constructivismo soviético

La casa-barco en Ivánovo

La moderna imagen de Ivánovo se fraguó en gran medida a finales del siglo XIX y principios del XX, impulsada por la industrialización. Por lo tanto, el aspecto arquitectónico de la urbe está asociado principalmente con su legado industrial y proletario.

La abundancia de edificios de estilo constructivista es la envidia de cualquier ciudad rusa. Los lugares más famosos recomendados por los historiadores incluyen:

  • La casa-barco (ver la foto arriba), que pertenecía a una sociedad cooperativa de construcción de viviendas de la era soviética.
  • La “casa de la herradura”, donde se encontraba la rama política del NKVD (más tarde KGB).
  • El edificio del banco agrícola Ivselbank
  • El edificio “Casa del Colectivo”

Museos en abundancia

Te sugerimos que elijas algo de Ivánovo que le interese y que visites el museo dedicado a ello (que seguramente existirá).

Museo del 'Chitz' de Ivánovo

Todo lo que siempre has querido saber sobre el chintz y la producción textil lo puedes encontrar en el Museo del Chintz de Ivánovo. Está situado en la antigua mansión del gran empresario industrial Dmitri Burilin, construida en estilo art nouveau. También era dueño de la mayor parte de la colección del museo.

A los aficionados de la vanguardia rusa se les aconseja visitar el Museo Regional de Arte de Ivánovo. En primer lugar, el histórico edificio industrial de ladrillo rojo es ya de interés en sí mismo (una vez fue sede de una escuela de formación para trabajadores fabriles). Y en segundo lugar, exhibe obras maestras de la pintura de los artistas de las vanguardias rusas Olga Rózanova, Alexandra Exter y Kazimir Malévich.

Se recomienda a los amantes de los coches que vayan al Museo de la Industria Automovilística Soviética. En este se exhiben modelos de Volga, Chaika, ZIL, GAZ, y otras marcas soviéticas, tanto versiones de serie como raros. ¡A Algunos hasta te los puedes llevar a dar una vuelta!

Granja de avestruces

Si te hartas de la estética de las fábricas, dirígete al campo, a la granja de avestruces cerca del Monasterio de Shartomsk. Además de vivir la vida desde el punto de vista de avestruz, los más intrépidos pueden entrar en una colmena de abejas. También puedes comprar productos orgánicos, incluyendo huevos de avestruz (probablemente con uno sea suficiente).
Los también están a la venta suvenires tradicionales: La región de Ivánovo es famosa por el arte popular del Pálej, que se especializa en miniaturas barnizadas y patrones de filigrana. Desde tiempos inmemoriales, los artistas pintaron así iconos, pasando a decorar cajitas y otras baratijas después de la Revolución.

¿Te ha provocado curiosidad lo del Pálej? Pincha aquí para algunas de los ejemplos más bellos de este arte del lacado.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies