5 cosas que deberías saber antes de visitar Daguestán

Iliás Hajji
La seguridad pública es algo de suma importancia en esta república meridional que limita con Chechenia, pero todo tiende a ser más relajado en zona de la costa del mar Caspio.

1. ¿Cómo llego a Daguestán?

El principal punto de entrada a esta región meridional de Rusia es el aeropuerto de Uitash, que se encuentra a 25 kilómetros de la capital, Majachkalá. El aeropuerto tiene vuelos desde y hacia Moscú, San Petersburgo, Kazán, Rostov del Don, Surgut, así como algún vuelo ocasional a la ciudad kazaka de Aktau.

El vuelo Moscú-Majachkalá es barato y corto, con unas dos horas y media de duración. Los aviones son tan cómodos como los que vuelan a cualquier otro destino dentro de Rusia.

Es posible viajar a Daguestán en coche, pero no es algo recomendable para turistas que no hablen ruso. La importancia de hablar ruso, que es la lingua franca entre los muchos grupos étnicos locales en Daguestán, crecerá exponencialmente a medida que te acerques a la república. Los coches son parados más a menudo para realizar controles de seguridad que en la mayoría de las ciudades de Rusia, y tendrás que comunicarse con los agentes del orden público, porque tus documentos podrían ser comprobados junto con las placas del coche.

2. ¿Es seguro ir a Daguestán?

En el camino del aeropuerto de Uitash a Majachkalá, los coches pasan por controles de carretera en los que policías armados comprueban la identidad de conductores y pasajeros (con una base de datos de delincuentes buscados como referencia). También pueden registrar coches, en busca de armas.

Los visitantes que no están acostumbrados a medidas de seguridad de estas dimensiones pueden encontrar esta faceta de la vida local un poco intimidante, al menos al principio. Sin embargo, esta forma de actuar tan estricta es una de las razones por las que Daguestán sigue siendo una región relativamente segura, especialmente si se tiene en cuenta que hace sólo 20 años era un campo de batalla en el conflicto librado entre fuerzas gubernamentales y terroristas islámicos.

Algunas partes de la república siguen siendo todo un reto para las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley: todavía hay informes ocasionales sobre la eliminación de terroristas y asaltadores, por no hablar de los ataques armados contra agentes de policía.

En el centro de Majachkalá, sin embargo, la amenaza del terrorismo es cosa del pasado y la gente lleva una vida normal. Los delitos menores son prácticamente inexistentes en la ciudad, y la población local se enorgullece de ello. En pocas palabras, Majachkalá, así como otras partes desarrolladas de Daguestán, es un lugar bastante seguro.

No tengas miedo de ser considerado objetivo por ser un turista. Esto nunca sucederá. Sin embargo, es aconsejable que te abstengas de realizar viajes improvisados al desierto de Daguestán, a menos que esté acompañado por un guía local.

3. ¿Cómo comunicarse con los locales?

Los lugareños son extremadamente amables, generosos, acogedores y de corazón abierto. No te sorprendas si ofrecen llevarte en coche o darte de comer cuando simplemente estés pidiendo una dirección. El trato amable hacia los extranjeros es una costumbre de Daguestán. Esta es una república pequeña y los locales parecen haber desarrollado lazos estrechos y conocen a muchos de sus vecinos por su nombre. Por lo tanto, si necesitas encontrar a alguien por razones personales o de negocios, no pierdas tiempo haciendo contactos en Internet; hacer contactos sobre el terreno es la forma en que se hacen las cosas en Daguestán.

4. ¿Qué puede hacer uno para entretenerse en Daguestán?

Este no es el lugar más turístico de Rusia, por lo que la gente de Majachkalá a menudo parecerá confundida cuando les preguntas sobre las formas locales de entretenimiento. La mayoría apuntará al mar Caspio y al parque central, pero este último es más como un pequeño callejón que como un parque. El Caspio es hermoso, pero es más frío que el mar Negro, disponible para los viajeros que visitan Sochi, mucho más turística.

En lugar de centrarse en los sitios urbanos, se recomienda a los turistas que exploren la campiña daguestaní: cadenas montañosas, pueblos y lugares históricos antiguos. Todo esto proporciona paisajes espectaculares para los visitantes que busquen interactuar con la paz y la tranquilidad de la naturaleza.

Kala-Koreish es uno de los asentamientos más antiguos del Cáucaso Norte.

Los emplazamientos turísticos se encuentran a dos o tres horas en coche de Majachkalá. Por lo general, las visitas guiadas de un día son lo que se necesita para visitar adecuadamente un lugar. Sin embargo, lo más probable es que no encuentres ninguna información en Internet, y la mejor manera de conocer las posibilidades existentes es preguntarle al personal de tu hotel. Entre los lugares que se pueden visitar se encuentra el pueblo de Kubachí, famoso por sus joyeros locales; la antigua fortaleza de Kala-Koreish; la preciosa duna de Sarikum, y la ciudad de Derbent, muy antigua y la más meridional de Rusia.

5. ¿Existe vida nocturna en Daguestán?

Los clubes nocturnos son escasos en Majachkalá, por no hablar de las ciudades más pequeñas. Aunque existen restaurantes elegantes, son pocos. En cambio, los lugares cutres dominan el paisaje.

Sorprendentemente, existen bares en esta república, donde la mayoría de la población es musulmana. Encontrar una bebida no es un problema, pero prepárate para beber solo, porque la mayoría de los lugareños aman el deporte y a menudo se abstienen de beber. A pesar de ello, una persona tomando una cerveza no provocará el asombro de nadie.

Derribando otro mito sobre las repúblicas del sur de la Federación Rusa, las mujeres modernas de Daguestán no se ofenderán en general ante el coqueteo de representantes del sexo opuesto. Sin embargo, esta regla varía de un lugar a otro y de una familia a otra. Ten sentido común y compórtate de manera amable con los locales. Entonces no correrás riesgo de meterte en problemas.

¡Que tengas un buen viaje!

Pincha aquí para descubrir la aldea de Daguestán en la que surgió el equilibrismo.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies