Comida callejera, o un museo del sexo: qué hacer en Ekaterimburgo, ciudad sede del Mundial 2018

Legion Media
Russia Beyond presenta tres itinerarios que los futbolistas y los aficionados pueden utilizar para conocer la cuarta ciudad más grande de Rusia. Interesarán a los amantes de la buena mesa, la naturaleza y a los más picarones.

Para los hambrientos

Una peculiaridad de la ciudad es su comida callejera local. Tiene todo en lo que uno puede pensar: hamburguesas, shawarma, wok, gyros e incluso rollos y pasteles vietnamitas. Para los que quieren comer algo sin dejar de caminar, en el centro de la ciudad hay furgonetas metálicas de la red Vkus ulits (Sabor Callejero), que ofrece comida típica de varios países: Grecia, Estados Unidos, Italia, Turquía y otros.

Otra red popular y bastante ubicua es la cafetería de hambirguesas A ti gde? (¿Dónde estás?). Por sólo 2 a 5 dólares puedes comprar una hamburguesa en un pan negro o puedes hacer creer que estás a dieta y zamparte una hamburguesa con vegetales envueltos en ensalada. En el café de la calle Málisheva, 29 se pueden pedir filetes de carne, atún y pollo a precio de "estudiante" (el más caro cuesta 7,5 dólares).

¿Qué más deberías probar en Ekaterimburgo? "¡La cerveza local!" sugiere gente de los Urales. Hay muchos bares artesanales en la ciudad donde no sólo te servirán un vaso de cerveza, sino que también te informarán sobre los diferentes tipos de alcohol y te ofrecerán algo de queso de granja o carne seca de caballo.

Pero si prefieres los restaurantes tradicionales, visita Vertikal, que tiene una impresionante vista panorámica de la ciudad. Se encuentra en el piso 51 de uno de los edificios más altos de Ekaterimburgo, Centro de Negocios Visotski. El tejado del edificio dispone de un mirador. El precio de la entrada es de 6 dólares y se te obsequiará con una entrada al Museo de Vladímir Visotski, dedicado al famoso cantautor.

Para los más picarones

El Museo Ob Etom (Sobre Esto) es el segundo museo del sexo en Rusia y el décimo en el mundo. Abrió sus puertas en 2010. Se realizan excursiones para ver la exposición permanente Sexo y Tiempo, en la que se puede ver cómo el lado más íntimo de la vida fue representado por artistas y escritores, cómo se vivía en la URSS y cómo eran los juguetes sexuales en la antigua Rusia.

Para los amantes de la historia

Ekaterimburgo es la cuna del primer presidente de Rusia, Borís Yeltsin. La ciudad obviamente tiene un museo dedicado a él, el Centro Yeltsin. Esta es una visita obligada para todos los interesados en la historia de Rusia desde la década de 1990. Después de la visita se pueden degustar platos elaborados según las recetas de la exesposa del presidente, Naína Yeltsina, en el café Barboris.

Para los aficionados al deporte

Los amantes de los deportes extremos pueden hacer una excursión por el Ekaterimburgo subterráneo. Verán lagos que alguna vez estuvieron en la superficie, así como los sótanos de la Ciudad Chequista, la parte de la ciudad donde vivían los funcionarios del partido durante la era estalinista. La entrada a las zonas subterráneas se encuentra en el bar Spíascheia Sobaka (Perro dormido), en el 40 de la calle Pervomáiskaia. Los horarios de las excursiones deben obtenerse de antemano.

Para los amantes de la naturaleza

Uno de los numerosos parques de Ekaterimburgo.

Prácticamente en el centro de Ekaterimburgo, en la calle 8 de marzo, encontrarás un arboreto (un jardín botánico dedicado primordialmente a árboles y otras plantas leñosas). En verano tiene una fuente que brota y no sólo verás plantas típicas de los Urales, sino también algunas exóticas.

Hay un segundo arboreto, que es igual de popular. Está más lejos del centro, en la calle Sofía Kovalévskaia. Tiene un estanque donde en verano se pueden ver retozando grandes bandadas de cisnes blancos y negros.

Otro rincón de la naturaleza en la ciudad es el Lago Shartash, en el área del parque. Se puede llegar en tranvía desde el centro de la ciudad. Hay una colina, justo al lado de la entrada del parque. que en la antigüedad era un lugar de sacrificio. Hoy en día ofrece una maravillosa vista de todo el parque forestal.

Si lo tuyo es la arquitectura, pincha aquí para poder visitar los ejemplos más importantes del constructivismo de la era soviética en Ekaterimburgo.

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pulsa aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies