7 trampas turísticas a evitar para cualquiera que venga a Rusia

Serguéi Piatakov/Sputnik
Las guías más populares, por lo general no abordan estos temas, y en los centros de visados tampoco te pondrán en guardia. Aquí está la guía del lado oscuro del turismo en nuestro país.

Puertas cerradas

Rusia es un país lleno de puertas cerradas. Algo muy típico es que sólo una de cada cinco puertas instaladas se abre como debería. En el mejor de los casos, en cada una de las otras cuatro habrá una flecha apuntando a la única entrada operativa. O habrá un círculo amarillo, que por ley se supone que se debe colocarse en las puertas disponibles, para facilitar el desplazamiento a las personas discapacitadas.

Este fenómeno se aplica a los centros comerciales, teatros, museos, el metro y otras puertas del país, y desde hace mucho tiempo ha pasado del ámbito de lo práctico al de los estudios culturales. Así que sólo recuerda: un gran número de puertas no significa que el acceso esté en ninguna de ellas. ¡Ve despacio antes de tratar de entrar por una!

Doner kebab que no es lo que parece

La receta de este plato tradicional de Oriente Medio puede sufrir transformaciones inesperadas en Rusia. No sólo es solo que se pueda cortar la carne de alguna manera extraña, sino que también puede tener adiciones sorprendentes. En Moscú, los vendedores ambulantes son particularmente aficionados a poner una capa gruesa de mayonesa (comprada en alguna tienda) coronando tu kebab. Y, en general, ten cuidado con la comida de la calle. Elige un lugar que sea parte de una cadena. Si no, podrías llevarte una nada suculenta sorpresa.

No juzgues el clima que hace por la forma en que la gente esté vestida

No creas lo que ves desde la ventana de tu hotel. Personas que recorren la calle en camisetas no son una señal de que el clima es cálido. Esto es Rusia, y un joven en ropa deportiva ligera puede pasear junto a una mujer con abrigo mientras el termómetro muestra 15 °C. Los lugareños se visten como les apetece. Toda la gente ha soñado este invierno con el momento en que poder usar ropa de verano, y para muchos los primeros rayos de sol de primavera ya son una excusa para ponerse los pantalones cortos.

Cuidado con los precios en los aeropuertos

En los aeropuertos todo se vende, por lo menos, por el doble del precio que deberías pagar. Por ejemplo, una botella de agua mineral en un aeropuerto o en el Aeroexpress (el tren que une los aeropuertos de Moscú con el centro de la ciudad), te costará entre 150 y 200 rublos (de 2,5 a 3,5 dólares), en lugar de los habituales 90 rublos (60 centavos).

Presta atención al vodka barato

Con el vodka ocurre exactamente lo contrario. Comprando vodka barato en una tienda pequeña, te arriesgas a acabar bebiendo un producto falsificado. El vodka (o cualquier otro alcohol barato) podría arruinar tu viaje. El precio del vodka de buena calidad comienza en 300 rublos (4.8 dólares) por medio litro.

En las tiendas libres de impuestos de los aeropuertos rusos, el vodka es caro. De hecho, el vodka en los aeródromos rusos tiene un precio excesivo, incluso sin aranceles adicionales, lo que anula toda la ventaja de comprarlo libre de impuestos.

Cafeterías y suvenires de Arbat

La calle Stari Arbat (Vieja Arbat) es una de las calles más turísticas de la capital, pero es también una gran “trampa”. Sobre todo, esto se aplica a los suvenires. Muñecas matrioshka, gorros con orejeras, pañuelos y utensilios de madera a precios estratosféricos son parte integral de Arbat. En otros lugares los recuerdos de viaje son mejores y más baratos (lee nuestro informe Cómo comprar suvenires rusos sin cometer errores).

Los precios en los restaurantes de Arbat se fijan siguiendo el mismo principio: los turistas pagan los precios más altos. Podría decirse que sólo se puede confiar en Starbucks y McDonald's, que iguales en todas partes. Para disfrutar de la auténtica cocina rusa y de la experiencia gastronómica más interesante, es mejor no comer en esta calle peatonal tan popular.

Lo mismo se aplica a la Avenida Nevski en San Petersburgo. No compres ningún cuadro allí. Y busca una muñeca matrioshka en otro lugar... a menos que quiera pagar entre 5 y 50 dólares de más.

El metro

El metro de Moscú es uno de los más cómodos y fáciles de entender del mundo. Pero tampoco es perfecto. Tiene estaciones gemelas, andenes dobles, nombres engañosos en algunas estaciones y otros secretos que no se suele contar a los turistas. Por ejemplo, la estación Aeroport (Aeropuerto) no tiene ningún aeropuerto cerca, y Arbátskaia, Smolénskaia, Belorússkaia, Kúrskaia y algunas otras estaciones tienen versiones dobles. Lee  aquí algunos consejos para viajar correctamente por el metro de Moscú. 

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies