Cinco errores que los turistas suelen cometer en Moscú

Top 5 mistakes foreign tourists make in Moscow

Top 5 mistakes foreign tourists make in Moscow

Alena Repkina
El proverbio dice “Cuando a Roma fueres, haz como vieres”. Esto mismo se puede aplicar a Moscú. RBTH ha preguntado a algunos experimentados turistas que nos den pistas para disfrutar de la capital rusa.

1. Seguir demasiado a las hordas de turistas 

Las trampas para turistas existen en todo el mundo. Se caracterizan por el tiempo y la atención que nos hacen perder, además del dinero que suelen costar. ¿Cuál es la peor trampa para turistas de Moscú?

“Casi todo el mundo ha oído hablar sobre la calle Arbat, bien en las novelas o en las guías, de modo que es comprensible que haya curiosidad”, dice el estadounidense Jacob Gordon. “Aunque esencialmente es una trampa para turistas: mediocre, con cafeterías y restaurantes caros y no mucho más. Algunas de las cosas para turistas merecen la pena pero mi consejo es conocer a alguien local que te muestre la ciudad”.

Aléjate de la mayoría de los lugares para turistas y trata de mirar la cosas con los ojos de un local. 

2. Pensar que siempre hace frío en Moscú

Un amigo ruso me dijo una vez que hay tres estereotipos sobre Rusia que son verdad: la gente bebe vodka, hay osos y hace frío. Pero no es cierto que haga frío todo el rato. Aunque parece que algunos turistas no lo tienen tan claro. 

“Los italianos creen que siempre hace mucho frío, así que llevan abrigos y chaquetas y pocas camisetas, incluso en verano”, comenta la italiana Dileta Ceruti. 

En el lado opuesto están las personas que no se preparan para los duros inviernos rusos. Los turistas a veces cometen el error de “llevar buenos zapatos en invierno, que acaban totalmente destrozados por la sal que se echa al hielo”, comenta la inglesa Louise Whitworth.

Mira el tiempo antes de ir a Rusia, ya que es variable, como en cualquier lugar. 

3. Ajustarse demasiado a las normas

Algunas personas pierden fácilmente la orientación en las grandes ciudades, y Moscú es enorme. Pero el centro es relativamente compacto.

Hay gente que no es consciente de lo cerca que están entre sí las estaciones de metro y pierde tiempo cambiando de un tren a otro cuando sería más rápido caminar. 

Así que toma control del viaje y no te quedes quieto. Hay multitud de apps que ayudan a orientarse por el centro de Moscú. 

4. No utilizar el sentido común

Muchas veces la gente se olvida de que las normas de la calle que son habituales en nuestro país, se aplican en todos lados. 

“El mayor error es sentir que es poco educado o que está mal o es agresivo decir que no”, dice el canadiense Michael Deasy. “Hay que aprender a alejarse”. 

Petr Ishkin, que hace de guía de turista extranjeros da algunas pautas de comportamiento. “Nunca os quedéis mirando a un policía. Si os ve os pedirá los papeles” y posiblemente haya una multa, comenta Ishkin. “Le ha pasado varias veces a mis viajeros. Otra cosa, no hay que llevar nunca la cartera en el bolsillo de atrás cuando se va en metro. Hay muchas opciones de que no la encuentre en la siguiente estación”. 

Cuando esté en Moscú, haga lo que hacen los moscovitas. 

5. Creer en los estereotipos

Nadie puede negar lo mucho que han cambiado las cosas últimamente en Moscú. Pero Rusia, más que otros lugares, parece que está llena de clichés congelados en el tiempo. No dejemos que sean molestos. 

“Creo que el mayor error es creer cualquier cosa que te digan antes de venir aquí”, dice Joe MacInnes. “La mayoría de los consejos serán rumores de hacer diez-quince años, cuando era un momento muy diferente. El Moscú que descubrí no se parece nada a lo que me dijeron que me iba a encontrar”. 

Ten la mente abierta y disfruta del viaje.

Lea más

Diez razones por las que nunca visitar Moscú 

No podemos ocultar más la verdad. Moscú no es el mejor sitio para pasar un fin de semana o unas vacaciones. 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies