Cómo comprar suvenires rusos sin cometer errores

Ekaterina Kózhujova
¿Buscas un regalo auténtico de Rusia? Asegúrate de seguir estos consejos útiles para no terminar decepcionado

A veces puede ser difícil encontrar el recuerdo perfecto de un viaje. Las multitudes de turistas, los precios altos y los vendedores desagradables pueden hacer que todo el proceso sea tan deprimente que a veces termines comprando cualquier cosa de la que luego te arrepentirás.

Para ayudarte a disfrutar mientras compras suvenires, cosa que podrías hacer durante horas buscando en vano algo auténtico, hemos decidido explorar los mercados de Moscú nosotros mismos. Estos son nuestros consejos para encontrar (a buen precio) el suvenir perfecto.

1. Los precios son más altos en el centro de la ciudad

Éste puede parecer obvio, pero es importante. Cuanto más cerca se encuentre del centro turístico de la ciudad (ya sea en Moscú o San Petersburgo), más caros serán los recuerdos. Los propios vendedores admiten que el lugar más barato para comprar suvenires en Rusia se encuentra en el mercado de Izmailovski, no muy lejos de la estación moscovita de metro Partizánskaia.

Si bien los precios allí son más baratos en general, son aún más bajos los miércoles, un día de venta al por mayor para los vendedores, en el que los precios caen dos o tres veces. Sin embargo, hay un inconveniente, que es que ese día el mercado funciona menos horas de lo habitual. Llega alrededor de las 10:00 - 11:00 a.m. para asegurarte de tener suficiente tiempo antes de que cierren.

2. Fíjate en la calidad del producto

Los suvenires rusos auténticos generalmente están hechos de materiales de alta calidad y con gran maestría. Sin embargo, esto no sucede con cada artículo que encontrará en los mercados y tiendas. Hay rumores de que algunos vendedores trabajan con productores chinos (aunque nosotros nunca los vimos), así que es mejor prestar una especial atención a la calidad del producto que estás interesado en comprar: las imitaciones hechas en China son de calidad mucho más baja que los originales realizados por empresas rusas.

3. Verifica la etiqueta y los detalles que aparecen en esta

Incluso si la calidad parece buena, siempre revisa la etiqueta del suvenir. Los productos ampliamente conocidos, como los chales de Pavlovski Posad u Oremburgo, tienen una etiqueta adjunta y generalmente se venden en paquetes de fábrica que incluyen información detallada sobre la fabricación y el lugar de origen del artículo. Si bien estos chales son vendidos con mayor frecuencia por los distribuidores oficiales, también uno puede encontrar imitaciones de peor calidad que se realizan en las afueras de Moscú. Estos vienen sin etiqueta y por lo tanto no incluyen información detallada del producto.

Dado que una persona normal puede no darse cuenta de la diferencia, es bastante fácil para los vendedores ambulantes engañar a los turistas. Siempre revisa las etiquetas y, aún mejor, busca distribuidores oficiales en internet para asegurarte de que estsá comprando un recuerdo genuino y de alta calidad.

4. No te fíes de las gangas

Las falsificaciones generalmente cuestan menos que un artículo genuino. Por ejemplo, un chal original de Oremburgo cuesta entre 1.300 y 4.200 rublos (de 22 a 71 dólares) dependiendo de su tamaño, mientras que en la calle encontrarás chales de baja calidad por una fracción de ese precio. Otros recuerdos, como las muñecas Matrioshka o ropa y accesorios de estilo soviético, se copian con menos frecuencia, pero debes aplicarles la misma regla: cuanto más barato es el recuerdo, más preguntas debes plantearte. Un buen truco para ver si te están cobrando demasiado es verificar el precio del recuerdo que te interesa en dos o tres tiendas o comercios de proveedores para calcular cuánto cuesta de media.

5. No confíes siempre en los guías

Por supuesto, muchos turistas tienden a escuchar a sus guías e ir a las tiendas de recuerdos que les recomiendan, pero a veces esto es solo otra forma de engañar a los turistas. Algunos guías pueden tener un trato con vendedores poco escrupulosos para llevarse una comisión sobre las ventas e ignorar otras tiendas o proveedores aunque vendan productos de mayor calidad. No seas paranoico, pero ten esto en cuenta cuando hagas tu elección de dónde comprar.

6. No tengas miedo de hacer preguntas

Cuantas más preguntas hagas, más información tendrás sobre el producto y su historia. Si un vendedor no parece dispuesto a decirte quién lo produjo (ni dónde, ni  por qué es el mejor suvenir que puedes conseguir por el precio que te da), simplemente no lo compres, porque este actitud es señal clara de que el artículo no es auténtico.

7. Negocia

Si un precio te parece demasiado alto, negocia, especialmente en mercados como Izmáilovski. Los vendedores casi siempre están dispuestos a bajar el precio a la persona adecuada. Hacer preguntas y tener una conversación con ellos te ayudará a que baje el precio.

¡Buena suerte!

Si te gustó este artículo, no dejes de leer nuestra guía para comprar en los mercados rusos.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies