Rusia dejará de vender electricidad a Ucrania

AFP/East News
Rusia ha decidido no prorrogar el acuerdo para el suministro de electricidad a Ucrania después de que esta se negara a vender electricidad a Crimea. De este modo, se suspende otro importante ámbito de colaboración entre Rusia y Ucrania.

El pasado noviembre Ucrania interrumpió casi por completo sus compras de energía eléctrica a Rusia, aunque por el momento no está teniendo problemas para gestionar el suministro de calefacción. 

Aunque si el frío continua o se produce alguna interrupción en el suministro de carbón, el país podría enfrentarse a nuevos apagones. “La Federación Rusa no está negociando el suministro de energía eléctrica desde Rusia a Ucrania –confirmaba el Ministerio de Energía ruso-. No vamos a ampliar la exportación, ya que este acuerdo estaba vinculado desde el principio con el acuerdo de suministro de energía eléctrica de Ucrania a Crimea”.

En 2014 Ucrania compraba electricidad a Rusia mediante un contrato entre Inter RAO y Ukrinterenergo cuyo plazo expiraba a finales de 2015. Al mismo tiempo, había otro contrato en vigor sobre el suministro de energía eléctrica de Ucrania a CrimeaEste acuerdo no estaba vinculado formalmente con el contrato entre ambos países.

El pasado otoño, tras una serie de sabotajes en las líneas de suministro ucranianas, Crimea se vio sumida en un bloqueo energético que pudo suavizarse con el tendido del puente energético desde la península de Kerch. Aunque en diciembre Ucrania restableció parcialmente el suministro de energía eléctrica, no se ha logrado alcanzar un acuerdo respecto al suministro a la península en 2016. Kiev exige que en el acuerdo se haga constar que Crimea es territorio ucraniano, algo totalmente inaceptable para Moscú.

Según los resultados de una encuesta telefónica celebrada en Crimea el 31 de diciembre y el 1 de enero, un 94 % de los habitantes encuestados se muestran dispuestos a aceptar los posibles fallos en el suministro eléctrico durante los tres o cuatro meses que durará la construcción de la segunda línea del puente energético a través del estrecho de Kerch, que tiene previsto inaugurarse el 1 de mayo. Tras la publicación de esta encuesta, el gobierno decidió no volver a tratar la cuestión de la ampliación del contrato sobre la exportación de energía eléctrica a Ucrania, según declara una fuente del periódico Kommersant.

Al mismo tiempo sigue vigente un acuerdo sobre el funcionamiento en paralelo de los sistemas energéticos que prevé el pago por errores en el suministro y situaciones de emergencia, aunque se trata de volúmenes de suministro poco importantes.

El año pasado Ucrania intentó minimizar las compras a Rusia y utilizar esta opción únicamente en caso de déficit energético. Los principales volúmenes de suministro en 2015 se produjeron de enero a abril, en plena crisis del carbón en Ucrania, que coincidió con numerosas reparaciones en los equipos energéticos. El primer ministro ucraniano,  Arseni Yatseniuk, declaró el pasado domingo que el país tenía carbón suficiente y que no se esperaba ningún apagón en el suministro eléctrico.

Publicado originalmente en ruso en Kommersant.

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.