Combatir el Alzheimer y el Parkinson con trigo transgénico, fascinante proyecto científico ruso

Pixabay

Desde hace años, el mundo científico presta especial atención a una estrategia en varios niveles para tratar patologías vinculadas a la vejez, como el Alzheimer y el Parkinson. Estas estrategias empiezan en una fase temprana, antes incluso de la aparición de síntomas. En este sentido, la nutrición funcional (o dietoterapia) parece ser una de las vías más prometedoras para prevenir y reducir los riesgos de estas enfermedades. Basándose en esta idea, investigadores rusos podrían haber desarrollado una herramienta importante en la lucha contra estas patologías.

Especialistas del Instituto de Biología Celular y Genética de la rama siberiana de la Academia Rusa de Ciencias, en colaboración con el Instituto Ruso de Recursos Fitogenéticos Vavilov de San Petersburgo, han desarrollado una especie de trigo enriquecido con antocianinas, un pigmento vegetal natural que va del rojo al azul y que da color, por ejemplo, a los arándanos, las berenjenas, las moras y otras cerezas y las naranjas sanguinas, informa el servicio de prensa de la institución.

“Estudios anteriores habían demostrado que las antocianinas tienen una amplia actividad biológica beneficiosa para la salud humana. Sin embargo, aunque generalmente se trata de una variedad de frutas y bayas, hemos evaluado los efectos en el organismo de una dieta basada en cereales ricos en antocianinas. Los cereales que contienen antocianinas son una materia prima muy interesante para los alimentos funcionales porque forman parte de la dieta diaria de la mayoría de la gente, se conservan mejor y están disponibles todo el año, a diferencia de las bayas y frutas de temporada”, afirma Olessia Choieva, del Instituto Siberiano.

En los experimentos realizados en diferentes grupos de ratones, incluidos algunos con la enfermedad de Alzheimer y de Parkinson, se demostró que los alimentados con este trigo específico mostraron una mejora en su memoria de trabajo espacial (que disminuye a medida que se desarrolla la enfermedad), una ralentización del declive de sus capacidades de aprendizaje, así como una mejora en varios procesos cerebrales, incluida la regeneración de sus neuronas.

Estos resultados positivos sobre las funciones cognitivas y los procesos biológicos hacen que los investigadores se muestren entusiasmados con el futuro de este trigo dentro de los planes de nutrición funcional adaptados.

LEE MÁS: 7 preguntas básicas sobre Sputnik V, la primera vacuna rusa contra el covid-19

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies