Rusia presentará en 2020 el rifle de francotirador con más alcance del mundo

Dmitri Rogulin/TASS
Se dice que el DXL-5 'Havoc' es la primera arma de este tipo capaz de eliminar objetivos a 7 kilómetros de distancia.

El fabricante de rifles de francotirador ruso Lobaev Arms anunció que su última creación, el DXL-5, capaz de alcanzar objetivos a 7.000 metros de distancia, será presentada en noviembre de 2020.

“Estamos trabajando ahora en el desarrollo del 'DXL-5 Havoc'. Actualmente estamos procesando las partes restantes del rifle y está previsto que se hagan las pruebas de tiro en noviembre”, comentó Vladislav Lobaev, el propietario de Lobaev Arms.

Afirma que el nuevo rifle será “revolucionario” y se construirá e cuatro variantes con cartuchos distintos.

Se espera que la velocidad de la boca del cañón sea por lo menos 4 o 5 Mach (es decir, 4 o 5 veces más rápida que la velocidad del sonido). Esto significa que las balas saldrán volando del rifle con una velocidad de 1.200 a 1.500 metros por segundo. Uno de estos cartuchos le dará al rifle una precisión de alrededor de 70 MOA (Minuto de Ángulo) para objetivos a 3.000 metros de distancia, dice Lobaev.

Para explicarlo de manera simple y traducir la terminología de los francotiradores a un lenguaje común, las capacidades del rifle permiten incluso a un tirador aficionado alcanzar fácilmente objetivos a varios kilómetros de distancia. Anteriormente, se necesitaban años de entrenamiento profesional para enseñar a una persona a dar en blancos lejanos. Por ejemplo, a mediados de 2017 se informó de que un soldado de las fuerzas especiales canadienses no identificado, desplegado en Iraq, había marcado un nuevo récord al acertar a un objetivo situado a 3.540 metros de distancia de su puesto de combate.

“Nuestros cálculos sugieren que podremos hacer nuestro rifle aún más preciso con otro calibre y lograr 55 MOA para objetivos a 3.000 metros de distancia. Si otro cartucho puede darnos esta horizontalidad extra, será fantástico”, espera el creador del DXL-5.

Según Lobaev, el objetivo principal de la compañía es hacer del DXL-5 un arma cómoda para cualquier tirador, profesional o aficionado.

El ingeniero principal de la compañía, Yuri Sinichkin, dice que la munición del DXL-5 supera las características de los cartuchos de rifle de francotirador más potentes del mundo en la actualidad: 12,7 x 99 mm y 12,7 x 108 mm (los que se utilizan para disparar a vehículos blindados ligeros a distancias de hasta 2 km).

La compañía está desarrollando una versión de serie del DXL-5 junto con otra exclusiva, creada para establecer récords mundiales. Lobaev Arms quiere que su modificación exclusiva se convierta en la primera en el planeta capaz de alcanzar objetivos a 7.000 metros de distancia.

“¡Llevaremos varios rifles de nuevo calibre al campo de tiro y averiguaremos cuál es el más adecuado para el disparo capaz de conseguir el récord!” dice Sinichkin.

El posible futuro del DXL-5

El nuevo rifle es un proyecto de Lobaev Arms, por lo que no está patrocinado por el Ministerio de Defensa del país o las fuerzas de la Guardia Nacional.

Según Sinichkin, el que sea si adoptado por las fuerzas militares rusas y producido para las unidades de Operaciones Especiales quedará claro después de realizar las pruebas de tiro. La compañía está ansiosa por producir y vender el rifle internacionalmente.

LEE MÁS: ‘Licencia para matar’: así trabajan los francotiradores rusos 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies