El nuevo rifle de largo alcance de las fuerzas especiales rusas, en fase de prueba

Mijaíl Dzhaparidze/TASS
Esta nueva arma es capaz de acabar con los enemigos situados a 2,5 km de distancia.

El nuevo rifle de francotirador de gran calibre ORSIS-CT20, con cámara para cartuchos CheyTac .375, será enviado a hacer pruebas en las Fuerzas Especiales a mediados de 2020.

Tal y como explica el fabricante, Promtejnologia, el ORSIS-CT20 y otros rifles de su línea cumplen con los parámetros legales y son capaces de eliminar objetivos hasta una distancia de 2,5 km.

Las armas de la compañía están actualmente en servicio con la Guardia Nacional de Rusia, y el nuevo ORSIS-CT20 está siendo preparado para pruebas de combate.

Respuesta urgente

Promtejnologia es uno de los mayores fabricantes rusos de armas y accesorios de francotiradores. El anuncio acerca de las pruebas militares es una respuesta rápida al reciente anuncio de Lobaev Arms, competidor que se está preparando para poner a punto el rifle DXL-5, que, en teoría al menos, tiene un alcance de 7 km (véase este artículo de Russia Beyond).

El ORSIS-CT20 está diseñado para cartuchos CheyTac .375, que son menos potentes que la munición DXL-5 pero más precisos. También tiene más energía cinética (potencia de derribo) a distancias extremas.

“El nuevo ORSIS-CT20 está hecho de aluminio de grado aeronáutico con un afilado de precisión del cañón de alrededor de 0,002 mm. En pocas palabras, la desviación en vuelo de la bala es tan insignificante que no hay necesidad de encontrar el desvío en el campo de tiro ya que las balas volarán donde quiera de inmediato”, dijo una fuente del complejo militar-industrial a Russia Beyond.

Según sus palabras, las armas de Promtejnologia son buenas en todas las condiciones climáticas, desde el ardiente sol del Sahara hasta el escalofriante Ártico.

“Las condiciones climáticas tienen poco efecto en sus armas. Pueden hacer el trabajo ya sea a +45°C o a -45°C”, añadió.

Según la fuente de Russia Beyond, la principal diferencia entre el ORSIS-CT20 y otros rifles es que el primero permite al tirador operar cómodamente a distancias de más de 2,5 km.

“El actual récord mundial de liquidación de enemigos a larga distancia está en manos de un  francotirador británico en Afganistán, 2.475 m. Para que se entienda, hace diez años ese tipo de distancia se consideraba astronómica en términos de tiro. Hoy en día, para el ORSIS-CT20 se ha convertido en algo rutinario”, añadió el experto.

LEE MÁS: Así trabajan los francotiradores rusos 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies