Bienvenidos al ‘Disneyland’ militar de Rusia (Fotos)

Parque Patriot
Más de 54 km² de material militar, incluidos cientos de tanques, aviones y cohetes. Con un transporte interno debido el tamaño del parque y un mini Reichstag para los jugadores de ‘airsoft’, el parque temático oficial de las Fuerzas Armadas rusas es de obligada visita.

El Parque Patriota (o Park Patriot, como se le conoce en ruso) es un parque temático dedicado a la tecnología y el equipamiento del ejército ruso. Se exhiben al público innumerables piezas de material militar, desde tanques restaurados de la segunda guerra mundial hasta armamento moderno de primera línea. Vale la pena visitarlo si eres un  fanático de la tecnología y la maquinaria militar.

El museo ofrece muchas actividades como simuladores, cabinas de pilotaje en las que puedes sentarte, tanques en los que te está permitido subirte e incluso un campo de tiro en el que puedes probar tus habilidades de tiro (sólo para los ciudadanos rusos) con el icónico rifle de asalto Kaláshnikov.

La construcción comenzó en 2014 y aún está en pleno desarrollo. Varios pabellones están todavía solo en los planos, mientras se trabaja en la enorme catedral principal del Ejército ruso. En el parque también se celebra anualmente la Exposición del Ejército, una muestra de tecnología militar de vanguardia que los fabricantes de armas rusos han creado para potenciales compradores.

A pesar de que el parque no está completamente terminado, una visita a este enorme complejo vale (totalmente) la pena. Y si la tecnología militar no es de tu agrado, al menos la escapada del ajetreado centro de la ciudad de Moscú al vasto campo del país definitivamente lo será.

La entrada cuesta 250 rublos (3,80 dólares) para los niños y 500 rublos (7,60 dólares) para los adultos.

Visitando el Parque Patriota

La forma más fácil de visitarlo desde Moscú es en coche. El parque está situado en la M-1 (autopista de Minsk). La salida de la autopista hacia museo está marcada por una señal de tráfico a la altura del kilómetro 55 (sólo en ruso).

El parque cuenta con aparcamientos normales y espacios VIP (más cerca de la entrada). El estacionamiento cuesta 200 rublos (3 dólares) al día.

El parque es increíblemente grande y se extiende en forma de múltiples recintos. El transporte en un autobús de enlace te lleva fácilmente de un sitio a otro. El autobús también se detiene en el Museo №2 (Kúbinka), el museo de tanques más grande del mundo, que cuenta con una asombrosa colección de cientos de vehículos de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra Fría. Si te sientes con energía, hay bicicletas de alquiler para recorrer la enorme zona. En los días en que no se celebran eventos públicos, está permitido el transporte en el parque con tu propio coche.

Transporte público

Llegar a Park Patriot usando el transporte público es difícil, pero posible. La mejor manera es tomar un tren de cercanías desde Moscú hasta la cercana ciudad de Golítsino. Varios trenes, que salen de la estación moscovita de Belorússkaia, tienen una parada en Golítsino (puedes consultar el horario aquí). Puedes usar las máquinas expendedoras de billetes, que funcionan en inglés, o puedes preguntar a la señora que atiende dentro de la taquilla.

Una vez que hayas llegado a Golítsino, allí hay un autobús taxi que te lleva a Park Patriot. Se detiene en la parada de taxis junto al centro comercial Prospekt. Al bajar del tren, sube las escaleras en dirección a Moscú (en sentido contrario a la dirección del tren) y gira a la derecha. Baja las escaleras a la izquierda, camina 100 metros (hasta el final de la calle) y luego gira a la derecha. Otros 100 metros y llegarás a la parada de taxis. Busca el autobús de enlace con las letras Парк Патриот en un papel bajo el parabrisas. Por 70 rublos (un euro), el conductor te dejará en la entrada.

El viaje, que dura una hora, se realiza en 30 minutos desde la estación de Golítsino. Recuerda dónde te bajas del autobús, ya que sale del mismo lugar en el camino de regreso a la estación.

Los horarios actualizados de los transportes externos e internos pueden consultarse en todos los mostradores de información del parque o solicitarse a través del chat de apoyo en su página web oficial.

Un consejo profesional: Asegúrate de visitarlo a primera hora de la mañana, ya que el increíble tamaño del museo dificulta que se pueda ver todo en una sola visita.

Si después de visitar este coloco crees que todavía te quedarán fuerzas y ganas para ver más museos militares rusos, pincha aquí

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies