6 armas soviéticas que llevaron el nombre de Stalin (Fotos)

TASS
Muchos diseñadores soviéticos estaban ansiosos por ponerle a sus armas el nombre de Iósif Stalin. Aunque la mayoría de estos proyectos militares nunca llegaron a buen puerto, algunos de ellos lograron convertirse en legendarios.

1. BT-5-IS

BT-5-IS fue una modernización del tanque ligero BT-5 y significa “tanque rápido Iósif Stalin número 5” en ruso.

Como este tanque tenía mejor capacidad de supervivencia y adaptabilidad que el original, se decidió comenzar su producción en serie. Sin embargo, debido a la detención del diseñador del tanque, Nikolái Tsiganov, en 1938, durante el período de represión masiva en la URSS, todos los trabajos involucrados en el BT-5-IS fueron cancelados.

2. Morteros IS

Hubo varios proyectos de morteros IS, desarrollados en la oficina de diseño Grabin, como el mortero IS-3 de 160 mm y el IS-7, un híbrido entre un mortero y un obús.

Iósif Stalin, que era un entusiasta partidario de este tipo de armas, solía decir: “No hay guerra moderna sin morteros”. A menudo visitaba los campos de tiro para observar en persona cómo se probaban los nuevos morteros.

Sin embargo, no se produjeron los morteros IS, por lo que suponemos que “el Padre de las Naciones” no quedó impresionado con estas armas.

3. I-220

El I-220, que también tenía la designación IS (Istrebítel Stálina  o “caza de Stalin”, en ruso) se convirtió en uno de los proyectos de aviación más escandalosos de la Unión Soviética.

La producción de la aeronave fue ampliamente apoyada por el Estado con grandes inversiones. El problema era que el diseñador del caza era Alexánder Silvanski, cuyo único mérito era ser el yerno del jefe de la industria de la aviación soviética, Lázar Kaganóvich.

El trabajo carente de talento de Silvanski llevó a la creación de un avión que ni siquiera fue capaz de despegar.

4. IS-1

El tanque pesado IS-1 fue la respuesta soviética a los tanques alemanes Tigre, que aparecieron en el frente oriental en el invierno de 1942.

El tanque, sin embargo, no cumplió con las expectativas puestas en él. Su cañón de 85 mm no era lo suficientemente eficaz para luchar contra los tanques pesados germanos o atacar fortificaciones enemigas bien protegidas. Después de que se fabricasen 107 unidades en 1944, la producción se detuvo. 

5. IS-2

Este fue uno de los mejores tanques de la Segunda Guerra Mundial. Armado con un cañón de 122 mm, el IS-2 fue el tanque aliado más potente.

Varios IS-2 a menudo se enfrentaron con éxito contra fuerzas de tanques enemigas que eran superiores. Lucharon como iguales contra el Tigre II, comúnmente conocido como Tigre Real. Los tanques IS-2 fueron usados activamente en ataques urbanos.

Con 3.395 unidades producidas, el IS-2 estuvo en servicio en el Ejército ruso hasta 1995.

6. Submarinos Clase S

41 submarinos soviéticos de clase S, apodados Stálinets (“seguidores de Stalin”), combatieron contra la Armada alemana durante la Segunda Guerra Mundial.

Uno de estos submarinos se hizo particularmente famoso. El 30 de enero de 1945, el S-13 al mando de Alexánder Marinesko disparó tres torpedos que hundieron el buque de transporte alemán Wilhelm Gustloff frente a las costas de Polonia. Con hasta 9.000 muertos a bordo, este hecho se convirtió en una de las mayores catástrofes navales de la historia.

Pincha aquí para leer sobre tres armas que influyeron de forma destacada en el triunfo soviético en la Gran Guerra Patriótica.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies