10 armas soviéticas que contribuyeron a consolidar la Revolución cubana (Fotos)

Tanque T-34 en el Museo Girón en Cuba.

Anagoria [CC BY 3.0]
Durante la 2ª etapa del proceso revolucionario en Cuba (1960-1961) el país caribeño recibió material soviético que permitió a Castro y a los suyos salir victoriosos de la invasión de bahía de Cochinos.

1. El T-34

Los primeros ejemplares de este legendario tanque llegaron a la isla en octubre de 1960 a bordo del carguero Iliá Mietrijov. 15 T-34 (dos compañías) participaron directamente en los combates contra los mercenarios que intentaban establecer una cabeza de puente invasora en Playa Girón, entrando en combate contra estos el 15 de junio de 1961.

Ataque cerca de Playa Girón, el 19 de abril de 1961.

2. Fusil Mosin-Nagant 1891/30

La URSS envió varios lotes de este fusil de cerrojo calibre 7,62 × 54 mm a Cuba en los primeros momentos. Aunque hacia los años 60 empezó a ser sustituido por armas automáticas, seguía siendo un fusil excelente.

3. Fusil AK-47

Fue exportado en un principio a la isla caribeña en pocas unidades. Sin embargo, este arma fue de lo mejor que llegó a manos cubanas, ya que era realmente moderna, resistente y muy fiable, hasta en las condiciones muy desfavorables. Más tarde se convertiría en arma regular de la infantería cubana.

Fidel Castro con un AK-47.

4. Subfusil PPSh-41

Arma legendaria de la Segunda Guerra Mundial acabó convirtiéndose en un símbolo soviético de la gran victoria obtenida sobre la Alemania Nacionalsocialista. También fue utilizada por las milicianas cubanas.

5. Mortero pesado M-43 de 120 mm

Conocido como “Samovar”, su vida activa se alargó desde la Segunda Guerra Mundial hasta finales de los 80, incluyendo su pertenencia al arsenal cubano.

6. Mortero 82-PM-41 de 82 mm

El M-41 o Modelo de 1941, se creó como mortero para batallones de infantería, comenzando su producción en 1941.

7. Obús M1938 (M-30) de 122 m

Esta arma, que entró por primera vez en acción en la Segunda Guerra Mundial, se fabricó en la URSS entre 1939 y 1955.

8. Obús BS-3 M1944 de 100 mm

Diseñado en la URSS, fue un cañón antitanque y de artillería utilizado exitosamente en los últimos escenarios de combate de la Segunda Guerra Mundial, manteniéndose en servicio en el Ejército Rojo hasta los años 1950. En la actualidad, algunos países siguen operándolo.

9. Obús M1937 de 152 mm

Fue producido en la URSS desde 1937 hasta 1946. La ML-20 vio la acción en la Segunda Guerra Mundial y entró combate en numerosos conflictos durante la segunda mitad del siglo XX.

10. Cañón antiaéreoM1939 de 37mm

El M1939 se desarolló en la década de 1930 y fue utilizado durante la Segunda Guerra Mundial. Durante la Revolución cubana fue usado con éxito en todo el frente oriental contra los bombarderos en picado y otros objetivos de baja y media altitud. El 15 de abril de 1961 algunas de estas baterías defendieron las bases aéreas de San Antonio de los Baños, Ciudad Libertad y el aeropuerto civil de Santiago de Cuba de bombardeos A-26 de la CIA. En Playa Girón hicieron lo mismo, derribando algunos de los aparatos enemigos.

¿Sabías que una vez Fidel Castro hundió un barco estadounidense a cañonazos? Pincha aquí para leer la historia.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies