Tanques de la Unión Soviética creados contra Hitler y EE UU que parecen de ciencia ficción

Alf van Beem
Estas máquinas futuristas debían cambiar la forma de luchar en las guerras, pero nunca entraron en producción masiva debido a la Segunda Guerra Mundial.

Desde 1925 hasta 1960, los ingenieros soviéticos experimentaron con varios tipos de tanques para crear algo que el mundo nunca antes había visto: de tanques voladores a aquellos capaces de resistir la guerra nuclear.

Tanque ovni

Este tanque, el Objeto 279 parece más un ovni que un tanque real. Fue creado al principio de la Guerra Fría, cuando la Unión Soviética y Estados Unidos trataban de fabricar máquinas de guerra capaces de funcionar después de un ataque nuclear.

El Objeto 279 apareció en el escenario mundial en 1959, con todos sus ángulos creados en forma de elipsoide. Esto se hizo en concreto para que resistiese las ondas explosivas provocadas por ataques de misiles nucleares en el campo de batalla (aquel fue el período de la historia cuando ambas naciones creyeron que cada arma/bala/mina/bomba tendría su carga nuclear). 

El Objeto 279 también tenía cuatro orugas que le permitían superar obstáculos más elevados y duros en comparación con otros tanques de finales de los años 50. Así que la máquina era capaz de atravesar fácilmente pantanos y nieve. Su chasis también permitía al tanque superar las barricadas antitanque más habituales de la época. 

Sin embargo, sufría una serie de taras que eclipsaron todos sus puntos fuertes. En primer lugar, esta máquina no era muy maniobrable, por lo que se convertía en un claro blanco al que disparar en cualquier campo de batalla. En segundo lugar, era muy costoso producirlo y mantenerlo. Estas fueron las principales razones por las que la dirección soviética decidió abandonar este proyecto.

Hoy en día sólo existe un ejemplar de un Objeto 279, un prototipo que se puede visitar en los suburbios de Moscú, en el museo de tanques en Kúbinka.  

Tanque alado

En 1937, los ingenieros soviéticos trabajaron en otro ambicioso proyecto: el tanque volador MAS-1. Estaba basado en el blindado ligero soviético BT-7, pero su aspecto era totalmente diferente.

Básicamente, esta máquina era una combinación directa de un tanque ligero y un avión de combate. El “tanque tenia alas plegables en su parte posterior encima, así como quilla y timón para maniobrar durante un “vuelo”.

En la parte delantera este tanque tenía dos propulsores a hélice, de dos palas, que también eran responsables del vuelo. Para poder moverse sobre el terreno, estaba dotado de orugas.

El tanque debía ser operado por una tripulación de dos hombres y estar armado con dos ametralladoras: una ametralladora de gran calibre de 12,7 mm y una ametralladora estándar de 7,62 mm.

Se suponía que esta máquina operaría a gran profundidad tras de las líneas enemigas para reunir inteligencia desde el cielo y desde tierra.

Los ingenieros incluso crearon un modelo de madera del futuro monstruo metálico, pero el comando militar decidió que este tipo de ideas eran demasiado futuristas y decidió no gastar dinero en el intento.

Tanque nadador

En 1937, los ingenieros soviéticos crearon un tanque sobre colchón de aire. El proyecto se denominó tanque anfibio volador y estaba destinado a operar en regiones de bosques pantanosos que los tanques normales difícilmente podrían atravesar.

El blindado se inspiraba en el primer aerodeslizador del mundo, el L-1, creado un par de años antes.

De acuerdo con los proyectos preliminares del tanque, los ingenieros planeaban instalar dos hélices en la parte frontal de la máquina, movidas por dos motores de avión M-25 con 1.450 caballos combinados de potencia.

Con estos motores, el monstruo metálico se convertiría en la primera máquina fuertemente armada capaz de volar a una velocidad de 250 kilómetros por hora a una altura de 25 centímetros sobre el suelo o el agua. Sin embargo, el estallido de la Segunda Guerra Mundial cambió drásticamente los planes del país y el comando militar decidió abandonar todos los proyectos de tanques controvertidos y concentrar a todos los ingenieros en la creación de máquinas de guerra más prácticas.

Pincha aquí para leer sobre el proyecto soviético que pretendía combinar tanques con hidroalas.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies