Investigadores rusos crean un dispositivo de monitorización cardiaca para cosmonautas que usa IA

Pixabay

Investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Skólkovo (Skoltech) en Moscú han desarrollado un dispositivo de alta precisión basado en la inteligencia artificial. Este ingenio puede controlar continuamente el trabajo del corazón, según asegura la institución en su web. El aparato está pensado principalmente para ser usado por cosmonautas, cuyos cuerpos están sometidos a fuertes tensiones durante los vuelos espaciales.

“Un equipo de Skoltech ha creado un dispositivo capaz de monitorear la condición del sistema cardiovascular de los cosmonautas durante su entrenamiento en la Tierra, los vuelos y la rehabilitación posterior”, se puede leer en la página de Internet.

Utilizando inteligencia artificial y los últimos métodos de procesamiento y análisis de datos, este dispositivo puede transmitir las grabaciones de los cardiogramas a través de un canal inalámbrico. Sin embargo, según los científicos detrás de esta invención, este avance tecnológico podría tener repercusiones mucho más allá del sector aeroespacial.

“La solución que hemos propuesto es útil no sólo para los cosmonautas, sino también para la gente común de la Tierra”, afirmó Natalia Glazkova, estudiante de doctorado en el Centro Cósmico Skoltech. Los trastornos del sistema cardiovascular siguen siendo las principales causas de mortalidad entre la población de Rusia y otros países. Creemos que este sistema de recogida y análisis de datos de la actividad cardíaca contribuirá a la mejora de los ámbitos de la protección de la salud, desde la medicina personalizada hasta el desarrollo de medios eficaces de profilaxis de las enfermedades cardiovasculares. También ayudará a mejorar considerablemente la calidad y la esperanza de vida de mucha gente.

¿Sabías que una compañía farmacéutica rusa creó hace dos años un “viagra femenino”? Pincha aquí para leer sobre este fármaco.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies