¿Suelos contaminados por metales pesados? Científicos rusos tienen la solución

Getty Images
Los desechos vegetales orgánicos pueden ayudar a combatir la contaminación del suelo. Un grupo de científicos ha desarrollado un nuevo método que no solo inmoviliza los metales pesados, sino que también permite que el suelo se repare a sí mismo.

Con frecuencia se encuentran en la tierra metales pesados como hierro, zinc, níquel o mercurio, que pueden contaminar las plantas y los animales que dependen de ella.

Científicos del Centro de Ciencias e Ingeniería Computacional y de Datos Intensivos de Skoltech (CDISE), situado en Rusia, y de la Universidad Checa de Ciencias de la Vida, que se encuentra en Praga, presentaron una nueva tecnología para suelos contaminados con metales pesados.

Los humanos hemos alterado los ciclos naturales de algunos metales pesados y no solo se trata de la contaminación directa, que se deriva de la actividad industrial. Los metales se infiltran en la tierra también por la quema de combustibles fósiles, los lodos de aguas residuales y el humo del tráfico. Si las partículas pasan al aire pueden permanecer en la atmósfera y propagar el problema en grandes áreas a través de la lluvia.

Han creado un agente a partir de residuos vegetales capaz de inmovilizar significativamente los metales pesados y que induce al bioma del suelo a autoregenerarse. Además, crea un ambiente más saludable para los organismos que viven en el suelo. Los científicos también establecieron la concentración necesaria del agente para “curar el suelo”.

“La búsqueda de los agentes más efectivos es un tema candente en todo el mundo, debido a la continua expansión de áreas contaminadas por metales pesados”, afirmaron en Skoltech, a través de un comunicado.

Según los investigadores, una de las tecnologías más seguras y asequibles para la solución de este problema ambiental consiste en la aplicación de sustancias naturales con carbono, capaces de absorber metales pesados, lo que ayuda a recuperarse a la comunidad microbiana del suelo.

Los científicos estudiaron tres tipos de sustancias baratas y ampliamente disponibles: carbón biológico, carbón específicamente tratado y sustancias húmicas, que se forman como resultado de la descomposición de proteínas y ceniza.

A lo largo de una serie de experimentos, que se prolongaron durante 60 días, los investigadores dilucidaron cómo diferentes cantidades de sustancias influyen en las características químicas, biológicas y toxicológicas de los suelos contaminados por metales pesados.

Seleccionaron un agente obtenido de desechos vegetales y capaz de inmovilizar metales pesados y mejorar el ecosistema del suelo en general.

“En nuestra opinión, las sustancias húmicas son las más prometedoras, ya que hay una amplia gama de indicadores en el estudio que confirma el gran efecto positivo sobre el suelo. Se continuará la investigación en esta línea”, afirmó María Pukálchik, investigadora de Skoltech.

Los resultados del estudio se publicaron en la revista Chemosphere.

Así es Norilsk, la ciudad más contaminada de Rusia.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies