El nuevo helicóptero militar Mi-38 de Rusia ha tardado 4 décadas en ser producido

Vitali V. Kuzmín
Es semiautomático y cuesta menos que sus competidores extranjeros.

A principios de noviembre, la compañía Helicópteros de Rusia voló por primera vez la versión para paracaidistas del nuevo helicóptero polivalente Mi-38. Tras someterse a una serie de pruebas, el helicóptero entró en producción en serie en 2018 y se está preparando para entrar en los mercados de la aviación civil y militar.

El Mi-38 es el reemplazo del Mi-8, el helicóptero soviético multipropósito que se convirtió en un éxito de ventas en todo el mundo, y competirá con sus poderosos homólogos europeos y estadounidenses.

Ya en la década de 1980, los diseñadores de helicópteros rusos estaban considerando reemplazar el helicóptero más producido en masa del país. Sin embargo, la perestroika (las reformas de Gorbachov), el colapso de la Unión Soviética y la subsiguiente crisis económica en el país retrasaron la modernización del helicóptero. Así que, el Mi-38 ha tardado mucho en hacerse realidad.

¿Qué diferencia al nuevo Mi-38?

Según sus diseñadores, es el sistema de vuelo más automatizado del mundo y es capaz de transportar unas cinco toneladas de carga a lo largo de una distancia de 1.300 km. Sus sistemas a bordo le permiten volar en modo de piloto automático, incluyendo despegar, aterrizar y mantenerse fijo a una altitud determinada.

El Mi-38 tiene una tripulación de dos personas. Su cabina es increíblemente confortable y cuenta con los últimos sistemas electrónicos instalados.

La aeronave ha sido equipada con dos motores de hasta 5.000 CV de potencia cada uno. En operación aumentada, su potencia puede alcanzar 7.000 CV.

Dispone de un único rotor de elevación con seis palas, conectado a un sistema de control hidráulico. El rotor antipar cruciforme está situado en la cola del avión. Las cuchillas están hechas de fibra de vidrio, ultra fuerte y ligera.

Gracias a todas estas características, el nuevo helicóptero ruso Mi-38 puede transportar hasta 30 pasajeros. Sin embargo, no es barato: cuesta alrededor de 16 millones de dólares, aunque, dicho esto, sus contrapartes europeos y estadounidenses resultan alrededor de 5 millones de dólares más caros. Por ejemmplo, el AS332 Super Puma francés cuesta 20 millones de euros.

Pincha aquí para leer sobre el Mi-171A2, el helicóptero ruso que pretende conquistar América Latina.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies