6 vehículos anfibios soviéticos: de las primeras copias americanas a los modelos nacionales

La URSS produjo vehículos poderosos que podían ser utilizados en todas las condiciones, tanto en tierra como en el agua. Al principio eran copias, más o menos exitosas, de modelos estadounidenses, pero luego vinieron gigantes enteramente diseñados en la patria.

1. GAZ-46 MAV

MAV (mali avtomobil vodoplávayushchi) significa coche flotante pequeño. Estas siglas hacen referencia a que estaba propulsado por el motor de uno de los coches soviéticos más populares, el Pobeda (Victoria), que entró en producción en la URSS poco después de la Segunda Guerra Mundial.

Parece que este coche anfibio era una copia del GPA de Ford. No es difícil, de hecho, encontrar similitudes obvias entre los dos vehículos. El GAZ-46 se fabricó en el período de 1953-1958 y fue diseñado para el transporte de tropas y la realización de diversas tareas militares en entornos acuáticos. Era realmente pequeño y sólo podía acoger hasta un máximo de cinco personas.

2. BAV-485

La URSS también necesitaba vehículos anfibios más grandes, por lo que sus diseñadores de automóviles crearon el modelo BAV, en el que la B significa bolshói (grande), es decir, coche flotante grande.

El BAV también se basaba en un vehículo americano: el camión anfibio DUKW-353. La URSS había recibido cientos de ejemplares de este tipo durante la Segunda Guerra Mundial como parte del programa de Préstamo y Arriendo.

La versión soviética podía transportar a 28 personas o 2,5 toneladas de carga a bordo. El BAV-485 se fabricó hasta principios de la década de 1960, pero fue utilizado ampliamente en los países del bloque oriental y Oriente Medio durante otras dos décadas.

3. PTS

En los años sesenta, la URSS lanzó otro proyecto, esta vez absolutamente nacional. Se llamaba PTS, y era un medio de transporte anfibio de tamaño medio. Resultó ser el antepasado de toda la posterior familia de anfibios de transporte. Los últimos desarrollos y modificaciones de aquel proyecto todavía se utilizan en el Ejército ruso.

La primera versión se presentó en 1965. Tenía una capacidad de carga dos veces superior a la del BAV: cinco toneladas. También contaba con equipo y blindaje que permitía al vehículo trabajar en zonas afectadas por la radiación, armas biológicas o químicas.

4. VAZ-2122 Reká

El crossover soviético más popular, el Niva, fue capaz de encantar incluso a los duros oficiales del Ministerio de Defensa, que pidieron una versión anfibia. Fue diseñado en 1976 bajo el nombre de Reká (Río), pero luego, durante diez años, VAZ le realizó modificaciones, tratando de optimizar el sistema de refrigeración del motor.

Se fabricaron un total de 21 ejemplares de este vehículo, que no cumplió las expectativas de los militares soviéticos. La perestroika de Gorbachov y el colapso de la economía soviética asestaron el golpe definitivo al proyecto y terminaron los experimentos para producir un Niva flotante.

5. LuAZ-967

Este vehículo también fue diseñado para cubrir las necesidades de las tropas aerotransportadas, con el objetivo de evacuar a los soldados heridos del campo de batalla y entregar suministros de munición. Fue construido de tal manera que podía ser conducido estando casi tumbado.

El LuAz era lo suficientemente ligero como para ser transportado por aire, lo que afectaba a su capacidad de carga útil: unos 400 kilos. A diferencia del anfibio Niva, este vehículo fue producido masivamente en las décadas de 1960 y 1970.

6. UAZ 3907 Yaguar

La fábrica de automóviles UAZ en Uliánovsk (870 km al este de Moscú) ha producido un gran número de vehículos todoterreno populares en la URSS y la Rusia postsoviética. A finales de los años setenta, comenzó a desarrollar un vehículo anfibio ligero para el Ejército y las tropas fronterizas. Tenía que ser capaz de transportar 600 kilos. Esto se consiguió a principios de la década de 1980.

En 1989, UAZ había producido 14 vehículos Yaguar probados con éxito. El vehículo podría haber sido muy bien maniobrado en el agua, acelerado a 100 km/h e incluso soportado la onda de choque de una explosión nuclear. Sus diseñadores han afirmado que ningún ejército en el mundo tenía un vehículo así. En dos años, el Ejército lo aprobó, pero entonces se derrumbó la Unión Soviética, y el proyecto, como muchos de ese período, fue archivado.

Pincha aquí para ver un nuevo hovercraft ruso capaz de sobrevivir a un apocalipsis zombi.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies