Venezuela quiere ensamblar vehículos KAMAZ y pagar a la empresa rusa con el petro

Mijaíl Voskresenski/Sputnik
El ministro de Comercio Exterior de Venezuela, José Vielma Mora, anunció en un comunicado oficial la intención de ensamblar vehículos de la marca rusa y pagar con criptomonedas.

José Vielma Mora informó, tras la celebración de un encuentro de la Comisión Mixta Rusia-Venezuela el pasado 3 de abril, que se estudian posibles alianzas con la empresa rusa KAMAZ “en el tema de adquisición de partes, repuestos, cauchos y baterías”. El funcionario subrayó también que Venezuela quiere “continuar con el ensamblaje de estos vehículos en nuestro país y ver las formas de pago, en las que estamos incluyendo un pago a través del petro, nuestra criptomoneda”, según la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Los medios rusos han hecho eco de la noticia. La agencia de noticias rusa RNS se puso en contacto con la empresa KAMAZ para aclarar los detalles del posible acuerdo con Venezuela. Un representante oficial de la compañía, cuyo nombre no se menciona, afirma que están esperando una propuesta oficial para estudiarla: “No hemos recibido una propuesta formal. Cuando la recibamos, la miraremos, la estudiaremos y después de esto tomaremos la decisión”.

Los representantes de la empresa reiteraron en numerosas ocasiones su interés hacia el mercado latinoamericano. Desde hace varios años se está abriendo nuevas posiciones en América Latina.

Así, en 2012, la empresa rusa inició la fabricación de autobuses en Colombia bajo su propia marca, convirtiéndose en el primer suministrador de autobuses con transmisión automática en este país. Los vehículos se fabrican a partir de un chasis desarrollado especialmente por los diseñadores de KAMAZ para las condiciones locales. Sobre esta base, en la fábrica Busscar del departamento Risaralda, se lleva a cabo el ensamblaje final. También hace varios años se suministran chasis a Venezuela.

En 2014 KAMAZ empezó las negociaciones con Argentina sobre la construcción de una planta para la fabricación de vehículos. Ese mismo año la empresa rusa puso en marcha la producción conjunta con Perú de autobuses turísticos con el chasis KAMAZ 4308. El ensamblado se realiza en las instalaciones de la empresa peruana Modasa.

Así se ha abierto paso la marca rusa en América Latina.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies