¿Por qué los insectos africanos se ponen a dieta para sobrevivir a las sequías?

entomart
Un equipo de científicos rusos y japoneses investigó el misterioso proceso que permite que una mosca africana fuerte y resistente, la Polypedilum vanderplanki, sobreviva a períodos de sequía en sus Nigeria y Uganda natales.

Los humanos no son la única criatura en el mundo que se pone a dieta para verse y sentirse mejor. El Polypedilum vanderplanki, que se parece a un mosquito pero, de hecho, es un insecto que no pica y que vive en las regiones sub-áridas de África, se reseca con el objetivo de sobrevivir. 

Los investigadores descubrieron que el insecto ha adaptado una proteína para ayudarlo a sobrevivir en condiciones extremadamente secas. Sus hallazgos dilucidan algunos de los misterios del proceso de auto-secado y demuestran cómo la proteína conservadora adquirió una nueva función.

Al igual que la polilla común, las larvas de Polypedilum vanderplanki viven en charcos secos. Para sobrevivir en estas condiciones, son capaces de entrar en un estado de anhidrobiosis, por el cual un organismo se seca casi completamente, cesando sus procesos fisiológicos y bioquímicos. Para entrar en este estado, las larvas reemplazan el agua de sus cuerpos por trehalosa disacárida. En este estado, las larvas pueden mantenerse con visa durante años y resistir a tensiones tales como los efectos del nitrógeno líquido y la acetona.

Sin embargo, hasta ahora no estaba claro cómo se regulaban los genes responsables de este proceso de auto-secado y, a través de su investigación, el equipo ruso-japonés descubrió la proteína que activa los genes que ayudan a las larvas de Polypedilum vanderplanki a entrar en la anhidrobiosis.

“El Polypedilum vanderplanki en realidad toma la proteína de sus propios organismos y la adaptó para sus necesidades propias”, explicó Pável Mazin, investigador de Skoltech con sede en Moscú y autor principal del estudio. “Este es un ejemplo asombroso de la plasticidad de los sistemas reguladores, especialmente los conservadores”.

En primer lugar, los científicos utilizaron análisis bioinformáticos para las predicciones, y más tarde confirmaron sus hallazgos con experimentos. Los resultados de su estudio han sido publicados en PNAS.

En particular, descubrieron que uno de los actores centrales en el proceso es la proteína activadora de choque térmico, una proteína cuyas funciones son bien conocidas en muchos organismos vivos. Esta proteína suele desencadenar una respuesta protectora frente al estrés, papel que desempeña en una amplia gama de organismos, desde la levadura hasta el ser humano. Pero el Polypedilum vanderplanki ha adaptado la proteína para satisfacer sus propias necesidades de supervivencia.

Según Mazin, la investigación es sólo el primer paso. “La proteína encontrada activa cerca del 30% de los genes involucrados en el secado de las larvas”, dijo el científico. “Lo que activa el resto de los genes y cómo se regula el proceso inverso (la salida de las larvas de este estado) está aún por resolverse”.

Si quieres aprender a perder peso a la manera rusa, pincha aquí.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies