Rusia pondrá en órbita dos satélites de vidrio de ultra alta precisión

Getty Images
Rusia está a punto de colocar dos esferas de vidrio en órbita, satélites que serán responsables de todo tipo de mediciones y estudios de alta precisión. Los objetos ayudarán a prevenir los desastres naturales en la Tierra, así como a vigilar el campo gravitacional de nuestro planeta y a supervisar el arsenal de tecnología rusa en órbita.

El lanzamiento, cortesía de la filial de Roscosmos ‘Sistemi Preciznogo Priborostroeniya’, está previsto para octubre de 2018. Esta empresa se especializa en lentes multicapa de ultra-alta precisión, el planteamiento utilizado para la creación de las dos esferas de vidrio.

Sólo dos países, además de Rusia, lo que hoy en día son tecnológicamente capaces de producir este tipo de satélites: Estados Unidos y Francia.

Se han fabricados tres satélites esféricos, con dos previstos para lanzamiento orbital, y otro que se montará en tierra como transmisor.

Cuando están en órbita, los satélites de vidrio se asemejan a los blancos en un campo de tiro, y se utilizan para medir distancias por medio de láseres terrestres, de los hay repartidos alrededor de  40 en todo el globo. A diferencia de los sistemas más antiguos, como el americano LAGEOS, las nuevas esferas de fabricación rusa serán exactas hasta el décimo de milímetro. “Esto supone un logro récord, dado que los otros sistemas solo se quedan a 1000 veces cerca de esta cifra”, contó a Izvestia el director del SPP, Yuri Roy.

La necesidad de tales satélites basados en lentes de alta precisión es obvia: cubren una amplia gama de usos, no sólo el medir el campo gravitacional de la Tierra, sino también aumentar la precisión de GLONASS, o incluso medir los movimientos tectónicos de las placas bajo nuestros pies.

El primer satélite fabricado en su totalidad de vidrio fue lanzado en 2009, y se llama BLITS, o “bola lenteen el espacio”. Estuvo situada a unos 800 km por encima de nosotros antes de estrellarse en 2013, tras colisionar con los desechos espaciales de otro satélite. Las nuevas esferas de vidrio doblarán esta órbita. A unos 1.500 km, la atracción gravitacional de la Tierra se detiene y los científicos están planeando utilizar este hecho para producir resultados en mejores mediciones geofísicas y geodésicas.

¿Quieres leer sobre las diferencias entre los sistemas de navegación GLONASS y GPS? Pincha aquí para hacerlo.

Haz click aquí si quieres suscribirte a nuestros boletines semanales.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más

This website uses cookies. Click here to find out more.

Accept cookies