¿Para qué necesita Rusia un hotel de lujo en la Estación Espacial Internacional?

NASA/Tracy Caldwell Dyson
A finales de 2017, la corporación rusa, Energía, anunció que pretende transformar la Estación Espacial Internacional (EEI) en un hotel de lujo. Si tiene éxito el proyecto se hará realidad en 2022

La Corporación Espacial y de Cohetes Energía, que fabrica misiles balísticos, naves y componentes para estaciones espaciales ha propuesto construir un nuevo módulo para turistas en la Estación Espacial Internacional. Roscosmos, la agencia espacial rusa, ha confirmado que los planes existen y que en estos momentos se encuentran bajo un proceso de supervisión.

Según lo que se sabe hasta el momento, el hotel espacial de 20 toneladas podría contar con hasta cuatro sectores de unos dos metros cúbicos cada uno, además de dos estaciones “higiénicas y médicas” del mismo volumen. Cada una de las habitaciones contaría con un ojo de buey de 228 mm de diámetro y la sala de estar tendría una ventana de 426 mm.

Eso sí, el coste de un billete no es nada barato... y asciende a 40 millones de dólares. Por ese precio un turista podrá pasar una o dos semanas en la Estación Espacial Internacional. Por unos 20 millones adicionales sería posible hacer una caminata espacial en compañía de un cosmonauta profesional y también se baraja la posibilidad de aumentar la estancia en la EEI hasta un mes completo.

¿Para qué necesita Rusia un hotel de lujo en el espacio? El turismo espacial está aumentando su popularidad como una manera de obtener beneficios para la cara industria espacial, aunque la razón principal es que Rusia solo utiliza el 30% de su segmento en la estación.

“Merece la pena expandir la parte rusa y renovarla”, explicó a principios de 2017 Vladímir  Sólntsev, director de Energia. “Nuestros módulos de la EEI tienen entre 20 y 25 años y han agotado sus recursos. Se están volviendo menos eficientes para hacer experimentos y el trabajo. ¿Por qué no transformarlos en un hotel para el turismo espacial?”

Parece que, en vez de transformar los antiguos segmentos, la agencia espacial rusa ha decidido construir unos nuevos. Se estima que el módulo turístico costaría entre 279 y 446 millones de dólares. Para reducir el coste inicial, Energía quiere enviar al menos 12 pasajeros que podrían desembolsar 4 millones de dólares, de modo que la compañía podría comenzar el desarrollo del módulo.

Según apuntan en Energia, la construcción de un módulo como este tardará al menos cinco años, pero la fecha de vencimiento de la EEI será 2028. ¿Implica esto que, con el proyecto del nuevo hotel, se alargue más de seis años la vida de la EEI? “Los detalles se anunciarán dentro de poco”, explicó el representante de la agencia espacial rusa a Russia Beyond.

La vida en la EEI es una auténtica aventura, si quiere saber cómo es realmente, hay una cuenta de Instagram que te lo muestra. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lea más