10 destacados retratos de figuras históricas de Rusia

Lev Tolstói, Nicolás II o Lenin, entre otros bajo la mirada de los pintores rusos.

‘Retrato de Alexñander Pushkin’, 1827.

Estos dos grandes figuras de la cultura rusa del siglo XIX se “reúnen” en este cuadro. La túnica sobre los hombros del artista es un homenaje al británico Lord Byron.

‘Retrato del compositor Modest Mussorgski’,  1881.

Se pintó pocos días antes del fallecimiento del músico. El sufrimiento provocado por la enfermedad aparece reflejado en su rostro, en la manera de mirar. 

‘Iván el Terrible y su hijo Iván el 16 de noviembre de 1581’, 1885.

Habitualmente se suele llamar a este trágico cuadro Iván el Terrible mata a su hijo. Fue prohibido por el zar Alejandro III y se colocó en una sala privada de la Galería Tretiakov, donde se presentaba solamente a invitados seleccionados.

‘Retrato de Konstantín Korovin’, 1891.

El artista está vinculado al impresionismo, una tendencia que nació en Francia y se extendió rápidamente por Europa en el último cuarto del siglo XIX. 

‘Retrato de Nicolás II”, 1900.

Los retratos formales de Serov de finales del siglo XIX no tenían poses heroicas. En sus óleos los modelos no se mostraban en ceremonias o llenos de pompa sino que posaban de manera muy natural. Este retrato del zar Nicolás II es uno de los más conseguidos.

‘Lev Tolstói descalzo’, 1901.

Lev Tolstói e Iliá Repin eran buenos amigos. El artista visitaba habitualmente Yásnaia Poliana, la residencia del escritor, donde pintó numerosos retratos. Esta pintura de 1901 muestra a Tolstói en el bosque y es una muestra de la búsqueda espiritual del escritor en un momento en que estaba interesado por el ascetismo, la simplificación de la vida y el acercamiento la gente sencilla.

‘Retrato de Fiódor Chaliapin’, 1921.

Esta pintura del famoso cantante de ópera es una auténtica obra maestra. El artista, Borís Kustódiev, lo ve como una gran hombre con personalidad y lo refleja en la obra. 

‘Retratos de Piotr Kápitza y Nikolái Semiónov’.

En 1921 Kustódiev pintó a estos dos hombres que solo pudieron pagarle con un pollo y un par de sacos de harina. Años después obtuvieron el Premio Nobel de Química, concretamente en 1956. 

‘Retrato de Lenin’, 1934.

Petrov-Vodkin era un pintor sobresaliente, un teórico original, un talentoso escritor y una eminente figura pública. Este individuo multifacético, hijo de su propia época, pintó cuadros muy variados, desde iconos hasta retratos de Lenin

‘Retrato de Vsévolod Meyerhold’, 1938.

Se trata de una de las obras maestras de Piotr Konchalovski. El retrato del director teatral, actor y productor es un homenaje pictórico a Matissse, un símbolo del esteticismo y la soledad humana. Se pintó en 1938 cuando el hombre de teatro había caído en desgracia por no contar con el apoyo de Stalin. Poco después del retrato, Meyerhold fue detenido y fusilado.

Cinco artistas rusos infravalorados que tienes que conocer

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies