Pintores recrean un Moscú de otra época

Así veían la capital rusa estos artistas de hace más de un siglo. Disfruta de un viaje temporal y estético.

‘Plaza Lubiánskaia en invierno’ (1905).

Moscú siempre ha sido una fuente de inspiración para los artistas gracias a la belleza de sus iglesias, sus edificios históricos, sus anchas calles y sus patios ocultos. Muchos artistas han capturado todo esto en sus obras.

‘Campanario de Iván el Grande’ (1876).

Vasili Súrikov nació en Krasnoyarsk y es de origen cosaco. Se mudó a Moscú en 1876, cuando se estaban realizando los frescos de la catedral de Cristo Salvador. Aunque soñaba con volver a Krasnoyarsk pintó hermosos paisajes de Moscú. Como por ejemplo esta estampa del Kremlin en invierno de 1876.

‘Kremlin’ (1876).

Vasili Súrikov prestaba gran atención a la composición de sus trabajos. Se ganó el mote de “El compositor”, en los círculos artísticos.

‘Kremlin de Moscú en invierno’ (1880-1901).

Vasili Vereschaguin se hizo famoso por pintar escenas de batallas. Pero en la cumbre de su carrera escribió: “Nunca pintaré otro tema de batallas, nunca... Me tomo de forma muy personal lo que pinto. Lloro por el infortunio de cada soldado muerto”. 

‘Casetas de feria en Moscú’.

Konstantín Makovski nació y creció en Moscú en el seno de una familia relacionada con el arte. Al comienzo de su carrera estaba más inclinado al romanticismo aunque poco después viró hacia el realismo.

‘Puente de Todos los Santos y el Kremlin’.

Apollinari Vasnetsov dirigió la comisión de estudio del antiguo Moscú y trabajó en excavaciones arqueológicas. Pintó el puente de Todos los Santos, muy cercano al Kremlin y que fue construido en 1693.

‘Vista de Moscú. Distrito Miasnitski’ (1912-1913).

Iliá Mashkov fue uno de los más significativos y al mismo tiempo uno de los más característicos pintores del círculo de Sota de Diamantes.

‘Catedral de San Basilio’ (1913).

Aristarj Lentúlov conoció a los partidarios del cubismo cuando estudiaba en París. Para él Moscú toma el aspecto de una maravilla arquitectónica milagrosa y floreciente gracias a la representación dinámica de los edificios. 

‘Puente de Moskvoretski’ (1914).

Konstantín Korovin nació en Moscú. Aunque viajó mucho por todo el mundo, siempre regresaba a su ciudad natal. Trabajó en los decorados del Teatro Bolshói. Esta pintura muestra una vista del Kremlin desde el hotel Bálchug.

‘Bazar del Domingo de Pascua en la Plaza Roja’ (1916).

El artista Konstantín Yuon encontró su verdadera vocación en la pintura de paisajes. Sus obras muestran una clara influencia de los impresionistas franceses y la originalidad del realismo ruso del siglo XIX.

‘Domingo de Pascua junto a la puerta Spasski en la Plaza Roja en Moscú’ (1917).

Borís Kustodiev tuvo una inflamación en la columna en 1909. Pasó los siguientes 15 años en una silla de ruedas y pintando boca abajo. Entonces pintó sus obras más luminosas, temperamentales y alegres.

‘Nueva Moscú’ (1937).

Esta pintura es parte de una serie de obras sobre Moscú que Yuri Pímenov comenzó a pintar en los años 30. Era poco habitual ver una mujer al volante en aquella época. La imagen era como un símbolo de una nueva vida y de una nueva Moscú.

‘Moscú’ (1967).

Ivan Albright fue un artista estadounidense. Viajó mucho por el mundo y se fijaba siempre en los pequeños detalles. Pintó de negro las paredes de su estudio en EE UU.

10 fotos del Moscú de hace un siglo

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies