“Rusia lleva a cabo una política responsable en América Latina”

Alexander Schetinin, director del departamento de América Latina del Ministerio de Exteriores de Rusia.

Alexander Schetinin, director del departamento de América Latina del Ministerio de Exteriores de Rusia.

servicio de prensa
Alexander Schetinin, director del departamento de América Latina del Ministerio de Exteriores de Rusia, habla sobre las líneas generales de la política rusa en la región. Recientemente medios estadounidenses han acusado a Rusia de querer construir un centro de reconocimiento de información en Nicaragua, algo que Schitinin considera infundado.

— ¿Cómo avanza la cooperación en el marco militar y tecnológico entre Rusia y los países de América Central?

— Rusia está llevando a cabo una política responsable en Latinoamérica, cuyo objetivo es que las relaciones sean buenas y constructivas, así como alcanzar una cooperación de mutuo beneficio con todos los países de la zona. Valoramos Latinoamérica como un continente y espacio de estabilidad, y no tenemos ningún interés en echar a perder dicha estabilidad y el equilibrio de fuerzas allí existente, incluido el militar.

Toda la región ha establecido regímenes de viaje sin visado con Rusia. Estamos contribuyendo a mejorar la cualificación de los trabajadores locales de las fuerzas del orden en la lucha contra el narcotráfico.  Estamos construyendo una fábrica para la producción de vacunas que cubra las necesidades de toda América Central.

Por lo tanto, no tiene ningún fundamento real el temor de que nuestra cooperación con alguno de los países esté encaminada a influir negativamente en un tercer país.

Es curioso que las acusaciones sobre la posible amenaza rusa en América Central provienen, en general, de fuera de esta zona y justo cuando van a tener lugar eventos importantes en ella.

Este es el caso de los rumores que corren a tan poco tiempo de las elecciones presidenciales de Nicaragua, fijadas para principios de noviembre. Al parecer, alguien ha visto oportuno “influir” en la opinión de los nicaragüenses antes de las votaciones.

— En los medios norteamericanos se han visto publicaciones sobre la posible construcción por parte de Rusia de la estación Glonassen Nicaragua como tapadera para erigir en realidad un centro de reconocimiento de información. ¿Qué puede decir al respecto?

— Nuestra cooperación con Nicaragua para la construcción de Glonass se rige según los tratados internacionales de 2012 sobre exploración y utilización del espacio con fines pacíficos. No se trata de ninguna tapadera en forma de “centro de reconocimiento de información”. Aunque ya que han empezado a inventar rumores, me gustaría reafirmarme en lo que ya he dicho anteriormente: resulta difícil opinar sobre ciencia ficción.

— Costa Rica ha señalado que podría iniciarse una carrera armamentística tras la entrada en escena de los tanques en la región. ¿Moscú comparte el mismo temor? ¿De qué manera actúa Rusia con los países vecinos para evitar que se la situación se tense?

— Nadie tiene como intención cambiar el equilibrio de fuerzas en América Central, ya que esto no serviría a los intereses de nadie, sobre todo a los nuestros. En el marco de las relaciones militares y tecnológicas no hay nada de extraordinario, incluso para la región de América Central, siempre que se respeten las obligaciones internacionales de las partes y la estabilidad global y regional.

El volumen se decide mediante las tareas que propone cada país concreto, como por ejemplo en el ámbito de acción contra el narcotráfico. Recomiendo que se analicen los informes del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo, según el cual el gasto militar de Nicaragua es menor que el de la mayoría de sus países vecinos. En porcentaje sobre el PIB, corresponde a menos de un 1%, lo cual es también equiparable a otros países de América Central.

Por lo tanto puedo afirmar rotundamente que no se está dando ninguna carrera armamentística por parte de Rusia en América Central. No se va a cambiar el equilibrio de fuerzas de la región, pues ello no convendría a ninguna de las partes, ni a Rusia ni a Nicaragua.

Por cierto, con Costa Rica estamos entablando una conversación concreta sobre el tema basado en el respeto y entendimiento mutuos.

— La oposición venezolana intenta por todos los medios echar del poder al actual presidente Nicolás Maduro. Todo ello está teniendo lugar durante la incesante caída de la economía del país. ¿Qué opinión tiene Moscú sobre cómo se está desarrollando la situación en Venezuela?

— Seguimos muy de cerca todo lo que ocurre en la amistosa Venezuela, y estamos en contacto permanente con los altos órganos del país. Partimos de que la resolución de la actual crisis del país tiene que encontrarse por la vía constitucional y deben hacerlo los propios venezolanos, sin intervenciones destructivas exteriores.

Creemos de importancia que las diferentes fuerzas políticas responsables en Venezuela lleguen a un consenso en primer lugar para poder garantizar el desarrollo socioeconómico del país.

Por desgracia, también estamos viendo intentos de estimular desde fuera la oposición mediante un mecanismo de organización regional. Dudamos que de esta manera se llegue a obtener ningún resultado. Esto tan solo conducirá al empeoramiento de la situación y a la escisión de la sociedad, ya que no se centran los esfuerzos en alcanzar un acuerdo nacional.

Consideramos que el campo principal sobre el que se debe trabajar es la economía. Teniendo esto en cuenta, así como las relaciones que hemos venido trabando en los últimos años entre nuestros países, estamos dispuestos a cooperar de manera activa en este ámbito.

— ¿Estaría dispuesta Rusia a actuar a favor de la economía venezolana de manera directa, por ejemplo, otorgando créditos?

— De momento lo esencial es contribuir al funcionamiento estable de la economía del país. Teniendo en cuenta nuestra cooperación, incluida la del ámbito del petróleo y el gas —aunque no solo—, estamos trabajando para que se creen las condiciones económicas que ayuden a nuestros colegas venezolanos a salir de esta situación de crisis. La economía venezolana está estrechamente relacionada con la coyuntura del mercado global del petróleo, por lo que es importante que este sector haga su trabajo de manera precisa y estable para así producir beneficios para el país y que se conformen programas sociales y económicos.

Sin embargo, la cooperación no solo se da en la esfera de los hidrocarburos. También hay que estimular la diversificación de la economía, la cual consideramos es una vía importante para que en el país termine la crisis económica.

Publicado originalmente en ruso en RIA Novosti. 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pinche en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Lea más: 

“Ningún político latinoamericano puede permitirse ignorar a Moscú”

¿Cómo influye el giro hacia la derecha de varios países latinoamericanos en las relaciones con Moscú?

 

 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies