Retos y dificultades de la cumbre de los BRICS

Vladímir Putin y Narendra Modi.
Vladímir Putin y Narendra Modi. / kremlin.ru
El estado indio de Goa acoge este fin de semana la VIII cumbre de los BRICS. Los mandatarios de los cinco países se reunirán para tratar asuntos clave de la actualidad internacional, entre los que se incluye la situación en Oriente Próximo.

"La cumbre debe hacer un balance de lo que ha pasado durante 2016 y marcar nuevos ámbitos para el desarrollo", declaró el director ejecutivo del Comité Nacional de Investigaciones del BRICS, Gueorgui Toloraya, informa Sputnik.

Se espera además que se adopte un Plan de Acción que servirá para establecer las prioridades de la cooperación a corto plazo así como la firma de otros documentos en los ámbitos económico, financiero y humanitario. "Estamos trabajando en un documento final, su aprobación está en una etapa avanzada, un 80% es de asuntos económicos", destacó el viceministro Serguéi Riabkov.

"El tema de Siria no solamente se abordará, sino también se mencionará en la declaración final", declaró a Sputnik el político ruso.

El viceministro agregó que Moscú espera que su enfoque y estimación de la situación en Siria reciba el apoyo necesario y se refleje en el documento final.

"En este caso lo principal es que ningún país de BRICS está dispuesto a orientarse en una solución militar respecto a Siria u otro conflicto en Oriente Medio, los esquemas de cambio forzoso de gobiernos y división de los terroristas en los buenos y los malos", afirmó.

El contexto internacional para la cumbre no es el más apacible, sobre todo debido a los recientes choques fronterizos entre India y Pakistán, que recibe apoyo de China. "La cumbre no puede aislarse de las tensiones entre India y Pakistán. El telón de fondo de la cumbre es incómodo, pero eso no impedirá que se puedan alcanzar acuerdos. No significa que no haya intereses comunes por promover", indicó Toloraya.

Brasil y los nuevos acuerdos de libre comercio

"Los BRICS se enfrentan tanto a desafíos internos como externos", explica Viacheslav Jolodkov, del Instituto Ruso de Estudios Estratégicos. Uno de los objetivos de la cumbre será preservar la unidad del grupo. La nueva situación de Brasil será otro de los retos. "Será necesario demostrar al nuevo líder de Brasil que la pertenencia a este grupo es beneficiosa para el país", declara el experto. "Lo ocurrido este año en Brasil ha dañado algo a los BRICS", apunta Toloraya, quien considera que la mera existencia del grupo irrita a varios países occidentales. "A pesar de la presión sin precedentes de EE UU, los intentos por romper la unidad del grupo han fracasado", comentó al referirse a la crisis brasileña que terminó con la destitución de Dilma Rousseff.

"El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económico (TPP) es una amenaza para todos los países BRICS, pero sobre todo está dirigido contra China. Así que el objetivo de esta asociación en dar una respuesta al TPP", el acuerdo de libre comercio promovido por la Administración Obama con 11 países ( Japón, Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Brunei, Singapur, Vietnam, Canadá, y los latinoamericanos México, Perú y Chile). El analista señaló que el acuerdo establecido en mayo entre Rusia y China para unir la Unión Económica Euroasiática y la Nueva Ruta de la Seda va en esa dirección. "Si el plan recibe el apoyo de ASEAN [Asociación de Naciones del Sudeste Asiático] será un gran éxito. "Soy optimista respecto a la cumbre", concluye el experto.

Apretada agenda de Putin

El mandatario ruso tendrá una apretada agenda durante el fin de semana. Llegará el día 15, asistirá a la cumbre y se reunirá al margen con los líderes de China y de Sudáfrica, Xi Jinping y Jacob Zuma, respectivamente.

"Existe una tradición que se cumple, por así decirlo, en cada evento internacional en el que participan Rusia y China, y consiste en que los líderes de esos dos países realizan sin falta debates bilaterales, así será, por lo visto, en Lima en noviembre, durante el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) ", dijo el asesor Yuri Ushakov, informa Sputnik.

Además, antes de la cumbre mantendrá otro encuentro con el anfitrión de la cumbre, el indio Narendra Modi, en el que se firmará un acuerdo para el suministro de  misiles antiaéreos S-400. "La cooperación técnico-militar es uno de los principales elementos de la asociación estratégica ruso-india", explicó Ushakov, informa EFE.

Adelantó además que Rusia se comprometerá a construir fragatas para la India y ambos países también crearán una empresa conjunta para la fabricación de helicópteros Ka-226. El país eslavo es el mayor suministrador de armas a India, con una cuota del 70% en el periodo 2011-2015, un periodo en el que el país asiático fue el mayor importador mundial de armamento y material bélico, según el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés).

En un comunicado del Kremlin del pasado martes se explicó que "durante la reunión de Putin y Modi se planifica la discusión de diferentes cuestiones de las relaciones bilaterales, sobre todo en la esfera del comercio y la economía".

El mandatario ruso se refirió ayer en una entrevista a agencias a los resultados prácticos que han tenido los BRICS. “Hace falta seguir trabajando para fortalecerlos y buscando temas de interés mutuo para los países de 'los cinco”, declaró Putin en una entrevista a las agencias Sputnik e IANS.

Recordó que en el grupo existen más de 30 formatos de la cooperación entre las instituciones en los ámbitos político, económico, humanitario, de seguridad y aplicación de la ley.

Un ejemplo concreto de esta interacción es la creación del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) y el Acuerdo de Reservas de Contingencia (ARC) de BRICS con el capital total de 200.000 millones de dólares, comentó el mandatario ruso.

"Estoy seguro de que, a medida que el Banco se desarrolla, el rendimiento práctico de su actividad va a crecer, inclusivamente a cuenta de los proyectos que contribuirán a la integración entre los países del grupo BRICS. Este año, el NBD ha empezado a funcionar y ha aprobado los primeros proyectos en todos los países del grupo de los cinco. En esta etapa, el sector prioritario es la energía renovable. Para Rusia es la construcción de pequeñas centrales hidroeléctricas en Carelia con la capacidad de 50 MW por valor de 100 millones de dólares", expresó.


Los BRICS es la asociación informal intergubernamental de Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica.

El término BRIC fue acuñado en 2001 por Jim O'Neill, jefe del departamento de estudios económicos globales de la empresa estadounidense Goldman Sachs, denominando de ese modo cuatro economías emergentes: Brasil, Rusia, la India y China.Tras la incorporación de Sudáfrica en diciembre de 2010, el Grupo adquirió el nombre BRICS.

El PIB total de los países del grupo es el 30 % del nivel mundial, mientras que su población compone el 43%.

La anterior cumbre del grupo tuvo lugar en Ufá (Rusia) en julio del año pasado. El evento más destacado fue la puesta en marcha del Nuevo Banco de Desarrollo, con sede en Shangái y que comenzó a operar a principios de 2016, y del Fondo de reserva. Entre ambos cuentan con 200.000 millones de dólares.

Los países BRICS reclaman desde hace años una reforma del FMI y del Banco Mundial, instituciones dominadas por Occidente, y finalmente decidieron crear una alternativa a estas instituciones.