¿Para qué necesita Rusia bases militares en Cuba y Vietnam?

El centro radioelectrónico de Lourdes, Cuba.

El centro radioelectrónico de Lourdes, Cuba.

AFP/EastNews
El Ministerio de Defensa admitió la posibilidad de reabrir las bases militares rusas en Cuba y en Vietnam. Los expertos militares afirman que el simple hecho de considerar esta posibilidad puede resultar una medida oportuna.

El viceministro de Defensa, Nikolái Pankov, insinuó recientemente ante la Duma sobre la reapertura de las bases rusas en Vietnam y Cuba. Durante su intervención en la Duma explicó que “nos estamos ocupando de esta tarea”, ante la pregunta de un diputado que le preguntó si el Ministerio estaba trabajando en esa línea.

Por ahora no hay una decisión oficial sobre la presencia permanente de las fuerzas armadas rusas en el centro radioelectrónico de Lourdes, en Cuba, y en el puerto vietnamita de Cam Ranh, aunque entre los analistas rusos se debate activamente sobre la utilidad de las bases y su posible uso.

Los pros y contras de la vuelta a Cuba

“En Cuba había un centro de inteligencia radioelectrónica. Creo que ahora debería haber lo mismo”, dice Yevguéni Buzhinski el teniente general en la reserva. En su opinión, la decisión de interrumpir el funcionamiento del centro, que estuvo activo desde 1967 hasta 2002, fue un error.

Buzhinski recuerda que EE UU aún conserva sus instalaciones de espionaje radioelectrónico en la costa del Mar Negro y Turquía: “Los medios radioelectrónicos de inteligencia son siempre útiles, porque las tecnologías cambian y siempre hay cosas que se perfeccionan”.

Sin embargo, hay otros expertos que consideran que en las actuales circunstancias políticas y militares no es necesario recuperar esta presencia militar.

“En el plano militar y estratégico, no hay motivo para el establecimiento de bases militares rusas en Cuba. Este tipo de declaraciones se hacen para provocar el interés de EE UU, con el fin de responder a la creciente actividad de la OTAN en Europa”, explica Maxim Starchak, colaborador científico del Centro de Política Internacional y Defensiva de la Universidad de Queen (Canadá) y del PIR Center.

En opinión de Starchak el Kremlin utiliza las conversaciones sobre la reanudación de su presencia en la isla como una forma de demostrar a Washington “que cada nueva medida solo provoca una reacción en contra, y por lo tanto es necesario negociar”.

Por otro lado, ninguno de los expertos consultados considera que esta decisión de Moscú pueda conllevar una repetición de la Crisis de los Misiles de 1962, ya que es poco probable que el Kremlin estudie la opción de desplegar un contingente militar activo en la base de Lourdes.

Un puerto en Vietnam

En la actualidad ya hay barcos rusos que realizan labores de repostaje en el puerto vietnamita de  Cam Ranh. Si el Ministerio de Defensa decide ampliar la presencia militar, lo más probable es que se trate de una revisión de las actuales condiciones de estancia de los buques en ese puerto.

“Un nuevo acuerdo afectaría principalmente a algunos detalles: qué barcos pueden entrar, qué tonelaje deben tener, si pueden llevar armas o no… Creo que se trata simplemente de la formalización jurídica de algunos acuerdos ya alcanzados”, afirmó  Yevguéni Buzhinski.

En opinión de este especialista, es necesario para Rusia contar con un centro de suministro de material en Vietnam ya que Moscú tiene la intención de reforzar la presencia de la Armada en el océano mundial. “El estacionamiento permanente de barcos rusos en Asia Meridional, sin la necesidad de perder tiempo y recursos en recorrer las grandes distancias que hay desde cualquier puerto de Rusia hasta la base de Cam Ranh, reforzará significativamente las posiciones estratégicas de la flota rusa en el océano mundial”, añade el analista militar de TASS Viktor Litovkin.

No obstante, muchos consideran que no se trataría de una presencia permanente. En opinión de Starchak, la base de Cam Ranh puede servir como punto temporal para la salida de la aviación estratégica de Rusia y los submarinos hacia las zonas de posibles maniobras en Asia y para operaciones de reconocimiento.

“Rusia no dispone de los recursos navales necesarios para tener una presencia permanente fuera de sus aguas territoriales. Por eso la base de Cam Ranh se utilizará para el servicio técnico de la actividad de inteligencia de la Armada y la Fuerza Aérea en regiones cercanas a las fronteras rusas, y también como apoyo a las operaciones de preparación para el combate”, afirmó este analista.

La inquietud de Washington

El refuerzo de la actividad de la Armada rusa en el Sudeste Asiático probablemente provoque la preocupación de EE UU.

“La posible ampliación de la presencia de la Armada rusa en el puerto vietnamita de Cam Ranh y, en consecuencia, la presencia permanente de fuerzas militares rusas en esa región supone una determinada amenaza para la estratégica base naval de EE UU en Guam”, según opina Michael Kofman, colaborador del Instituto Kennan del Centro Wilson.

Ya en 2015, el Departamento de Estado de EEUU pidió al gobierno vietnamita que cancelase el derecho de los bombarderos estratégicos rusos a repostar en la base de Cam Ranh, a causa de los supuestos vuelos 'provocadores' de aparatos rusos cerca de la base de Guam.

Las autoridades vietnamitas, sin embargo, no cambiaron su postura, y el embajador de Vietnam en Rusia expresó la disposición de su país a recibir y prestar servicio técnico a los barcos rusos en la base de Cam Ranh, siempre y cuando esta práctica no este dirigida contra terceros países.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies